Escuchar este artículo

Con 111 años, pero aún vota en Ocaña

Viernes, 3 de Junio de 2022
El hombre más longevo participa en los procesos democráticos en Ocaña.

Una lección a las futuras generaciones dio el veterano de mil contiendas electorales, Carlos Julio Rincón Garzón, quien a sus 111 años acudió a las urnas a depositar el voto por el candidato de su entera confianza.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


De estirpe liberal instó a los jóvenes a utilizar esa energía para la edificación de un nuevo país.

“Yo me siento como cuando tenía 15 años y nunca debemos marginarnos de esos procesos democráticos, ya que son importantes para la patria”, afirmó el veterano elector.

Utilizando los brazos de su hija, Miriam Rincón Lozano, como si fuese un bordón, llegó caminando hasta la mesa número uno ubicada en el polideportivo de la caseta monumental de la escuela Adolfo Milanés, para cumplir la cita con la democracia.

Allí inició el ritual de siempre, se persignó, los jurados tomaron la huella, agarró el tarjetón con una decencia única, dando las gracias y se trasladó al cubículo a participar en el ejercicio que ha hecho en muchas oportunidades para decidir por el futuro de la nación. “Se me perdió la cuenta”, exclamó en medio de risas y saludos a los amigos de la vieja guardia.


Lea además: El día de Navidad, Carlos Julio Rincón cumplió 111 años

Desde la época de Alfonso López Pumarejo por allá en la década de los 30, ha sido testigo de la elección de más de 20 mandatarios y mantiene intacta la fe de un horizonte mejor para las nuevas generaciones, dijo su hijo Santander Rincón.
 

Image
Un veterano de mil contiendas electorales se constituye en ejemplo para las nuevas generaciones.
 
Infaltable en las elecciones  

Como buen madrugador alistó la ropa, la cédula y encomendó a su hija la misión de coordinar el transporte hacia el puesto de votación.

Miriam Rincón narró que se levantó temprano, se bañó, se vistió y desayunó con el fin de reponer fuerzas para cumplir con el sagrado derecho de elegir.

Su hijo Santander lo recogió en el vehículo desde el barrio La Piñuela para emprender la ruta y parecía un niño con una sonrisa dibujada en su rostro, aseguró Miriam.

A paso lento, pero seguro y mientras saludaba a sus amigos, encaminó todas las energías para llegar a la meta. No podía faltar a esa cita como lo hacía años atrás con su señora esposa Leonor Lozano.

“Una particularidad, mi mamá era conservadora y papá es liberal, nunca la obligó a votar por otro candidato. Siempre respeta las diferencias políticas”, indicó Miriam.


Lea además: Carlos Julio Rincón, sobreviviente de dos pandemias

El pincel del tiempo pintó el cabello cano para demostrar la sabiduría de don Carlos Julio, objeto de muchas miradas de admiración y ejemplo digno de imitar por jóvenes que prefieren evitar los procesos electorales.


 

Image
Un veterano de mil contiendas electorales se constituye en ejemplo para las nuevas generaciones.
 
Nefastos episodios 

Vivió en carne propia la violencia bipartidista de 1948 y lamenta profundamente la muerte del caudillo Jorge Eliécer Gaitán.

“Fue víctima de la persecución y permaneció escondido durante dos días en unos bultos de paja en la finca, ya que lo buscaban para matarlo por su filiación liberal”, le contó a su hijo.

Sus ojos fueron testigos de los episodios dolorosos de la violencia y el golpe de Estado de los años 50. Las sangrientas luchas que dejaron desolación y muerte en todo el territorio colombiano.

En las paredes de la memoria aún se conservan como cuadros gigantes, las imágenes de Gustavo Rojas Pinilla, el plebiscito donde las mujeres accedieron a las urnas en el año de 1957 y el Frente Nacional para aclimatar las tensiones.

Recuerda las controversias y los discursos de Alberto Lleras Camargo, Guillermo León Valencia, Carlos Lleras Restrepo y los representantes de la Alianza Nacional Popular, Anapo.

Los escándalos, la sombra del fraude cuando asumió el poder Misael Pastrana Borrero donde surgió el Movimiento 19 de abril. Luego los mandatos de Alfonso López Michelsen y Julio César Turbay Ayala. Posteriormente, la llegada de Belisario Betancourt Cuartas y los sueños de paz.

Sin embargo, sobreviene la década de los 80 donde el narcotráfico sembró el terror, cobrando la vida de personas brillantes, entre las que lamenta el asesinato de Luis Carlos Galán Sarmiento. “Iba a ser un buen presidente, pero no lo dejaron”, exclamó con nostalgia.

Luego, el gobierno de César Gaviria Trujillo y posteriormente Ernesto Samper Pizano, salpicado por el proceso 8 mil. El mandato de transición de Andrés Pastrana, con el despeje del Caguán y los frustrados diálogos con las FARC, quienes dejaron la silla vacía. 


Lea además: En Ocaña vacunaron al hombre más longevo de Colombia, Carlos Rincón tiene 110 años

Después la llegada de Álvaro Uribe Vélez con la Seguridad Democrática y Juan Manuel Santos en los acuerdos de Paz para desembocar en el actual de Iván Duque.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion 


 

Image
Javier Sarabia Ascanio
Javier Sarabia

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda