En el barrio en honor a García Herreros, luchan por mayor visibilidad

Martes, 6 de Abril de 2021
Esta urbanización de la comuna 6 no tiene colegios públicos, ni iglesia. Sus habitantes tienen que desplazarse hasta El Salado para asistir a estos recintos.

La urbanización Rafael García Herreros es una de las más jóvenes de la capital nortesantandereana. La última de sus cuatro etapas solo tiene un poco más de 12 años de existencia.

Esta localidad, de la comuna 6, fue bautizada con el nombre del sacerdote cucuteño García Herreros, quien fue reconocido por su labor humanitaria en el país, además de ser candidato al premio Nobel de Paz y fundador del programa Minuto de Dios.

Jhon Sánchez, uno de los primeros pobladores y vicepresidente de la Junta de Acción Comunal (JAC) de la etapa 3 y 4 de la urbanización, relata que, antes de comenzar la construcción de las viviendas, el terreno era una finca perteneciente al antiguo corregimiento de El Salado.

“Era la finca La Miel, de una familia reconocida de Cúcuta, que se dedicaba a cultivar arroz y por mucho tiempo este fue un terreno para la agricultura”, comentó el líder comunal.

Años después, relató que una familia proveniente de Medellín adquirió los predios y los comenzó a arreglar para que en ellos pudieran vivir personas sin ningún problema. Las primeras dos etapas fueron fundadas hace más o menos 20 años. La tres tiene 16 años y la cuatro cumple 12.

Por ser gran parte de las viviendas de interés social, la urbanización es de estrato dos. Con el tiempo los propietarios han reformado sus casas y han embellecido este sector.

Image
El letrero que da entrada a García Herreros fue donado por Veolia

“Estamos aislados”

Vicente Sánchez, presidente de la Junta de Acción Comunal de las etapas 3 y 4, precisó que a pesar de superar las dos décadas de historia, aún es difícil acceder al barrio y es un problema que no parece tener solución.

Esta urbanización posee tres entradas, una por la conocida Nueva Sexta, otra por el barrio El Salado y una más por el anillo vial occidental. Al parecer, esto no ha sido suficiente para contar con varias rutas de transporte público.

Según el presidente de la JAC, solo una ruta de busetas pasa por esta urbanización y en ella deben transportarse los cientos de habitantes que no cuentan con algún medio de transporte propio.

“Es un tema que hemos tratado con todo el mundo, hablamos con el Área Metropolitana de Cúcuta y con los gerentes de las empresas. Nos prometieron que iban a aumentar las rutas y seguimos igual”, señaló el dirigente.

Esta situación inquieta a los habitantes, pues en caso de necesitar un transporte urgente deben desplazarse a pie hasta Cenabastos, un tramo que durante las noches suele ser muy oscuro.

A este problema se suma la presencia de un desgate vial en la avenida 5 con calle 1, barrio La Ínsula. Como lo manifestó Juan Carlos Mateus, presidente de la JAC en las etapas 1 y 2, por la falta de desagüe se origina un pozo de agua que ha terminado por perjudicar el complicado tránsito vehicular.

Por ser el sector afectado una zona de acceso a otros lugares de la comuna como El Salado, García Herreros y los conjuntos Bilbao, La Manuela y la Nueva Sexta, el flujo vehicular se convierte en una problemática comunal.

“Hemos acudido a Aguas Kpital en busca de labores necesarias para la activación, arreglo o mantenimiento del alcantarillado en esta zona, porque, como usuarios, hacemos un pago mensual por el concepto de alcantarillado”, expresó Mateus en el derecho de petición.

Image
La comunidad consiguió dotar de biosaludables algunos de los espacios vacíos en los parques.

“Somos espacio propicio, pero no nos ayudan”

Otra de las inconformidades de los líderes comunales de García Herreros es que se ha privatizado o se han hecho construcciones en espacios que eran para la comunidad con el compromiso de que se embellecerían sus alrededores, promesas que, al parecer, no han sido cumplidas.

El presidente de la JAC precisó que esperaban que con la construcción del Centro de Gestión Integral de Riesgo y Desastres (CEGIRD) y la Universidad Nacional Abierta y a Distancia (UNAD), les pondrían más atención, pero al parecer esto no ha surtido efecto.

“Esperábamos que, por lo menos, arreglaran las calles contiguas a esas estructuras, pero no, siguen igual de dañadas”, puntualizó Sánchez.

Image
Universidad Nacional Abierta y a Distancia.

Los escenarios deportivos fueron luchados

En García Herreros han adecuado varios escenarios deportivos con el paso de los años, que cada vez reciben más personas de varios sectores de la ciudad.

Jhon Sánchez afirmó que cuando fueron entregadas las primeras viviendas  de las etapas 3 y 4, el lote en el que ahora está el parque solo estaba cubierto por tierra y maleza.

Sin embargo, la comunidad, junto con los líderes, se han encargado de hacer distintas peticiones a la administración municipal de turno para que les entreguen un espacio propicio para el entretenimiento de los niños.

“En el parque La Prosperidad no había nada, en la Alcaldía de Donamaris Ramírez logramos que instalaran las primeras máquinas biosaludables y así poco a poco se fue construyendo”, dijo Sánchez.

En 2019 se hicieron las últimas adecuaciones al parque y les fue entregada la cancha sintética por parte de la Gobernación de Norte de Santander, la cual tuvo una inversión de 500 millones de pesos. Vecinos afirman que están adelantando trámites para que se construya una cancha de baloncesto, ya que en la urbanización solo tienen una, que también es usada para jugar microfútbol.

Image
Desde el inicio de este lugar, la comunidad ha alzado la voz para conseguir los escenarios deportivos con los que hoy cuentan.

La tranquilidad predomina

Habitantes del barrio están de acuerdo con que, desde su fundación, el sector ha sido bastante tranquilo, sin contar la ola de inseguridad que ha venido afectando a la ciudad en los últimos meses.

Ante la acrecida de hurtos que poco a poco se han hecho más notorios, han solicitado mayor presencia policial para volver a la tranquilidad de antaño.

Esperan que les cumplan

Por el desgate de los años, las calles de García Herreros se han ido deteriorando. La junta comunal ha adelantado diálogos con la actual administración municipal para iniciar el proceso de bacheo y esperan que la intervención inicie en el menor tiempo posible.

Image
La opinión
La Opinión