Escuchar este artículo

Un canal de terror y muerte en Cúcuta

Domingo, 17 de Abril de 2022
En Caño Picho han aparecido varias de esas personas asesinadas y descuartizadas.


La prolongación del Canal Bogotá, hasta llegar al río Pamplonita, no solo ha significado una gran obra de la administración municipal para adecuar el tramo final de este enorme ducto que recoge aguas lluvias, que finalmente se mezclan con aguas negras, que atraviesa a Cúcuta de sur a norte. 


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: https://bit.ly/_Suscríbete_Aquí

También ha sido el macabro hallazgo del sitio que por años han usado para arrojar una gran cantidad de personas asesinadas y desmembradas, pues por los olores nauseabundos y lo desolado del lugar, es un punto perfecto para que los criminales hagan de las suyas sin despertar una sola sospecha.

Y que hasta el momento ninguna autoridad ha querido ahondar en una investigación seria para saber qué grupo o personas están detrás de esos homicidios que se han registrado año tras año y que sus víctimas van a parar especialmente a ese sector conocido como Caño Picho, que está por el Anillo Vial Oriental, pasando por detrás de la Penitenciaría Nacional de Cúcuta.

En lo que va de este año, se ha logrado conocer que en cinco oportunidades han sido hallados restos humanos, bien sea una mano, un brazo o el tronco de esas víctimas de los violentos que hoy mantienen a la capital de Norte de Santander bajo el terror. Pero muy seguramente, en este lugar han sido arrojadas muchas más personas asesinadas, que hasta el momento no han aparecido.
 

Image
Recientemente encontraron un cráneo y parte de un brazo en Caño Picho.

 
¿Pero quiénes son esas víctimas asesinadas y desmembradas? Eso no lo tienen claro las autoridades judiciales, pues hasta el momento solo han logrado identificar a una de las que han encontrado este año y eso lo consiguieron por un tatuaje que tenía en el pecho, porque si no, muy seguramente los restos seguirían en la nevera de Medicina Legal a la espera de los resultados de ADN o de que alguien se acerque a tratar de reconocerla, como hoy se encuentran el resto de macabros hallazgos que se han dado.


Le puede interesar: Cúcuta, tres años seguidos entre las ciudades más violentas

Precisamente, ese tatuaje que tenía en el pecho Dheynkker Leonel Martínez Reyes, con los nombres de dos de sus cuatro hijos, fue la pista clave que tuvieron sus familiares para identificarlo luego de que fuera hallado muerto y desmembrado en Caño Picho.

Hay personas que aseguran que debajo de la antigua Cárcel Modelo se han cometido muchos de esos asesinatos.

Él desapareció el martes 15 de febrero, cuando salió de su casa a continuar con sus labores como reciclador por los alrededores del parque Lineal. El macabro hallazgo se dio en el sector donde se adelanta la prolongación del Canal Bogotá.

Uno de los zapatos que se alcanzaba a observar por fuera del costal en el que estaba envuelto el venezolano, de 25 años, descuartizado, conocido como ‘El Zorro’, también fue el primer indicio de que se trataba del reciclador.

La víctima llegó a Cúcuta proveniente de Caracas (Venezuela), desde hacía siete meses. Esto fue lo único que se supo de Martínez Reyes. Del resto de partes humanas que han sido encontradas en este sitio, este año, nadie ha sabido de quién son.

“Eso es lo que nos dificultad las investigaciones, pues los hallazgos de restos humanos son muy difíciles de identificar, no tienen ninguna huella. Además, muchos de esos restos están en estado de descomposición, entonces así no hemos podido adelantar nada. De esa única persona que reconocieron (Dheynkker Martínez) también ha sido difícil tener detalles claros, pues como es venezolano la gente no quiere hablar”, comentó un investigador judicial que sigue de cerca las pesquisas de estos hechos.


Lea también: El Epl y sus ‘agonizantes’ intentos de tomarse a Cúcuta

Y lo peor de todo es que muy posiblemente esos macabros hallazgos no van a terminar, pues la obra sigue adelante y cada vez que los obreros avanza más y remueven el terreno para darle paso al concreto para que el ducto llegue hasta el río Pamplonita, van a seguir apareciendo más víctimas.

“Acá a los obreros eso ya no los asusta. Los dos primeros restos que se encontraron si provocaron miedo, pero luego ya se volvió normal. Podemos decir que acá es un sitio donde siempre vienen a tirar cuerpos, bien sea completos o por partes. Los últimos que se hallaron fue una mano y parte de un brazo, se llamó a la Policía y minutos más tarde llegó la Fiscalía y se los llevó”, contó un trabajador de la obra.

Hasta el momento no hay una investigación sería sobre estos hechos.

Agregó: “Es más, en algunas ocasiones que llamamos a la Policía, nos decían que lo tiráramos para otro lado o que enterremos esos restos, que no hagamos tanta bulla, entonces imagínese si a las autoridades ya no les interesa venir a recoger eso, a nosotros si que menos, porque nos retrasa todo”.

¿Qué hay detrás de esos restos?

Esos restos hallados en este lugar revelan una terrorífica realidad que se está viviendo en algunos sitios de Cúcuta, especialmente por los alrededores del parque Lineal y la antigua Cárcel Modelo, en plena zona céntrica.

Este punto de la capital nortesantandereana es considerado uno de las ‘ollas’ más grande a cielo abierto, donde el ajuste de cuentas o la lucha por territorio ha llevado a que se presenten homicidios y hasta ataques con explosivos, como ya ha sucedido.

Algunas personas que deambulan por este lugar, afirman que debajo de la antigua cárcel, metiéndose por el tramo del Canal Bogotá que pasa por ahí, hay un punto que le llaman ‘La Piscina’, que es un enorme hueco llenó de aguas negras, y es donde llevan a muchas víctimas y luego de matarlas y descuartizarlas las arrojan ahí, pero nadie habla a fondo de eso por miedo.


Le puede interesar: 'Ernesto', de líder social en Cúcuta a jefe político de la disidencia

“Los cuerpos o los restos quedan en ese lugar por mucho tiempo, si hay lluvias son arrastrados hasta llegar a Caño Picho, si no, se descomponen y nadie los encuentra. Ese sitio da terror. Quien entra a ese ducto es porque viene por droga, porque ahí se la pasan varias personas vendiendo o porque lo meten para asesinarlo”, sostuvo un habitante de calle que se mueve por el sitio.

Precisamente, ese lugar es conocido como el ‘Barrio Chino’ y durante más de tres décadas se ha sabido que es habitado por habitantes de calle, porque consiguen drogas y sirve para dormir, pero también ha servido como escondite para ladrones callejeros, que, aunque las autoridades han llevado algunas acciones para recuperar ese espacio, ha sido imposible lograrlo.

“Mucha gente habla sobre eso, pero al momento de nosotros tratar de conseguir testimonios claros y que nos den algún alias o nombre de quienes están cometiendo esos crímenes, nadie dice algo, entonces no hemos podido iniciar una investigación concreta para esclarecer eso”, señaló una fuente judicial.

Este año han recogido en cinco oportunidades restos humanos.

Añadió: “en algunas oportunidades nos hemos metido a ese parte del canal, pero no encontramos nada. Siempre está solo, así es muy difícil, si hay alguien que nos dé muchas más pistas y nos ayude a identificar a quienes están detrás de todo esto, créame que lo capturaremos”.

Sin embargo, las autoridades han podido conocer que en el tema de microtráfico en ese punto de la zona céntrica de Cúcuta se daría una lucha entre tres bandas, una estaría dirigida por un hombre que se conoce como ‘El Dominicano’ y las otras por alias ‘Porras’ y ‘Carlos Pecueca’.

“El ajuste de cuentas y la lucha de territorio en esta zona es constante. Lo que pasa es que el microtráfico en este sitio deja millonarias ganancias, diariamente, y es ahí donde nosotros debemos intervenir, por ahora tenemos una investigación que nos está dando algunos resultados, esperamos que lo antes posible podamos acabar con esa ‘olla’”, manifestó la fuente judicial.

También hay otras fuentes de inteligencia que señalan que a Caño Picho también están llegando los restos de algunas personas que han sido desmembradas en otros sitios de Cúcuta y hasta de La Parada.


Le puede interesar: Secuestrados y asesinados por el Eln en la frontera

“Recuerde que el Canal Bogotá recorre de sur a norte a Cúcuta y, además, otros canales caen a él, entonces esas víctimas pueden venir de muchos sitios, porque cuando llueve se llena de agua y arrastra con todo a su paso, por eso, hasta que no se puedan identificar los restos y saber quién es cada víctima y a qué se dedicaba es muy complejo este tema”, sostuvo la fuente de inteligencia.

Pero extraoficialmente también se conoció que no descartan que en algunas ocasiones van y tiran los cuerpos o los restos a Caño Picho, para evitar que sean hallados y se descompongan rápidamente, así no se dará ninguna investigación.

Por ahora, solo resta esperar si en algún momento las autoridades judiciales logran adelantar una investigación sería sobre esta situación y que la Policía le ponga más atención a este sector que está por el Anillo Vial Oriental, para que deje de ser un botadero de muertos o restos humanos.

 Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: https://bit.ly/_Suscríbete_Aquí

Image
La opinión
La Opinión

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda