Escuchar este artículo

¿Está cerca un Área Metropolitana Binacional de Cúcuta y San Cristóbal?

Miércoles, 10 de Agosto de 2022
Propuesta estaría integrada por 26 municipios, la cual recobró fuerza con llegada de Petro al poder.

 

Hace un mes exactamente se llevó a cabo, en La Bagatela, el Encuentro Metropolitano de alcaldes con Alfredo Saade, representante del entonces presidente electo Gustavo Petro, evento que sirvió para que los mandatarios expresaran las principales necesidades de sus municipios y de la zona fronteriza.

Una de las conclusiones que explicó Saade fue la necesidad de conformar un Área Metropolitana Binacional que le permitiera a la región de la frontera por Norte de Santander y Táchira impulsar una verdadera integración fronteriza en la nueva fase de relaciones entre los dos países que se vendría con los presidentes Gustavo Petro y Nicolás Maduro.


Le puede interesar: Venezuela confirma su intención de restablecer relaciones con Colombia


“La visión que tenemos también con esta zona es crear el Área Metropolitana Binacional para poder anexar al Área Metropolitana de Cúcuta municipios como San Cristóbal, Ureña, San Antonio, entre otros. Eso requiere voluntad política local, pero el presidente ha decidido apoyar esta iniciativa”, expresó Saade.

Ese día, el también ex presidente de la Asociación de Áreas Metropolitanas de Colombia manifestó que para lograr tal integración se debían adelantar diferentes reuniones con mandatarios de los municipios tachirenses, con el fin de ir sondeando respeto al interés de unificar la reunión.

Para esto, le encomendó al alcalde de Cúcuta, Jairo Tomás Yáñez, lograr alcances con los alcaldes tachirenses, con el fin de iniciar acercamientos en pro de lograr la integración de la frontera colombo venezolana.

¿En qué consiste la propuesta?

La idea de integrar una zona compartida entre Colombia y Venezuela se basa en las anteriores propuestas de conformar un Sistema Metropolitano Binacional y de consolidar la denominada integración fronteriza.

En esa línea, el sistema desde el lado colombiano lo conforman los municipios del Área Metropolitana de Cúcuta: Cúcuta, Villa del Rosario, Los Patios, El Zulia, San Cayetano, Puerto Santander, además de los municipios del eje Durania, Bochalema, Chinácota, Ragonvalia y Herrán.

Por el lado venezolano, las anteriores propuestas hablaban que partir de los municipios del Área Metropolitana de San Cristóbal: San Cristóbal, Pedro María Ureña, Bolívar, Libertad, Independencia, Junín, Torbes, Córdoba, Andrés Bello, Guásimos, Cárdenas, Michelena, Ayacucho, Lobatera, y García De Hevia. 


Le puede interesar: Germán Umaña, la ficha clave para Norte en el gabinete de Gustavo Petro


Este Sistema de Ciudades contiene 26 territorios municipales, con 63 centros poblados, con una población aproximada a los dos millones habitantes en un área de 6.133 kilómetros cuadrados. 

Para el arquitecto Jorge Bitar Ramírez, quien ha venido impulsando la idea de integración fronteriza desde hace varios años, haciendo parte de investigaciones académicas al respecto, Cúcuta y San Cristóbal son dos ciudades que tendría una verdadera resonancia si se integran entre sí, aprovechando los cuatro aeropuertos y los proyectos que se puedan implementar entre los dos países.

Son dos ciudades que están enclavadas en los Andes y no tendrían ninguna resonancia sino fuera por su integración, porque sería una ciudad con cerca de dos millones de habitantes, con cuatro aeropuertos, y con otras potencialidades que se podría implementar en esta zona de frontera.

Fronterizos

“El proyecto busca es esa integración metropolitana para que las dos áreas se comporten como una sola ciudad, obviamente sin perder la identidad municipal, ni nacional, sino buscar esos puntos en común en los que somos muy fuertes porque sería una ciudad de dos millones y con varias potencialidades”, aseguró.

Precisamente Bitar Ramírez ha hecho parte de un par de reuniones y un foro en el que se le ha permitido exponer sus investigaciones sobre las bondades de la integración y unión de las dos áreas metropolitanas, recibiendo una buena respuesta de los mandatarios.

“La respuesta siempre ha sido bien recibida, es una realidad porque en la frontera, a pesar de estar cerrada, no se impidió la integración, es una relación de más de 200 años. Definitivamente la frontera no es ahí, el río Táchira no nos divide, nos une, esa línea no puede estar ahí”, señaló.


Le puede interesar: En protesta frente a la residencia del gobernador piden declarar emergencia salarial en Táchira


A pesar de ese escenario, el también magíster en Gestión Urbana enfatizó que ese “error histórico” se puede enmendar a través de integraciones regionales, para lo que solo basta con hacer una modificación en la constitución de Venezuela en la ley de fronteras.

El experto puso como ejemplo el Área Metropolitana de Curitiba, en Brasil, en donde la misma está conformada por 29 municipios, por lo que considera necesario, en el caso de la zona de frontera, sentar a los 26 alcaldes para armar el Plan de Ordenamiento Internacional.

¿Qué proyectos se pueden impulsar?

Miguel Peñaranda, director del Área Metropolitana de Cúcuta (AMC), y quien hizo parte de la reunión con Saade, aseguró que la creación del Área Metropolitana Binacional permitirá que la región pueda sacar adelante varios proyectos de gran envergadura que en pasadas administraciones nacionales no se han podido sacar adelante.

“Ya hay una directriz y esperamos que con la posesión del domingo las condiciones y líneas de trabajo sean mucho más flexibles para que nos podamos reunir con los alcaldes en los próximos días con los alcaldes y gobernador del Táchira para ir mirando la posibilidad a encaminarnos a esa área metropolitana”, dijo Peñaranda.

El director del AMC mencionó que varios son los proyectos que se podrían adelantar con la unión internacional, revelando varias de las iniciativas que se podrían lograr con esta integración y de las cuales ya tiene conocimiento el gobierno Petro.

“Uno de los proyectos es el sistema integrado de transporte metropolitano de Cúcuta y para él se está contemplando que tenga una línea binacional, que una a Cúcuta con Ureña, Palotal, Tienditas, San Antonio, Villa del Rosario, que permita a los venezolanos tomar el sistema de transporte metropolitano estando en su país”, aseguró.

Peñaranda añadió que esta iniciativa, inclusive se hace pensando en mejorar la movilidad debido a la cantidad de vehículos que ya hay en Cúcuta y que podría aumentar sustancialmente con la apertura fronteriza.


Le puede interesar: Nueva reforma tributaria eliminaría gasolina subsidiada y beneficios ZESE


Otra de las propuestas, según expresó Peñaranda, es permitir la internacionalización masiva del Aeropuerto Camilo Daza, con el fin de recibir más vuelos comerciales, recibiendo aerolíneas como American Airlines, entre otras. Para esto, se necesitaría que uno de los aeropuertos del Táchira sea utilizado netamente en transporte de carga, con el fin de aliviar las frecuencias.

También mencionó la oportunidad para impulsar la línea férrea entre la zona y el Lago de Maracaibo, para lo cual será clave el municipio de Puerto de Santander, desde donde se unía el ferrocarril de Cúcuta con el del Táchira en el siglo pasado.

De lado venezolano también se requiere una actualización vial con el fin de aliviar las rutas convencionales, así como la puesta a punto de las conexiones con el puente de Tienditas.
 

Venezolanos
¿Qué dicen de lado venezolano? 

Al respecto, el exembajador de Venezuela en Colombia, Pavel Rondón, explicó que la propuesta de Zona Metropolitana es de vieja data, por lo que ahora debe reflexionarse sobre ello, en vista que las capitales de ambas regiones ya tienen sus propias zonas metropolitanas, con municipios fuertes económicamente, políticamente e históricamente como Cúcuta y San Cristóbal.

“El libre paso no lo determina una zona metropolitana binacional, el libre paso está pautado desde que se comenzó a discutir entre los dos países desde 1833 con el tratado de Pombo-Michelena, en 1942 el Estatuto Fronterizo y luego el Tratado de Tonchalá contemplan eso, además de los permisos fronterizos que han instrumentado los gobiernos”, puntualizó Rondón.

Destacó que el paso libre se establece hasta San Antonio para los colombianos y hasta Pamplona para los venezolanos, por ello refirió que lo que se necesita es una Zona Integración Fronteriza en la cual trabajaron los gobernadores Norte de Santander y Táchira, Ronald Blanco La Cruz y Luis Miguel Morelli, quienes firmaron la propuesta en el año 2005. 

Esta propuesta también fue firmada por notas diplomáticas de Cancillería, cuyo documento es válido, no ha sido derogado por ninguna de las partes.


Le puede interesar: Táchira, sin casas de cambio legales


Las ZIF plantean la creación de los siguientes sectores: infraestructura, hídrico, carbones y fosfatos, educación, financiero, caña de azúcar, cultura, turismo y salud, especificó Paevel Rondón.

En este plan fue desarrollado por las académicas Marina Sierra de la Universidad Francisco de Paula Santander y Marlene Bustamante de la Universidad de los Andes Táchira,  quienes se encargaron de delimitar los mencionados municipios que incluirían las ZIF.

Marlene Bustamante, doctora PHD en Integración Regional, profesora de la Universidad de Los Andes e investigadora del Centro de Estudios de Frontera e Integración, destacó que el proyecto de Zona Metropolitana Binacional es diferente a la Zona de Integración Fronteriza, y fue propuesto por actores distintos, como por ejemplo el sector privado y planificadores urbanos, que también quieren que se convierta en política gubernamental.

“La idea de la ciudad metropolitana es un poquito distinta a la Zona de Integración Fronteriza, puesto que el propósito de las ZIF se enmarcaba dentro de una vieja aspiración de los actores de Táchira y Norte de Santander, para que hubiese un respeto a la dinámica y a la cotidianidad de la vida en estos espacios fronterizos”, argumentó la doctora.

Sin embargo, la ZIF había cobrado más vida y respaldo gubernamental, precisó Bustamante, además para el año 2005 ambos países formaban parte de la Comunidad Andina.


Le puede interesar: Plantean la importación de combustibles desde Colombia a Venezuela


El objetivo de la ZIF es adelantar proyectos y planes de manera conjunta y compartida entre Táchira y Norte de Santander, en ellos se incluiría la Zona Metropolitana Binacional, en donde cada sector tendría, dentro de su ámbito, un mecanismo de organización y actuación, para contribuir a la inversión en infraestructura y desarrollo económico y social, describió la académica.

No obstante, señaló que del lado venezolano la situación es precaria en este momento, las industrias y gran parte del sector empresarial ha desaparecido, mientras que del lado colombiano están más avanzados y desarrollados, entonces al convertir a Cúcuta en la Zona Metropolitana la ciudad se podría sobrepoblar, por ello, es importante avanzar con la creación industrial y urbanísticamente del lado venezolano.

Los gremios comerciales del Táchira no ha parado de reunirse con sus homólogos del Norte de Santander, por lo que están tratando de vender la idea de la creación de una zona metropolitana de libre tránsito que incluya a Cúcuta, San Antonio, Ureña hasta San Cristóbal, en donde no existan alcabalas militares. 

"Nosotros somos de la idea de que aquí no debe haber ninguna alcabala, ninguna aduana, hemos sido hermanos por historia y han existido métodos para poder pasar como la tarjeta de movilidad como existió en algún momento", explicó la presidenta de la cámara comercial, comentó Isabel Castillo, representante de la Cámara de Comercio de San Antonio.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: https://bit.ly/_Suscríbete_Aquí

Image
La opinión
La Opinión

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda