Escuchar este artículo

Estos son los grupos criminales más sanguinarios de Venezuela y la frontera

Con el cambio político y la crisis económica que dieron paso a fenómenos como la migración y el establecimiento de nuevas economías ilegales, emergieron importantes bandas criminales que superaron sus fronteras.

La organización no gubernamental Transparencia Venezuela reveló en su más reciente informe los resultados de un estudio en torno al funcionamiento de las economías ilícitas que nacieron y se fortalecieron en el país vecino durante las últimas dos décadas.  

En el estudio se priorizaron trece de las principales organizaciones criminales que tienen presencia en el país petrolero, algunas alimentadas por esas mismas economías ilegales que amparan los órganos de justicia y donde, según la organización, los sistemas de control han sido frágiles, a merced de la corrupción que los cobija.

La oenegé describe un perfil de cada una de ellas, incluidas las disidencias de las Farc y el Eln. Se profundiza en cómo se han conformado estas bandas, quiénes son sus líderes, cuál es su accionar, así como sus relaciones o alianzas con otros grupos criminales. 

Ejército de Liberación Nacional

El Eln se fundó en 1964 como un movimiento nacionalista marxista-leninista de Colombia, inspirado en la revolución cubana.


Lea también: Conozca el nuevo sistema de transporte público que propone la Alcaldía de Cúcuta


Los departamentos de Arauca y Norte de Santander, fronterizos con Venezuela, han sido sus principales bases de operaciones.  Tiene un control férreo sobre diversas localidades de Apure y algunos líderes son jóvenes venezolanos que fueron reclutados. 

El Eln se financia principalmente con narcotráfico, minería ilegal, contrabando de combustible, contrabando de ganado, extorsión y otros delitos. Exige tarifas de protección a los migrantes y traficantes que pasan por sus áreas de control en la frontera. 

Disidencias de las Farc

Estas disidencias retomaron las armas tras la firma de los acuerdos de paz con el Estado colombiano en 2016, luego de más de 50 años de conflicto armado.


Le puede interesar: ¿Ya no hay escasez de productos en Venezuela?


Las autoridades colombianas calculan que en Venezuela se encuentran entre 600 y 700 de los casi 3.000 combatientes que se calcula en las disidencias. 

Según la Fundación Ideas para la Paz (FIP) por el momento, no tienen la capacidad ni el interés de competir o enfrentar al Estado; por el contrario, su propósito está más relacionado con la subsistencia y las economías ilegales (principalmente el narcotráfico).

Tren de Aragua y aliados

Es la organización criminal más grande y poderosa de Venezuela, entre otras razones porque ha logrado expandir sus actividades a otros países de Latinoamérica. Se le identifica con el calificativo de “megabanda”, porque está integrada por un ejército de más de 4.000 hombres.


Infórmese: En La Parada atracaron en manada a un cambista


El informe detalla que en la actualidad tienen presencia en 13 estados de Venezuela y mantiene una guerra con miembros del Eln en Venezuela por el control de la frontera con Colombia.

Se menciona además que tiene personas en los pasos fronterizos para cuidar cargamentos de droga, oro, armas y chatarra. El Tren de Aragua está principalmente asociado al tráfico de drogas, delito que han replicado en Colombia donde según la oenegé, la organización está establecida en varios departamentos.

Se menciona que los criminales se encargan de reguardar la toda la ruta por donde pasa el cargamento que entra de Colombia y es sacada hacia el Mar Caribe por el país vecino. Secuestro, extorsión y trata de personas son otros de los delitos que se le atribuyen.


Lea también: Estas son las razones por las que la JEP ordena el arresto del alcalde Jairo Yáñez


Tren de Guayana

El Tren de Guayana comenzó a operar en el 2010 en Ciudad Guayana, Bolívar, y se fue trasladando a otros pueblos mineros del estado. Además del tráfico de oro, al grupo se les acusa de homicidios, microtráfico de drogas y extorsión a comerciantes. 

Presuntamente tiene vinculaciones con generales de Ejército venezolano que ocupan altos cargos en la región.

 

Banda del Totó y Zacarías

Esta organización criminal nació en el 2013 y ha sido una de las más combativas y sangrientas del estado Bolívar, al punto de ser comparada con el Cartel de Sinaloa (México). Su poder de fuego le ha permitido mantener el control de importantes minas auríferas de El Callao.

Este grupo no ha contado con importantes apoyos gubernamentales o militares. Se le señala de haber cometido homicidios en balaceras y por mutilaciones. Se dedica al contrabando de oro y extorsiones. 

Organización R

Se inició en el 2008 cuando su cabecilla, Eduardo José Natera Balboa, alias Run o el Pelón, se comenzó a dedicar a la venta de drogas, secuestros y robos de vehículos, bancos y comercios en Ciudad Guayana, pero después la banda migró a los municipios auríferos para incursionar en el tráfico del oro. 

La banda se alió con organizaciones criminales que ya estaban apostadas en las zonas auríferas y se presentó ante las comunidades como un aliado para mejorar sus condiciones de vida, sin dejar de extorsionar y medir su poder de fuerza. 


Lea también: ¿Está cerca el fin del peaje de Villa del Rosario?


A la Organización R se le atribuyen homicidios, contrabando de oro, tráfico de armas y extorsión o cobro de vacunas a las personas que trabajan la minería y a comerciantes de la zona.

Banda del Negro Fabio

Su líder es Fabio Enrique González Isaza, el Negro Fabio, uno de los líderes carcelarios más antiguo del estado Bolívar, donde ha establecido un Estado paralelo gracias al presunto apoyo de funcionarios gubernamentales.

La agrupación se relaciona con una supuesta red de trata de personas con fines de explotación sexual. Les atribuyen extorsión, homicidio, secuestro, venta de armas y contrabando de oro, entre otros.

Banda de Juancho

Es la más antigua de las organizaciones criminales que se conoce en el sur del estado Bolívar y domina los yacimientos de oro más grandes de Venezuela. 

La organización se ha relacionado con altos funcionarios civiles y militares lo que les permitiría opera con absoluta discrecionalidad. 

Image
Conozca las bandas criminales que  operan en Venezuela y la frontera
Cartel de Paraguaná

El Cartel de Paraguaná fue denominado como tal por parte de las autoridades venezolanas, pero se trata de una unión de clanes de tres familias del estado Falcón que han controlado las actividades de contrabando.

Manejan el contrabando de gasoil y whisky. Por último, adquirieron barcos para pesca de arrastre, iniciando el negocio de contrabando de electrodomésticos y luego actividades de narcotráfico.

El Koki y Richardi

Las megabandas del Koki y de Richardi operan en el centro de Venezuela y han establecido una unión que les permitió diversificar sus negocios criminales en Caracas y el estado Carabobo. Los dos grupos suman unos 450 integrantes.

La megabanda se creó en 2014 y desafió a toda la fuerza pública en Caracas durante 7 años. Se dio a conocer con el apodo de uno de sus 3 líderes: Carlos Luis Revete, el Koki, asesinado en un procedimiento policial el 8 de febrero de 2022. 

Tendrían operaciones conjuntas desde 2021 para traficar oro y chatarra. El grupo criminal se ha caracterizado por el uso de la violencia extrema contra los funcionarios de la fuerza pública. Han asesinado a una gran cantidad de policías en Caracas, también persiguen y a sus familiares.


Lea también: Una mujer fue asesinada por su hijo en Ureña 


Colectivos chavistas 

Corresponden a los denominados colectivos que en Venezuela nacieron como organizaciones sociales, comunitarias o estudiantiles, pero sus objetivos se desviaron. En el pasado este tipo de organizaciones fomentaron invasiones de terrenos o inmuebles en las ciudades o predios rurales.

La estructura jerárquica de la organización en cada estado la encabeza un comandante, seguido de los coordinadores municipales. Son vinculados al tráfico de gasolina y extorsiones, además de practicar el reclutamiento de militantes del partido de gobierno y de beneficiarios de los programas sociales del gobierno de Nicolás Maduro.

Grupo armado Yeico Masacre 

La banda de Erick Alberto Parra Mendoza, Yeico Masacre, emplea el estado Zulia, la frontera con Colombia y el Golfo de Venezuela como un corredor para el narcotráfico y el contrabando.


Le puede interesar: La Policía rescató a papá e hijos, secuestrados en Cúcuta


También se dedica a la extorsión, sicariato, microtráfico de drogas y explotación sexual de migrantes, de acuerdo con los organismos colombianos que han identificado células de este grupo en Barranquilla, Valledupar, Santa Marta, Riohacha, Ibagué, Soacha y Bogotá. La organización criminal se desplaza entre Venezuela y Colombia.

Sindicato de Barrancas

Comenzó a operar como un grupo sindical que defendía a los trabajadores de las empresas básicas de Guayana, en el estado Bolívar.  El Sindicato es señalado de tráfico de combustible y de oro. Se menciona que controla una mina llamada El Terror, en el estado Delta Amacuro, que limita con la zona en reclamación entre Venezuela y Guyana. Allí se encargan de captar el oro que se extrae para contrabandearlo. 

Son acusados de extorsiones a pescadores, comerciantes y ganaderos.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Domingo, 21 de Agosto de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Temas del día