Escuchar este artículo

La violencia amenaza la elección de la curul de paz del Catatumbo

Martes, 25 de Enero de 2022
Conozca aquí lo que dijo la Misión de Observación Electoral sobre esta jornada electoral.

El Catatumbo tendrá este año una oportunidad histórica, pues tras décadas de abandono estatal y de que sus clamores poco sean escuchados, esta golpeada subregión de Norte de Santander contará con su propio representante en el Congreso para los próximos cuatro años.


Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


Los ocho municipios que hacen parte de la zona PDET (Convención, El Carmen, El Tarra, Hacarí, San Calixto, Teorama, Tibú y Sardinata) fueron seleccionados como una de las 16 Circunscripciones Transitorias Especiales de Paz y las víctimas que allí residen podrán aspirar a ser quien lleve esa vocería en la Cámara de Representantes.

No obstante el logro alcanzado por cuenta del Acuerdo de Paz de La Habana y la activa participación que se vio en el proceso de inscripción de candidatos para esa curul especial (se presentaron siete listas con dos aspirantes cada una), la violencia que persiste en el lugar y el fantasma de los grupos armados ilegales que allí delinquen, amenazan el desarrollo de este particular proceso electoral.

Así lo advirtió la Misión de Observación Electoral (MOE), al presentar el mapa de riesgo para las elecciones que tendrán lugar por primera vez en estas Circunscripciones, en el que se advierte que el 100% de los municipios del Catatumbo en donde se elegirá esta curul de paz se encuentra en riesgo permanente por la presencia de grupos armados organizados y la intensidad de las acciones violentas que estos generan.


Lea también: 

El Catatumbo, donde más se concentran hechos de violencia

De acuerdo con las cifras presentadas por la veeduría, siete de los ocho municipios de la zona en donde se votará para elegir a este representante registran un riesgo extremo por cuenta del conflicto que allí se libra: Convención, El Carmen, El Tarra, Hacarí, San Calixto, Teorama y Tibú. Sardinata, por su parte, aparece ubicada en riesgo alto.

“La presencia y acciones de los grupos armados ilegales en dichas zonas tiene un impacto sobre el proceso electoral, y de no adoptarse las medidas necesarias, la jornada electoral del 13 de marzo podría verse gravemente afectada”, alertó Alejandra Barrios, directora de la MOE.

Explicó que en la investigación que adelantaron desde esta organización para elaborar el mapa de riesgo, se evidenció que, a pesar del Acuerdo de Paz logrado en 2016 con la desaparecida guerrilla de las Farc, la violencia en regiones como el Catatumbo se ha recrudecido, debido a la llegada a los territorios de nuevos actores violentos y la reconfiguración de los ya existentes.

Los datos recopilados con relación a la Circunscripción 4, la del Catatumbo, indican que siete municipios tienen un riesgo mayor por la presencia del Ejército de Liberación Nacional, las disidencias de las Farc y el Epl o Pelusos.

De acuerdo con la MOE, estos riesgos están representados en las acciones de estos actores armados ilegales, la disputa a sangre y fuego que ejercen sobre el territorio y el negocio de los cultivos ilícitos y otras economías ilegales, lo cual desencadena una amenaza de desplazamiento forzado y ataques contra la libertad de prensa y el ejercicio de liderazgos políticos, sociales y comunitarios.


Lea además: Catatumbo: niños y docentes claman el desminado humanitario


Con relación a este último aspecto, en Norte de Santander, el mapa elaborado por la MOE muestra que cuatro municipios de la Circunscripción presentan algún tipo de alerta por hechos de violencia contra líderes: uno se encuentra en un riesgo medio, dos en alto y uno en extremo.

Riesgo por factores de fraude electoral y violencia

Por si fuera poco la amenaza que representan los grupos armados ilegales para el libre ejercicio de la democracia en lugares como el Catatumbo, las precarias condiciones en que se han desarrollado históricamente los procesos electorales en los municipios de esta zona conllevan también un riesgo de posible fraude electoral.

Para la Misión de Observación existen variables que pueden incidir de manera negativa en el resultado de las elecciones como: niveles atípicos de participación, así como de votos nulos y tarjetones no marcados, y riesgo por algún tipo de dominio electoral.

Teniendo en cuenta eso, la investigación logró identificar que en la Circunscripción 4 existen cinco municipios en los que se conjugan las dos amenazas (fraude y violencia), poniendo en juego un resultado exitoso de esta nueva elección. Estos son: El Carmen, El Tarra, Hacarí, San Calixto y Teorama.


Le puede interesar: Socializarán proceso electoral para curules de víctimas en el Catatumbo


“Desde la MOE se recomienda a las autoridades electorales, Procuraduría, Fiscalía y Policía Nacional, adoptar las medidas necesarias para prevenir e investigar oportunamente acciones indicativas de delitos o irregularidades contra el proceso electoral como la trashumancia electoral, compra de votos, o cualquier otra acción que afecte la trasparencia electoral”, señaló la MOE.

A nivel general

El panorama de las 16 Circunscripciones Transitorias Especiales de Paz a nivel general es, igualmente, complejo, puesto que en términos de riesgo por violencia el 86,8% de estas zonas donde elegirán su propio representante (145 municipios de 167) presenta alguna amenaza por cuenta del accionar de grupos armados. En nueve de ellas el riesgo es del 100%, como en el Catatumbo.

Las alertas por posible fraude electoral, entre tanto, se posan sobre 94 municipios en particular  (56,3% de las CTEP), teniendo en cuenta algunos indicadores sobre el comportamiento electoral de las zonas rurales que este año elegirán la curul de paz.

 

*Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en https://bit.ly/3ljBtXC

Image
Lucy Araque
Lucy Araque

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda