Escuchar este artículo

Escasez de gasolina venezolana fortaleció rentas de Cúcuta

Jueves, 18 de Agosto de 2022
El recaudo por la sobretasa de combustibles creció 22 veces en los últimos siete años.

En Cúcuta, el recaudo en la sobretasa de la gasolina, un tributo cobrado por la Alcaldía para apalancar diferentes iniciativas, obras y proyectos plasmados en el Plan de Desarrollo Municipal, ha venido aumentado, dado el reforzamiento de la cultura de la legalidad.

Según cifras de la Secretaría de Hacienda local, antes del cierre de la frontera con Venezuela, este recaudo solo representaba el 0,68% de las rentas propias del municipio, ahora cuenta con una participación del 6% en los ingresos tributarios.


Lea además Palnorte produce tres veces más que hace seis años, cuando se creó


La clausura de los puentes internacionales entre Norte de Santander y Táchira el 19 de agosto de 2015 y los posteriores problemas de producción de combustible en el vecino país impulsaron el consumo de los hidrocarburos nacionales en la región y por esto, para algunos representantes del sector, los 13 millones de galones de combustible exceptuado ($7.576) mensuales ya no alcanzan para abastecer la demanda.

La secretaria de Hacienda de Cúcuta, María Virginia Valencia, destacó que se pasó de recaudar $800 millones en 2014 a recaudar $17.732 millones en 2021, un aumento del 422%, motivado por la escasez de gasolina de contrabando y el consumo de producto colombiano.

 

 

 

Según proyecciones de este despacho, para este 2022 la meta de recaudo en ese concepto es de $13.976 millones. Valencia precisó que, por ser un impuesto menor, su destino es de libre inversión, lo que quiere decir que va a una bolsa global, unida a las demás rentas propias como el impuesto predial e industria y comercio. 


Le puede interesar Colombia mejora en la capacidad de las empresas para reclutar talento


“Con este impuesto principalmente se ha logrado financiar el mejoramiento y la recuperación de la malla vial. Es un tributo muy importante para las arcas de la entidad territorial y para el alcalde porque apalanca inversiones como las que se están adelantando para mejorar las vías principales y secundarias”, añadió.

Valencia también señaló que con estos buenos resultados queda evidenciado que la legalidad sí paga y que se seguirán realizando las gestiones necesarias para que se pueda ampliar los cupos de gasolina en el municipio. 

Es importante recordar que, en Cúcuta, existen 34 estaciones de servicio, las cuales fortalecen el empleo formal.


Lea también: Creación de empresas aumentó 3,7% en el primer semestre de 2022


Economías ilegales

La lucha contra la cadena del narcotráfico, por parte de la Fuerza Pública, es uno de principales retos en Norte de Santander, en donde el Catatumbo se convirtió en la zona de Colombia con más coca sembrada y la segunda en mayor producción de cocaína y base de coca, de acuerdo con las cifras de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc).

 

 

 

Hasta 2020, había allí 40.083 hectáreas de cultivos de uso ilícito, principalmente en Tibú, así como en Convención, El Tarra, Teorama y Sardinata. La cadena del narcotráfico deja jugosas rentas a los grupos armados, por lo que es la principal economía ilícita en el departamento.

El estudio ‘Economías ilícitas, movilización social y ambigüedades’ de la Universidad del Rosario, de ese año, señala que estas actividades han constituido durante mucho tiempo una realidad generalizada por varias razones, que van desde las oportunidades que ofrecen hasta las motivaciones sociales y culturales, así como las transformaciones geopolíticas globales. 

“La cocaína, por ejemplo, es un producto que tiene una plusvalía extrema­damente alta, con una diferencia entre el costo de producción y el valor de venta de hasta 10.000%. Pero, por otra parte, las drogas también se han asociado durante mucho tiempo con preocupaciones menos pecuniarias”, sostiene el informe.


Lea aquí: La ANDI presentó a las empresas más innovadoras del país en 2022


El mayor general Omar Esteban Sepúlveda, comandante de la Segunda División del Ejército, precisó que las economías ilícitas están coordinadas por los grupos ilegales Eln, frente 33 de las disidencias de las Farc, Los Pelusos y “lo poco que queda del Clan del Golfo”, que sobrevive por los recursos que le genera la cadena del narcotráfico.

“Ellos se nutren de ahí para financiar sus atentados contra la población civil y la Fuerza Pública. Además, otra actividad que les genera recursos es la extorsión y se ha combatido de manera sostenida, pero desafortunadamente no hay muchas denuncias, la gente prefiere pagar. El contrabando es otra economía ilícita, sobre todo de combustible, el cual antes se hacía de Venezuela a Colombia, pero ahora, por la situación del vecino país, ha aumentado el contrabando de la gasolina nacional”. 

Sepúlveda manifestó que el contrabando se evidencia en Herrán, Ragonvalia, Toledo, Cúcuta, Villa del Rosario, Los Patios, Puerto Santander y Tibú.

 

 

 

 

Menos plata para inversión social

Sergio Entrena, secretario de Hacienda departamental, informó que, en los últimos años, este despacho ha implementado el Plan Operativo de Fiscalización, conformando un grupo interdisciplinario de personas que lideran la lucha anticontrabando, el cual cuenta con el apoyo de la Federación Nacional de Departamentos (FND)

Añadió que este equipo lleva a cabo campañas enfocadas a combatir la evasión de impuestos al consumo de licores y cigarrillos, lo que ha permitido fortalecer estas dos grandes rentas, las cuales son el sustento de la inversión social, la salud, el deporte y la educación. 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion
 

Image
Leonardo Favio Oliveros Medina
Leonardo Favio Oliveros

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda