Escuchar este artículo

Museo Anzoátegui de Pamplona en mantenimiento preventivo

Martes, 22 de Junio de 2021
Después de 31 años desde que entró en funcionamiento el Museo Anzoátegui, no había sido sometido a labores de mantenimiento preventivo en las salas de exposiciones y otras áreas.


El inmueble que data de la época de la Colonia y que está localizado en la Calle Real de Pamplona, guarda parte del legado dejado por el prócer venezolano y héroe de la campaña libertadora, José Antonio Anzoátegui.

En esta casa falleció el 15 de noviembre de 1819, después de regresar victorioso de la Batalla de Boyacá, ocurrida el 7 de agosto de 1819.

En julio de 1990, los entonces presidentes de Colombia, Virgilio Barco y de Venezuela, Carlos Andrés Pérez, inauguraron el Museo que desde esa época funciona en la casona que fue restaurada por la Fundación del Patrimonio Cultural del Banco de la República.

La falta de recursos económicos y el poco interés de los organismos gubernamentales llevaron al olvido a la Casa Museo, que desde que asumió el actual director, Jaime Uribe, se dio la tarea de recuperarlo, no solo la infraestructura, sino los bienes que salvaguarda, entre ellos los archivos notariales y del cabildo local.

Labores

El director de la entidad explicó que ante el deterioro de paredes, techos y vitrinas se procedió a la recuperación de los espacios en donde funcionan las exposiciones.

La primera intervención se hizo en la sala en donde velaron al General Anzoátegui, con la recuperación de las paredes que presentaban alto grado de humedad.

También las maderas que sostienen el techo se limpiaron, lijaron y les aplicaron pintura de acuerdo con el carácter antiguo de la vivienda.

“Con el espacio adecuado procedimos a montar los objetos de exposición y darle una nueva dinámica a la museografía. Se va a mejorar la iluminación”, afirmó el director.

 

Image
A este salón le darán otra dinámica. Fotos: Roberto Ospino/ La Opinión


Allí se observan a la imagen de la Virgen de Las Nieves, un piano antiguo y otros elementos de valor histórico.

El instrumento musical lo van a arreglar, teniendo en cuenta que data de 1834 y que según Uribe sería oportuno ponerlo a funcionar.

Para el director, lo que se quiere con la nueva reorganización del inmueble es rescatar la esencia del prócer de la Independencia de Colombia, no como militar, sino también como ser humano, esposo, padre, amigo y tener en cuenta cómo falleció según los relatos históricos.
 

Image
Está interviniendo la sala de armas. Fotos: Roberto Ospino/ La Opinión

En estos momentos las labores se centran en la sala de armas en donde se desinstaló la museografía para poder recuperar las vitrinas, paredes, la madera y el techo.

Al correr los muebles encontramos que la humedad estaba pudriendo la madera y si estas acciones no se hubieran hecho a tiempo, más adelante la situación se hubiera tornado crítica”, agregó el director.

En este sector se van a arreglar las paredes, la cubierta y se impermeabilizarán los demás objetos, entre ellos los muebles o vitrinas exhibidoras.

“Queremos con las acciones preventivas mejorar los espacios, hacerlos más interpretativos para que los visitantes se sientan a gusto en un ambiente agradable”, indicó.

Uribe explicó que de ese sitio pasarán a arreglar el salón que hace alusión a la Batalla del Pantano de Vargas, el paso por el Páramo de Pisba, mapas, infografías y otros elementos que se refieren a los hechos que marcaron la campaña Libertadora.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Roberto Ospino