Escuchar este artículo

La UFPS se la juega entre el continuismo y el voto en blanco, en designación de nuevo rector

Miércoles, 26 de Mayo de 2021
Tres profesores buscan hacerle contrapeso a estas dos opciones y presentaron sus nombres a la consulta rectoral de la próxima semana.

Con algunos cambios en el proceso y un intenso debate de por medio sobre la edad del candidato que luego de 18 años en el cargo llega nuevamente con la mayor opción de repetir periodo, Héctor Miguel Parra, la consulta para elegir al próximo rector de la Universidad Francisco de Paula Santander (UFPS) entró en su recta final.

El próximo 4 y 5 de junio, más de 23.000 estudiantes de las sedes de Cúcuta y Ocaña, al menos 250 profesores y 130 administrativos habilitados para votar se darán cita en las urnas con el propósito de definir los nombres de los candidatos que serán presentados a consideración del Consejo Superior Universitario, el órgano encargado de designar el rector.

Por primera vez, el elegido para llevar las riendas de una de las principales instituciones públicas de educación superior de Norte de Santander le corresponderá asumir un periodo de cuatro años (2021-2025) y no de tres como venía ocurriendo hasta ahora.

En el tarjetón aparecerán los nombres de cuatro candidatos, entre ellos el de Parra López, quien renunció a la rectoría de la UFPS a comienzos de abril para postularse a su séptimo periodo en esa alma máter y en ese sentido se convierte una vez más en el aspirante del continuismo.

Para hacerle frente a esa aspiración y tratar de impulsar una renovación en la administración de la universidad, tres profesores catedráticos decidieron postular sus nombres e intentarán ser una alternativa en la consulta rectoral. Ellos son: Gustavo Ardila Niño, Gustavo Adolfo La Rotta Santander y Javier Andrés Zambrano Galvis.

Sin embargo, en el otro lado está el voto en blanco, que en esta oportunidad busca ser protagonista y hacer historia, toda vez que, de alcanzar el 51% de los votos válidos, por ley, la institución educativa se vería obligada repetir la consulta y ninguno de los participantes que se inscribió podrá volver a postularse.

Esta apuesta es abanderada por un grupo de estudiantes que considera que no están dadas las garantías para el certamen democrático y que cuestiona la forma como durante estos 18 años Héctor Parra ha manejado la Universidad Francisco de Paula Santander.

La opción del voto en blanco, que ha venido tomando fuerza en las últimas semanas, también es respaldada por la Asociación Sindical de Profesores Universitarios (ASPU) seccional UFPS que, al igual que los universitarios, cree que están ante una oportunidad única de lograr un relevo en la rectoría.

La misión, sin embargo, como algunos de ellos mismos lo reconocen, no será nada fácil, pues la forma como está diseñada la designación del rector les hace complejo el escenario.

Según el reglamento electoral de la Universidad, los candidatos que obtengan el 20% de la votación ponderada en las urnas serán presentados ante el Consejo Superior Universitario, es decir que, la elección no la hacen directamente los estudiantes, profesores ni administrativos, sino que ellos son solo una parte del proceso.

Una vez lleguen los resultados al Consejo, sus nueve integrantes se encargan de hacer el análisis de lo sucedido en la jornada de consulta, revisar las hojas de vida y propuestas de los candidatos que superaron el primer requisito y proceden con la designación del nuevo rector.

Es por esta razón que desde diferentes sectores se advierte que, independientemente de los resultados, Parra llega con el camino despejado, porque así otro de los candidatos logre superar el umbral del 20%, el exrector cuenta con las mayorías necesarias en el Consejo para ser reelegido.

“Para nosotros esta es una consulta que no es democrática, que no establece garantías y por eso la única posibilidad que tiene la comunidad es el voto en blanco”, planteó Carlos Flórez Góngora, presidente de ASPU seccional UFPS.

Voto electrónico y naturaleza del cargo agitan la discusión

Para el ejercicio que tendrá lugar la próxima semana, otra de las novedades es la incorporación del voto electrónico, teniendo en cuenta que la emergencia por la pandemia del coronavirus se mantiene.

Esa decisión ha generado opiniones divididas entre la comunidad universitaria, pues mientras hay quienes consideran que esta opción podría aumentar la participación en la consulta rectoral, otros creen que se presta para un posible fraude.

Así lo han advertido los promotores del voto en blanco, quienes creen que el voto electrónico no genera confianza en los estudiantes.

El otro asunto que se suma como un ingrediente adicional a la discusión sobre la continuidad de Héctor Miguel Parra es el cambio en la naturaleza del cargo.

Desde ASPU aseguran que, el año pasado, el Consejo Superior se ingenió una “jugada” para favorecer los intereses de Parra, al establecer que la rectoría ya no se ejercerá como una función administrativa, sino académico-administrativa.

De esta forma, el seis veces rector de la UFPS podría esquivar el impedimento que le representa el hecho de estar ya en la edad de retiro forzoso, pues se valdría de la condición de docente para seguir en el cargo, toda vez que la ley en Colombia les permite a los profesores ejercer hasta los 80 años, para alcanzar la pensión. No obstante, Parra ya es pensionado.

“Hasta la fecha, ni el Consejo Superior ni la Universidad han querido mostrar cuáles son los argumentos jurídicos que tienen para permitir que Héctor Parra se inscriba nuevamente en la consulta”, cuestionó Flórez Góngora.

El presidente de ASPU señaló que la indignación que existe hoy ante la nueva aspiración de Héctor Parra es esencialmente por los resultados de 18 años de una gestión que no ha permitido el desarrollo que merece la Universidad.

“Es una universidad que se ha dedicado al clientelismo, a la politiquería y se olvidó de la academia. Esta es una universidad que está a la deriva, porque no hay líder”, reprochó Flórez.

‘Las cifras hablan’

Quienes impulsan la nueva designación de Héctor Parra aseguran que, si bien son 18 años los que el candidato ha estado al frente de la institución, las cifras hablan de un crecimiento considerable.

Andrey Téllez, presidente de los estudiantes de la Francisco de Paula Santander, dijo que mientras en los 41 años de las administraciones anteriores solo se crearon 11 programas de pregrado, en el tiempo que ha estado dirigiendo Parra se abrieron 15. Además, señaló que hoy ya son 13 las especializaciones y que se pasó de cero a nueve maestrías.

Hay resultados que hablan por sí solos, pues tenemos nueve programas acreditados de alta calidad, equivalentes al 33,3% de los programas que hay en la Universidad, lo que nos permite presentarnos al plan de acreditación institucional”, aseguró.

Destacó, igualmente, que a pesar de que la UFPS es una institución con un presupuesto muy limitado, pues ocupa los últimos lugares en transferencia de recursos, eso ha sido administrado de la mejor manera y hoy no tienen ningún problema de tipo financiero.

Antes de la pandemia, con la gestión del profe Héctor se estaba llegando a casi 6.000 estudiantes con algún descuento en la liquidación. Además, de las 33 universidades públicas que hay en el país, solo nueve, incluyendo la UFPS, tuvieron una matrícula completamente subsidiada”, sostuvo Téllez.

Sobre la polémica en torno a los impedimentos que tendría Parra para aspirar, el presidente de los estudiantes dijo no conocer a profundidad los argumentos que se sustentan,  pero señaló que tiene la certeza de que con la experiencia del candidato a rector, no cree que este se vaya a presentar a una consulta sin tener completa tranquilidad de que lo puede hacer.

Con el propósito de dar a conocer quiénes son los candidatos que el próximo 4 y 5 se someterán a consulta en la Universidad Francisco de Paula Santander, a partir de mañana, La Opinión presentará sus perfiles y propuestas.

Image
La opinión
La Opinión