Escuchar este artículo

¿Ya no hay escasez de productos en Venezuela?

Viernes, 19 de Agosto de 2022
Los productos colombianos llevados desde Norte de Santander son más baratos que los fabricados en el país vecino.

En Venezuela, los anaqueles de los supermercados vuelven a lucir llenos de todo tipo productos y de diversas marcas, al igual que los mercados populares, en donde se exhiben productos importados y nacionales, que son ofertados en su mayoría en monedas extranjeras.

Por ejemplo, en San Cristóbal, en gran parte de las barriadas y comercios céntricos, la escasez de productos alimenticios fue suplida por una gran variedad de víveres colombianos, que van desde detergentes, hasta leche en polvo, los cuales son muy apetecidos por los consumidores regionales porque sus costos son inferiores a los de producción nacional. 


Lea además: Palnorte produce tres veces más que hace seis años, cuando se creó


Tachirenses, como Carmen Herrera, consideran que ya se ven muchos artículos con la ayuda de Colombia, por lo que aseguró que ya se consigue casi todo, pero a precios exorbitantes, sin que existan “montos justos” para muchos de los artículos de la canasta alimentaria.

“Seguimos sin que nos alcance el dinero para comprar todo lo que necesita una familia”, expresó la pensionada.

Pietro Cennicola, presidente de la Asociación de Comerciantes del estado Táchira (Aceta), refirió que el abastecimiento de productos de diferentes naturalezas en Venezuela, poco a poco, se ha ido recuperando, tanto en cantidad como en diversidad, por lo que se puede apreciar un buen surtido en pequeños abastos y bodegas de diversas barridas. 

“Igualmente en las farmacias hay de todo tipo de medicamentos, por lo que se pudiera decir que se ha recuperado lo básico”, expresó Ceniccola. 


Le puede interesar: Colombia mejora en la capacidad de las empresas para reclutar talento


No obstante, algunos sectores comerciales, como los concesionarios de automóviles, no tienen nuevos vehículos en inventario, desde hace muchos años, puntualizó el representante comercial. 

El presidente de Aceta coincidió en que gran parte de la población económicamente activa no tiene un salario que corresponda con los niveles de consumo que requiere una persona para hacer una vida normal, y tener bienestar. 

Señaló que hay muchos estudios que revelan que el costo de la cesta básica es superior a la cantidad del salario establecido, lo que crea un inconveniente, aunque haya disponibilidad de los productos en los anaqueles, pues, se puede crear una situación de atraso en los inventarios, porque la población no tiene la capacidad de consumir todo lo que está exhibido, por lo que para los sectores comerciales podría ser un juego un poco peligroso.

Es importante señalar que la escasez de artículos de producción nacional cesó a medida que el gobierno venezolano dejó de regular los precios de los productos de la canasta alimentaria, como ocurrió entre 2016 y 2018, cuando estableció precios a productos como la harina de maíz, por ejemplo, y se dejaron de usar mecanismo de capta huellas para la adquisición de los mismos. 


Lea también: Creación de empresas aumentó 3,7% en el primer semestre de 2022


La coordinadora de documentación de la Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia (Codhez), Loiralith Chirinos, expuso que no se puede afirmar de manera absoluta que en Venezuela no hay escasez de productos e insumos. 

Explicó que, aunque es cierto que ha habido una mejoría notable, en ciertas zonas del país se les es difícil el acceso a algunos alimentos básicos, por ejemplo, en Maracaibo, estado Zulia, se presenta un grado de escasez en algunos cortes de carne de res y pollo, frijoles y algunas frutas. 

La otra realidad apunta a que el incremento constante del precio de los alimentos, hace inaccesible la compra de alimentos básicos, según el monitoreo que realiza Codhez, cada quincena, en varios estados del occidente de Venezuela, en vista de que el sueldo mínimo es el equivalente a 20 dólares (86.320 pesos). 

Chirinos destacó que el mejoramiento de surtido en los comercios, se debe al esfuerzo que están tratando de hacer los productores de alimentos y materias primas y transportadores venezolanos, a fin de satisfacer las necesidades de la población. 

Durante un sondeo aplicado por La Opinión en la ciudad venezolana de San Cristóbal, Kevin Ramírez, expresó que sí hay productos, pero no le alcanza para comprar todo lo que necesita, por ejemplo, él gana 150 bolívares semanales, que solo le alcanza para la compra de víveres, y se queda sin poder comprar proteínas. Por ello, comentó que el aire de mejoría del país solo lo sienten quienes tienen familia afuera del país y reciben remesas en dólares. 

Emily Esquivel, comerciante de víveres del Mercado Pequeños Comerciantes, dijo que los venezolanos están prefiriendo los productos colombianos debido a que los de producción nacional cada día suben de precio; además, los productos venezolanos todavía no muestras gran variedad para satisfacer todos los gustos de los consumidores. 

Los comerciantes aseguraron que los venezolanos siguen buscando las rebajas en los precios para estirar el dinero, mientras que los vendedores informales obtienen de ganancias por producto al menos 200 pesos colombianos.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Redacción: Anggy Polanco
 

Image
La opinión
La Opinión

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda