Escuchar este artículo

En Táchira, las operaciones cambiarias se hacen de manera informal

Los operadores cambiarios cesaron operaciones desde el 2015.

Luego de que en el año 2015 la moneda venezolana perdiera el valor frente al peso colombiano y la frontera fuese cerrada, los operadores cambiarios que existen en el eje fronterizo de San Antonio y Ureña tuvieron que bajar su santamaría. 

Ante este escenario, al cabo de siete años de inestabilidad económica en la región fronteriza de Venezuela, los cambios de monedas los realizan cambistas informales que operan en los alrededores de la terminal de San Cristóbal y a través de los mismos comerciantes, bajos sus propios criterios. 

Antes del cierre de frontera los tachirenses no sentían la necesidad de cambiar bolívares a pesos, motivo por el cual no existía un gran interés de cambiar de una moneda medianamente estable por pesos o dólares; sin embargo, a medida que la crisis se acentuó, la dinámica comercial de la región obligó a los tachirenses a utilizar pesos colombianos


Lea: ¿Plagio? Cantante venezolana dijo que Shakira 'se inspiró' en su canción


Llegó un momento en que para pagar un pasaje o adquirir un kilo de harina, las personas tenían que cargar con grandes bolsas de bolívares, situación que se volvió insostenible. Recuerdan los tachirenses, de ellos quedaron recuerdos de “obras de arte” con la moneda que lleva la cara de Bolívar.

Se necesitaban bultos de bolívares para pagar un producto o servicio

A mediados del 2017, la economía fue evolucionando, y las personas comenzaron a familiarizarse con los pesos, y algunos que recibían remesas en dólares comenzaron a introducirlos en menor medida en el mercado regional.

Fue en medio de la pandemia que se comenzaron a observar cambistas informales con fajos de billetes en los alrededores de la terminal de San Cristóbal, algunos con acento del centro del país, ofreciendo el servicio de cambio de dinero. Estas personas vieron ese vacío en el comercio regional y aún se mantienen en toldos realizando las respectivas operaciones cambiarias informales. 

Uno de los cambistas de esta zona consultado por La Opinión narró que los cambios que más hacen es de dólares a pesos, los cuales son ejecutados en gran medida por comerciantes que les pagan a sus empleados en pesos, mientras que son muy pocos los cambios de bolívares a pesos o dólares. 


Aquí también: Los educadores y trabajadores de la salud arrancaron con protesta


Ante este panorama, en la actualidad, gran parte de los establecimientos comerciales de la región aceptan tres monedas (dólares en efectivo o transferencia por bancas estadounidenses), pesos y bolívares digitales, algunos pocos reciben euros, pero bajo el criterio de la tasa de cambio de cada establecimiento comercial.

Cambistas informales operan en varias calles de San Cristóbal

Esta semana, el gobernador del Táchira anunció que regularizarán nuevamente las casas de cambio en la entidad, y se refirió exactamente a las existentes en San Antonio, Ureña y La Fría, donde se desarrolla la actividad de manera informal también. 

No obstante, Jovanny Fernández, representante de la Asociación de Operadores Cambiarios Fronterizos indicó que están a la espera de que la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario de Venezuela (Sudeban) les responda los comunicados enviados por el gremio en solicitud de la reactivación de los operadores cambiarios.  


Además: Buses y busetas esperan volver a pasar la frontera después de siete años


Además, el gremio el año pasado sostuvo reuniones con el gobierno regional en miras de la apertura de frontera, en las cuales les prometieron que sí serán reabiertas casas de cambio, pero hasta el momento no han concretado la fecha de reinicio de operaciones ni los parámetros.

Fernández aclaró que hablar de casas de cambio es muy diferente a los operadores cambiarios (que era lo que existía en Táchira), en donde cambiaban de bolívares a pesos de manera muy limitada por el control cambiario aplicado por el Gobierno Nacional. 

Pero ahora la actividad comercial ha dado un vuelco y debe incluirse el dólar, la criptomoneda y varias plataformas virtuales que le dan mayor diversidad a la actividad cambiaria.

Por tanto, destacó que es importante que del lado venezolano se pueda realizar el cambio de monedas de forma segura. 

Recordó que durante el gobierno de Vielma Mora, pese a que se reunían con los operadores cambiarios para definir estrategias, terminaron abriendo las oficinas de Italcambio que funcionaban con tasas distintas a las casas de cambio de La Parada, proyecto que no surtió mayor efecto para revertir la caída libre del bolívar frente a la moneda colombiana. 


Le podría interesar: ‘Clínica de Heridas’, un servicio especial del Erasmo Meoz para salvar vidas


"El venezolano de a pie no está siendo atendido en esta necesidad y esta actividad se realiza es del lado colombiano y se permitió la informalidad", dijo Fernández. 

 Las personas llegan en sus vehículos a realizar las operaciones cambiarias.

En Venezuela, bancos del Estado y privados establecieron la cuentas custodia en dólares o pesos, que solo funcionan para "ahorrar" dinero en moneda extranjera o venderlos por bolívares a la tasa del Banco Central de Venezuela - que está por debajo a la tasa del mercado paralelo-, en vista de que estas divisas no se pueden transferir a otras cuentas bancarias. 

Además, para hacer el retiro de efectivo dependerá de la existencia de efectivo en las agencias bancarias. 

Cesar Sequera, quien también es un operador cambiario de la frontera del Táchira indicó que ya han tenido intercambio de ideas con asesores financieros del gobierno regional y encargado de la Zona Económica Especial, en donde han expuesto la necesidad de las operaciones cambiarias en la entidad. 

"Las operaciones cambiarias se han estado haciendo de forma ilegal, en cualquier establecimiento comercial que no está autorizado para tal fin, lo que hace que las operaciones sean riesgosas, sin ningún tipo de garantía ni confiabilidad", expuso Sequera. 


Le sugerimos: Falsos arrendatarios asaltan en conjunto de La Floresta


 

Ahora con la apertura total de la frontera que se viene, este aspecto se hace más necesario, añadió el empresario. Por ello, hicieron un proyecto base donde se plantea cómo deberían darse las operaciones cambiarias, cuyo documento fue entregado a las autoridades regionales. 

Resaltó que la figura jurídica de los operadores cambiarios fronterizos existe en la Ley de Bancos y Otras Instituciones Financieras desde el año 1994, fecha desde que iniciaron operaciones, hasta el año 2015 cuando Nicolás Maduro ordenó el cierre de frontera y el Gobierno Nacional estableció el cese de actividades de este sector. 

"Lo ideal sería que nos vuelvan a reactivar las autorizaciones de funcionamiento para volver a operar, nosotros tenemos las instalaciones, infraestructura y la experiencia", recalcó el operador de cambios, Cesar Sequera.

Anggy Polanco / Corresponsalía La Opinión

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion 

Image
La opinión
La Opinión
Viernes, 13 de Enero de 2023

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión