Escuchar este artículo

¿Por qué el Eln mató a tres hermanos en Cúcuta?

Viernes, 4 de Febrero de 2022
La masacre de la zona rural provocó el desplazamiento de al menos 30 personas.

En la zona rural de Cúcuta, especialmente por Puerto León, Banco de Arena, Vigilancia, La Punta, El 25 y Palmarito, entre otras poblaciones, se han visto obligados a convivir con la muerte, el desplazamiento y las desapariciones, pues quien se atreva a levantar la voz para rechazar el accionar de los grupos armados ilegales o hablar de lo que sucede por esos sectores, que están a menos de una hora del casco urbano de la capital de Norte de Santander, son duramente castigados.

Y una clara muestra de eso, es un testimonio de un habitante de esas poblaciones, que le dijo a Q’hubo: “en Banco de Arena la gente se acostumbró a vivir en medio de la violencia de los grupos armados. Yo he vivido 42 años en este corregimiento y he visto docenas de muertos. La guerra entre grupos armados ilegales han acabado con la paz de este lugar olvidado”.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Por eso, cada vez que sucede un hecho de sangre en alguno de estos sectores, como la masacre que se dio ayer en el sector Puente Lata, muy cerca de El Infierno, en la vereda La estrella, son muy pocas las personas que se atreven a contar algo. 

Además, sucesos como este provocan de inmediato el desplazamiento de muchas familias, y lo peor de todo son las pocas acciones que hacen el Ejército, la Policía y las administraciones municipal y departamental, para evitar que esto siga pasando.

Image
En Banco de Arena se ha vuelto muy común que se cometan asesinatos.

 

La masacre de tres hermanos

Precisamente, en medio de esa guerra que hoy se da en esa parte de la zona rural de Cúcuta, entre Eln y Autodenfesas Gaitanistas de Colombia (Agc), ayer, hacia las 8:30 de la mañana, se conoció de la masacre de los hermanos Jesús Daniel, Luis Alfonso y José Rueda Bello.

Algunas versiones extraoficiales apuntan a que la noche del miércoles, varios hombres fuertemente armados, al parecer, pertenecientes al Eln, llegaron a la casa de los tres hermanos, ubicada en el sector La Invasión, de Pacolandia, y los sacaron a la fuerza.


Lea también: ¿Qué hay detrás de la masacre en Cúcuta?

Horas más tarde, los tres miembros de la familia Rueda Bello fueron asesinados en el sector Puente Lata, pero solo hasta la mañana de ayer, fue que se conoció de la tragedia que estaban viviendo las familias de esa zona.

Además, la noticia del suceso también provocó que alrededor de 30 personas, al parecer, familiares y allegados de las víctimas, salieran huyendo del lugar, pues todo indicaría que el Eln lanzó unas amenazas contra varias personas.

Image
Ni la Policía ni el Ejército se volvieron a ver patrullar por la zona rural de Cúcuta.
 

No apareció uno

Cuando la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc) se enteró de la masacre, de inmediato comenzó a recopilar información para tratar de establecer si era cierto.

A medida que los minutos pasaban, las autoridades fueron reconfirmando la información y como ya se volvió costumbre, decidieron enviar a los empleados de una funeraria a recoger los cadáveres, pues argumentaron que por seguridad ningún policía podía trasladarse a ese punto donde señalaban que habían cometido el triple asesinato.


Le puede interesar: Una deuda de $700 mil dejó un muerto en Cúcuta

Cuando los trabajadores de la funeraria llegaron al sitio indicado, se encontraron con dos sorpresas. Una de ellas, supuestamente, las víctimas quedaron en territorio venezolano y la otra, solo aparecieron los cuerpos de Jesús Daniel y Luis Alfonso Rueda Bello; del tercer hermano, hasta el cierre de esta edición, no se sabía nada.

El general Óscar Moreno, comandante de la Mecuc, aseguró que sus hombres estaban indagando para establecer dónde dejaron el tercer cadáver.

Image
En la zona rural se esta dando una guerra entre Eln y gaitanistas.

 

Algunas versiones apuntan a que los hermanos trabajarían como raspachínes de coca en la zona rural de Tibú y que hace algunos días llegaron a Banco de Arena.

Pero hasta el cierre de esta edición no se conocía que familiares de las víctimas llegaron a las instalaciones de la Fiscalía a reclamar los cadáveres.

Sin embargo, los cuerpos fueron trasladados a las instalaciones de la Sijín en Cúcuta para que les hicieran la inspección técnica y luego los trasladaron a Medicina Legal.


Lea también: Las huellas que dejó el atentado del aeropuerto de Cúcuta

 

Dos masacres

Con el triple homicidio de ayer, en Cúcuta ya se han presentado dos masacres en una semana. La primera se dio el 26 de enero, en el paso informal fronterizo conocido como La Isla, en el sector Viejo Escobal. 

En ese punto que está cerca del puente internacional Francisco de Paula Santander, que une a Cúcuta con la población venezolana Ureña, asesinaron a Nicolás Antonio Machado Seijas,  Rodolfo Llanos Holanda y otro hombre que no ha sido identificado.

De esa primera masacre, la Policía aseguró que tiene dos hipótesis, una de ellas que la cometió el Eln y la otra que se dio en una pelea que tiene el Tren de Aragua por dominar esas trochas. Según se supo, las víctimas serían ‘maleteros’ que pasaban mercancía por la línea fronteriza.

Pero La Opinión conoció, por habitantes del sector, que desde hace más de un mes, en ese punto de la frontera con Cúcuta, se viene dando una disputa entre el Eln y los gaitanistas.


Le puede interesar: A la cárcel, sin ningún beneficio, por atentado en Cúcuta

 

Image
En el Viejo Escobal se registró la primera masacre de Cúcuta.

 

‘Es una guerra entre todos’

“La gente acá sale al trabajo, a veces uno labora dos días y al siguiente le dicen que no salga a la calle porque ‘la gente’ (Eln o gaitanistas) está por ahí. Uno hace caso para evitar problemas. Acá es una guerra entre todos los grupos armados”, dijo un habitante de Banco de Arena. 

El general Óscar Moreno, indicó que Banco de Arena es un lugar disputado por  el Eln y las Agc. “Allí estos delincuentes buscan  dominar esa zona a sangre y fuego; son los responsables de los asesinatos que han ocurrido allí”.

Añadió: “se está haciendo la tarea, hay uniformados velando por la seguridad de la comunidad”. Sin embargo, se conoció que en esa zona solo están los policías que permanecen encerrados en la estación de Banco de Arena y que el Ejército tiene algunos hombres custodiando el sector conocido como Kilómetro 57, que es a la entrada de Puerto Santander.

“Acá se vive bajo la ley del hielo. Uno no sabe qué puede pasar mañana y prefiere estar callado, respecto de algunos temas…  Es una disputa que se tiene por el contrabando o el tráfico de drogas; ellos (los grupos armados) ponen las armas y nosotros los muertos”, dijo otro habitante de esa zona.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda