Escuchar este artículo

Ambientalistas en defensa de los recursos hídricos de la provincia de Ocaña

Viernes, 27 de Mayo de 2022
Liderazgo social y ecológico.

Hoy día cuando se habla del calentamiento global integrantes de la Asociación de Amigos del Acueducto Independiente de la Ciudadela Norte de Ocaña, ADAMIUAIN, promueven un modelo comunitario para la recuperación de las fuentes hídricas de la zona del Catatumbo.

El líder social, Gustavo Adolfo Ibáñez, impulsa la iniciativa de proteger las reservas forestales con la participación de la ciudadanía y todas las instituciones que velan por el medio ambiente.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


 “Son muchos los factores que merman el preciado líquido y se requiere el compromiso de todos para conservar esos nacientes. Por ello es necesaria la participación de la gente y entidades como la Corporación Autónoma Regional de la Frontera Nororiental, Corponor; La seccional de universidad Francisco de Paula Santander, Ocaña; Unidad Técnica Ambiental y todas las entidades, ya que una golondrina no hace verano”, recalcó.
 

Image
Integrantes de la Asociación de Amigos del Acueducto Independiente de la Ciudadela Norte de Ocaña, ADAMIUAIN, promueven un modelo comunitario para la recuperación de las fuentes hídricas de la zona del Catatumbo.
 
Paradigma digno de imitar 

El fiscal de Adamiuain, Gustavo Ibáñez, recuerda la experiencia de hace 36 años cuando unos voceros comunales ante los problemas en el suministro de agua potable, proceden a hipotecar sus viviendas para comprar mangueras y traer el preciado líquido desde la Quebrada Brava, del corregimiento de Pueblo Nuevo, comprensión rural del municipio de Ocaña. 
 
En ese entonces era una idea descabellada y hoy un ejemplo ecológico digno de imitar ya que ofrece el servicio a mil 413 usuarios de la zona norte de la localidad.
 
“Gracias a esa reserva, al cuidado que se tiene en los nacientes la quebrada Brava se ha mantenido en lo que hemos denominado la fábrica del agua. Es una manera de mostrar didácticamente cómo conservar los bosques se puede garantizar ese líquido vital que nos beneficia a todos”, agregó.


Lea además: Observatorio Ambiental para la zona del Catatumbo 


El acueducto independiente se ha convertido en un paradigma digno de imitar por la adquisición de predios y declararlos en reserva forestal, adelantado caminatas ecológicas, campañas de siembra de especies nativas y promovidos mensajes para el cuidado de los recursos naturales.
 

Image
Integrantes de la Asociación de Amigos del Acueducto Independiente de la Ciudadela Norte de Ocaña, ADAMIUAIN, promueven un modelo comunitario para la recuperación de las fuentes hídricas de la zona del Catatumbo.
 
La voz de alerta 

Los promotores de esas iniciativas instan a los dirigentes de la región a trabajar unidos para el bienestar de los sistemas agroecológicos. 
 
Esa experiencia con el acueducto independiente se puede proyectar hacia las cabeceras de los ríos Tejo, Frío, Oroque, Algodonal que más adelante recibe el nombre de Catatumbo donde se ha detectado una alta deforestación, indican los ambientalistas.
 
Esas políticas se deben implementar desde el páramo de Jurisdicciones río abajo con las buenas prácticas agropecuarias para mantener vivo el ecosistema.
 
“Es proteger aquellas fábricas de agua de manera natural, una regeneración ya que desde el punto de vista técnico es bastante costoso. La experiencia propia ha demostrado que sí se puede y entre todos podemos salvar las fuentes hídricas para que mantengan el caudal”, recalcó Ibáñez.


Lea además: Anla excluye a San Calixto y Hacarí de la fumigación de los cultivos ilícitos 


La administradora del Acueducto Independiente, Virginia Amaya Quintero, manifiesta que todo lo que redunde en beneficio de las comunidades es posible con la unión de las distintas entidades en articulación con la ciudadanía.
 

Image
Integrantes de la Asociación de Amigos del Acueducto Independiente de la Ciudadela Norte de Ocaña, ADAMIUAIN, promueven un modelo comunitario para la recuperación de las fuentes hídricas de la zona del Catatumbo.
 

Modelo comunitario 
 
El proyecto comunitario lleva agua potable a más de mil familias en la zona norte de Ocaña y mantiene una reserva forestal de 500 hectáreas. 
 
Esa acción es el reflejo del trabajo colaborativo y la unión comunitaria surgida el 18 de julio de 1985. En los 36 años de historia se recuerda al gran benefactor y líder social, ya fallecido Cristóbal Navarro, que impulsó junto a un puñado de voceros comunales la creación de la empresa debido a problemas en el suministro de agua potable. En esa misión altruista proceden a hipotecar sus viviendas para comprar mangueras y traer el preciado líquido desde la quebrada Brava. 

El profesor Cristo Humberto Miranda Carvajalino resalta la misión cumplida para brindar un buen servicio a los habitantes del norte de la ciudad e indica que es importante crear esa conciencia ecológica. “Se habilita un área para la reforestación de una manera ordenada y así conservar el medio ambiente”, recalcó.


Lea además: En Ocaña hubo siembra de especies nativas de árboles


El vocal, Gustavo Ibáñez, indican que hasta la fecha se han adquirido 650 hectáreas, cuyos predios se declaran como reservas forestales para garantizar el preciado líquido. “En un comienzo con el fondo de Desarrollo Rural Integrado, DRI, se sembraron unos 12 mil árboles y se continúa con los programas para el repoblamiento. Se tienen dos guardabosques quienes están al tanto de los programas ecológicos. Queremos multiplicar ese esfuerzo con una política clara y dejar huella en la conservación de los recursos naturales”, puntualizó.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


 

Image
Javier Sarabia Ascanio
Javier Sarabia

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda