Escuchar este artículo

Consejos para padres: Así deben alimentar a sus hijos

Lunes, 23 de Agosto de 2021
Especialistas dicen que la buena alimentación ayuda al crecimiento y desarrollo.

La nutrición de los niños no debe ser un tema que los padres deban tomar a la ligera. Es tan importante garantizarle una sana alimentación porque de ella depende su desarrollo físico y cognitivo a lo largo de su vida.  

Le puede interesar: Buscan a 1.500 millones de personas para combatir el hambre en el mundo

Expertos aseguran que las comidas para los más pequeños deben ser completas, equilibradas, suficientes y adecuadas en los primeros cinco años de vida.

Por eso es primordial establecer una rutina de alimentación durante su etapa de crecimiento, en el que deben contar con al menos cinco tiempos de comida al día: desayuno, media mañana, almuerzo, media tarde y cena.  No se debe omitir ninguno de ellos.

La pediatra cucuteña Sandra Uribe, de la Fundación Universitaria de Ciencias de la Salud (FUCS) - Hospital San José, en Bogotá, recomendó a los padres que en cada tiempo de comida se debe asegurar la ingesta de una porción de proteína, una porción de carbohidratos, una porción frutas y verduras de forma equilibrada.

Lea además: Siete recomendaciones para el cuidado del agua desde casa

La especialista sugirió evitar el consumo de jugos naturales o artificiales, limitar la ingesta de sopas y caldos. Y para los niños más pequeños prescindir de las coladas o cereales infantiles que venden comúnmente en  los supermercados, ya que el aporte nutricional que éstas tienen no es el adecuado para su crecimiento. Agregó además que todas estas indicaciones deben acompañarse de una buena calidad de sueño y actividad física.  

Image
Alimentos para niños


Atención especial

La pediatra Aída Duarte mencionó que la atención del médico especialista en la alimentación de los infantes es fundamental porque cada niño es especial y tiene características particulares.

Resaltó que es necesario descartar causas secundarias de desnutrición y apoyar la alimentación a la situación social que lo entorne, adaptar el plato a los alimentos de alta oferta de la zona.

Si le interesa, lea: ¿Cuáles son las ventajas del aprendizaje virtual?

Duarte comparte unas guías de alimentación para menores de 2 años, incluso para las gestantes.

En el caso de las embarazadas, explica Duarte, deben contar con alimentos naturales que cubran sus requerimientos nutricionales y favorezcan el cuidado de su salud, además de la asistencia al control prenatal y obtención de la suplementación de nutrientes básicos como hierro, calcio y el ácido fólico.

La doctora señala que las nuevas Guías Alimentarias Basadas en Alimentos (GABA) están representadas por el plato saludable de la familia colombiana, el cual invita a la población a reunirse en familia para consumir alimentos frescos y variados de sus 6 grupos: 

  • Cereales, raíces, tubérculos y plátanos. 
  • Frutas  y verduras. 
  • Leche y productos lácteos. 
  • Carnes y huevos, leguminosas secas, frutos secos y semillas. 
  • Grasas.
  • Azucares.
  • Consumo de agua, realización de actividad física y la práctica de volver a la mesa para compartir en familia los espacios de alimentación. 

Duarte indicó que una buena alimentación es “determinante para un correcto funcionamiento del organismo, buen crecimiento, una óptima capacidad de aprendizaje, comunicarse, pensar, socializar y adaptarse a nuevos ambientes y personas”.

Image
Alimentos para niños


Recomendaciones

Por su parte, el nutricionista dietista Freddy Galviz, coordinador de Dimensión Seguridad Alimentaria y Nutricional de la Secretaria de Salud de Cúcuta, coincide con la sugerencia de Duarte de seguir las recomendaciones de dichas guías para la población menor y mayor de dos años. Entre las recomendaciones se encuentra:

La práctica de lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses, debe ser a libre demanda, es decir, sin horarios ni restricciones, día y noche, cada vez que el bebé lo pida.

Además: A usar el plástico de manera inteligente para cuidar el medio ambiente

Tener en cuenta que los niños alimentados con leches de tarro, tienen mayor riesgo de sufrir diarreas, estreñimiento, cólicos, desnutrición y obesidad.

Ofrecerles al menos 3 comidas diarias y de acuerdo al apetito uno o dos refrigerios.

No darles productos procesados como los de paquete, bebidas azucaradas, embutidos, entre otros.

No colocar sal, azúcar, ni condimentos a las preparaciones.

Prefiera siempre alimentos hechos en casa. Los de la calle podrían no estar bien preparados.  

Incluir diariamente en las comidas una porción de alimentos de origen animal como carnes, vísceras, huevos y quesos frescos.

También: Obesidad, otra epidemia en Colombia

En cuanto a los padres de familia, Galviz aconseja, además de lo anterior, lo siguiente:

Consumir alimentos frescos y variados como lo indica el “Plato saludable de la familia colombiana”.

Para favorecer la salud de músculos, huesos y dientes, ingerir diariamente leche o productos lácteos y huevo.

Para una buena digestión y prevenir enfermedades del corazón, incluya en cada una de las comidas frutas enteras y verduras frescas.

Si desea complementar su alimentación consuma al menos dos veces por semana leguminosas como frijol, lenteja, arveja y garbanzo.

Entérese: ¿Está Colombia preparada para la llegada de terapias avanzadas de salud?

Para prevenir la anemia, los niños, niñas, adolescentes y mujeres jóvenes deben comer vísceras una vez por semana, como hígado o riñón

Para mantener un peso saludable, reduzca el consumo de “productos de paquete”, comidas rápidas, gaseosas y bebidas azucaradas.

Para tener una presión arterial normal, reduzca el consumo de sal y alimentos como carnes embutidas, enlatados y “productos de paquete”, altos en sodio.

Otra alternativa para cuidar su corazón está el consumir nueces, maní y aguacate, disminuye el consumo de aceite vegetal y margarina; evite grasas de origen animal como mantequilla y manteca.

Lea: Tips para escoger una academia de idiomas de alta calidad

Por el placer de vivir saludablemente realice actividad física por lo menos 30 minutos al día.

Galviz añadió que el desarrollo de un niño o niña durante la primera infancia depende esencialmente de los estímulos que se le den y de las condiciones en que se desenvuelva.

“En la etapa comprendida entre los cero y los cinco años de edad es necesario atender a los niños y las niñas de manera armónica, teniendo en cuentan los componentes de salud, nutrición, protección y educación inicial en diversos contextos (familiar, comunitario, institucional), de tal manera que se les brinde apoyo para su supervivencia, crecimiento, desarrollo y aprendizaje”, expresó Galviz.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas