Escuchar este artículo

‘Los Toyoteros’, responsables del crimen del chofer de la grúa

Martes, 9 de Noviembre de 2021
A Wilmer Suárez lo secuestraron y asesinaron porque no pudieron robarse el vehículo.

El secuestro y asesinato de Wilmer Humberto Suárez Judex, quien era conductor de una grúa, ocurrido el fin de semana, revela la cruda realidad que se vive en Cúcuta y el área metropolitana día tras día, por cuenta de varias bandas delincuenciales que se han especializado en cometer estos delitos, sin importarles el sufrimiento de las familias de sus víctimas.

Según fuentes judiciales, diariamente se estarían presentando uno o dos secuestros extorsivos en la modalidad de falso servicio, pero quienes son víctimas en muchas ocasiones prefieren no denunciar, porque no confían en las autoridades o porque no ven alguna acción contundente para frenar esta problemática.

Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: https://bit.ly/3ljBtXC

La funesta escena que encontraron la tarde del domingo, los investigadores del Gaula de la Policía que trataban de ubicar el punto exacto donde los captores mantenían al conductor, también refleja la frialdad con la que delinquen esas organizaciones, pues si deben matar a sus víctimas, lo hacen sin pensarlo dos veces.

A Wilmer Humberto lo hallaron a 300 metros de la vía principal que comunica a Cúcuta con Puerto Santander, más exactamente por la vereda Patillales, que está a 15 minutos de la zona céntrica de la capital de Norte de Santander.

Los secuestradores, la mañana del viernes, agarraron a Suárez Judex y caminaron por la orilla de un caño que está a menos de un kilómetro del primer reductor de velocidad que hay en Patillales, hasta llegar a una zona boscosa, donde le hicieron quitar los zapatos a la víctima y con los cordones le amarraron las manos.

Tan pronto tuvieron asegurado al conductor, le tomaron fotos y le hicieron varios videos, en los que le pedían a su humilde familia que debía pagar $10 millones para que recobrara la libertad.

En uno de los videos que le grabaron a Wilmer Suárez, y que le hicieron llegar a la familia, él decía: “mamá estoy bien, acá los señores me están colaborando, ayúdeme, hable con el patrón para que me ayude”.

Con esas imágenes, los delincuentes, que tienen acento venezolano, comenzaron a presionar a los familiares del conductor para que pagaran, pero como ellos no cuentan con los recursos económicos, la angustia fue más grande y acudieron al Gaula para que les ayudaran a rescatar sano y salvo a Suárez Judex.

Por esta vía fue donde interceptaron al chofer de la grúa.

Pero las horas pasaron y el sábado, muy temprano en la mañana, uno de los parientes de la víctima recibió una llamada de los secuestradores en la que le indicaron que le daban plazo hasta las 10 a. m. para entregar el dinero, porque si no matarían a Wilmer Humberto. En ese momento el pánico se apoderó de los seres queridos y cada minuto que pasaba, se incrementaba la incertidumbre en la familia, pues no cuenta con el dinero que le exigían, sin embargo, no perdían la esperanza de volverlo a ver sano y salvo.

Pero hacia las 4:00 de la tarde del domingo, recibieron la trágica noticia que a Wilmer lo habían encontrado muerto, los delincuentes le propinaron un tiro en la parte de atrás de la oreja derecha. Él quedó arrodillado, con las manos amarradas abrazando un árbol. Al parecer, lo mataron entre la noche del viernes y la mañana del sábado, pero será Medicina Legal el que establezca la fecha precisa del homicidio.

Lea también: Al secuestrado en Cúcuta, lo mataron de un tiro en la cabeza

Este hecho provocó dolor y rechazo entre el gremio de taxistas en Cúcuta, pues Wilmer Humberto era muy conocido porque también hizo parte de él. “A Wilmer lo conocimos y era una persona muy buena gente y humilde, no le hacía daño a nadie y ayudaba al que podía. Jamás lo vimos metido en problemas o cosas malas, que triste que maten a alguien como él. Miserables esos que lo hicieron, ojalá los capturen para que paguen por lo que hicieron”, sostuvo un amigo de la víctima.

Por redes sociales han circulado videos de Suárez donde se le ve riéndose y haciendo bromas. “Así era él, siempre le gustaba molestar, tenía muy buen humor. Terrible esto para la familia y el hijo, que es un niño especial”, señaló otro conductor que conocía a Wilmer.

¿Cómo lo secuestran?

A Wilmer Humberto Suárez lo secuestraron usando la nueva modalidad de las bandas delincuenciales, pidiendo un falso servicio. Se conoció que el viernes en la mañana, llamaron al celular a pedir un servicio de grúa para transportar una maquinaria de construcción que tenían en una finca que, supuestamente, está por Patillales.

El conductor de inmediato coordinó con el dueño de la grúa para ir a prestar el servicio. Según las autoridades, Wilmer llegó hasta el primer reductor de velocidad de la vereda y, al parecer, el supuesto cliente lo llamó y le dijo que se devolviera, que era por el Anillo Vial Occidental, cerca del conjunto residencial Torres de Bolívar.

Suárez Judex de inmediato se regresó, pero solo alcanzó a andar menos de un kilómetro, pues al llegar al puente, fue interceptado por varios hombres armados, mientras unos se lo llevaron a él para la zona boscosa, otro delincuente se subió a la grúa y emprendió el viaje hacia la vía a San Faustino, donde aparentemente la iban a pasar por una trocha para Venezuela.

Pero como el dueño del vehículo le estaba haciendo seguimiento por medio del sistema de GPS, al ver que la grúa se desvió del camino que debía tomar y como no le contestó el chofer, optó por apagarla, ante eso, el asaltante se escapó y le dio aviso a sus cómplices para que no soltaran a Wilmer Humberto y pidieran dinero por su liberación.

“Eso es claro que al conductor no lo querían secuestrar, solo lo iban a retener mientras se robaban la grúa, lo que pasa es que no contaban con que se la apagarían por el GPS y perderían la oportunidad, por eso decidieron pedir dinero para liberarlo”, señaló una fuente judicial.

El cuerpo fue recogido por la Brinho.

Los responsables

Extraoficialmente se conoció que quienes estarían detrás de este lamentable hecho sería un reducto de una banda de jaladores de carros conocida como ‘Los Toyoteros’, que vienen delinquiendo en la ciudad hace más de seis meses.

Esta organización criminal se estaría robando semanalmente entre dos y tres vehículos. “Ellos ubican a las víctimas y cuando tienen todo el plan, llegan armados y amenazan a los conductores para que entreguen el automotor, una vez lo tienen en su poder se van rumbo a San Faustino, donde tienen dos trochas para pasar hacia Venezuela, pagándole al Eln”, señaló una fuente.

Le puede interesar: La disidencia de las Farc retiene a siete personas en El Tarra

'Los Toyoteros' es una temible banda de atracadores que fue desmantelada hace más de cinco años, enviando a más de una veintena de personas a la cárcel, pero que se habría reorganizado, porque varios de sus integrantes han logrado quedar en libertad. Así lo contó la fuente judicial que pidió el anonimato.

Esta organización no sólo delinque en esta parte del país, sino que también hace de las suyas en Venezuela, conociendo al detalle cómo es ese negocio del hurto de automotores. Además, estos delincuentes estarían inmersos en violaciones contra mujeres y homicidios.

Lo que las autoridades colombianas tienen claro, es que el 90% de los vehículos que son robados en Norte de Santander van a parar al otro lado de la frontera, especialmente en los estados del centro y occidente de Venezuela, donde pagarían en pesos o dólares por cada automotor que llevan o las autopartes.

Atención a las modalidades

Pero Wilmer Suárez no es la primera víctima del falso servicio que usan para secuestrar y extorsionar. Según una fuente del Gaula, al mes estarían recibiendo por lo menos diez denuncias por esta modalidad.

Sin embargo, hay otras fuentes judiciales que señalaron que diariamente se están presentando uno o dos de estos casos y que no se denuncian, por eso están adelantando algunas investigaciones y han visto que muchos de los hechos son planeados desde diferentes cárceles del país.

Dos días después del secuestro lo encontraron muerto.

“Esos delincuentes lo que hacen es buscar personas que ofrecen algún servicio, especialmente transporte o instalación de puertas, vidrios, ventanas o cosas de madera, ellos comienzan a hablar como un cliente que necesita de esos comerciantes y les piden que vayan a ciertos puntos alejados donde no hay señal”, contó una fuente.

Lea también: Motorizado murió al chocar con un camión en zona rural de El Zulia

Agregó: “como las personas creen que de verdad se ganaron un gran negocio, cumplen con las citas, pero en el camino reciben llamadas y les van sacando datos como el número de cédula, el tipo de ropa que lleva, edad y hasta les dicen que les tomen foto a los vehículos en los que se movilizan y las manden. Ya con todo esto, cuando la víctima está en la zona que el delincuente quiere, le dicen que se quede quieta y que no llame a nadie, porque está rodeada por algún grupo armado ilegal y que un francotirador la tiene en la mira, luego llaman al dueño de la empresa o a la familia y piden el dinero. Cuando reciben la plata, les dicen que se vayan”.

Lo extraño para las autoridades es que ahora esa banda de jaladores de vehículos también está usando esa modalidad, pero ellos si matan a las personas que no acceden a sus pretensiones.

“Acá tenemos claro que quienes están haciendo eso que le pasó al conductor de la grúa es una organización que está integrada por colombianos y venezolanos. Hay que recordar que hace cinco años o más la banda La Línea usó esta modalidad y mataron a muchas personas, que dejaron enterradas a orilla del río Táchira”, explicó otra fuente judicial.

Ante esto, las autoridades les pidieron a las personas o comerciantes que sean contactados por desconocidos que les pidan servicios a sitios desolados, apartados o peligrosos, deben llamar a la Policía al 123 o 165 e informar, para que les hagan un seguimiento o les digan si se trataría de esa nueva modalidad que está dejando tantas víctimas.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas