Las mujeres tienen miedo en Tibú (parte dos)

Jueves, 13 de Mayo de 2021
Tres videos intimidatorios circulan ahora en contra de las mujeres en este municipio del Catatumbo, Norte de Santander

En Tibú sus habitantes viven con miedo. Con el credo en la boca para esquivar los malos presagios. Pero son inevitables los susurros de temor en sus calles. La violencia en ese municipio de Norte de Santander se amañó y abunda la zozobra.

A esta oleada de sangre en esta población del Catatumbo, se suma la violencia en contra de las mujeres de esta tierra y otras que llegaron como forasteras.

Entre los tibuyanos viene rondando por WhatsApp tres videos con señalamientos y mensajes despectivos hacia las femeninas.

Veinticinco mujeres ya venían amenazadas, pero ahora aparecen dichas grabaciones en las que hay un promedio de 70, quienes viven en un riesgo inminente.

La Opinión tuvo acceso a dos, de los tres videos, que se difunden entre los pobladores, en ellos aparecen las mujeres en fotografías, acompañadas de frases y señalamientos despectivos.

Uno de ellos tiene como fondo musical el corrido norteño ‘Vasito con agua’, de Los bacanes del sur y, en el otro, la canción de reguetón ‘La Quemona’.

“Todas las mujeres que aparecen residen en Tibú. Hay menores de edad, jovencitas y mujeres provenientes de Venezuela. A unas les dicen la ‘prepago barata’, ‘la agazapada’, ‘la moza de la Policía’. En fin, un montón de señalamientos de forma deshonrosa para quienes ahí aparecen. Uno no sabe con qué intensión hacen eso, pero que dos de ellas aparecieran muertas, no es casualidad, sino que por el contrario, muchas nos atemorizamos”, dijo una mujer residente en esa zona.

Las dos mujeres que figuran en los videos y que aparecieron muertas, fueron Jennifer Gutiérrez Zambrano, de 25 años, quien fue asesinada el 1 de mayo cuando trabajaba en un negocio de venta de bebidas embriagantes.

El otro caso, es el más reciente, ocurrido en esa población el 4 de mayo, se trata de Liliana Rincón Ramos, de 39 años, y quien conducía un vehículo cuando fue abordada por un sujeto armado que iba como parrillero de una moto y le disparó hasta dejarla sin vida.

Haber sostenido una relación sentimental con un soldado, habría desatado su muerte violenta.

Se conoció que las autoridades aseguraron que una de las grabaciones no corresponde a la actualidad, sino a diciembre del año pasado. Sin embargo, no hay respuesta sobre de dónde provienen ni quiénes estarían detrás de los dos actuales videos.

Riesgo inminente

“Ninguna mujer puede tan siquiera saludar a un miembro de la fuerza pública y el estigma de muchas está por el suelo. El trato es humillante y deshonroso”, dijo otra mujer que vive también en esa zona.

Desde principios de abril, entre las calles de ese pueblo corrió la voz sobre lo que les espera a las mujeres que habitan en ese lugar y un listado con 25 nombres y apellidos circuló entre los residentes. Allí, las que figuraban fueron señaladas como objetivo de muerte.

Desde entonces, muchas decidieron irse de esa población. Huyeron por que nadie les garantizó la vida.

Pero ocho mujeres aparecieron asesinadas, dos de ellas a puñal, las seis restantes con impactos de arma de fuego.

Cuatro fueron identificadas, cuatro están sin nombre. Cinco de ellas aparecieron en la zona rural de ese municipio y tres en el casco urbano.

Nelly Avendaño, Ana Julia Calderón Santos, Jennifer Gutiérrez Zambrano y Liliana Rincón Ramos, son las identidades conocidas de esta violencia despiadada contra la mujer en Tibú.

Image
mujeres asesinadas en Tibú

¿Qué han hecho las autoridades?

Nueve días después del último hecho violento en contra de las mujeres, las autoridades no tienen ningún capturado sobre quién está detrás de estas muertes y amenazas en Tibú. 

Impresiona más que en las estadísticas oficiales de la Policía, sobre homicidio a femeninas, solo registraron tres muertes, que sucedieron en abril y en el casco urbano, dejando por fuera tres casos más ocurridos en ese mismo mes en la zona rural, mientras tanto, las cifras oficiales por parte de Medicina Legal aún no se conocen.

La comunidad ante el silencio de las autoridades reclama acciones contundentes.

El coronel Carlos Martínez, comandante de la Policía de Norte de Santander, aseguró que junto a la Fiscalía siguen tras las pistas de los responsables.

“La investigación de nuestra policía judicial da cuenta que es el Eln y las disidencias de las Farc, quienes estarían detrás de estos hechos. Hay más detalles que no podemos revelar que hacen parte de la investigación. Lo cierto es que estos grupos quieren generar pánico en esta zona”, dijo el coronel.

Sobre la veracidad de los videos, el coronel Martínez manifestó que están tras las pistas del origen y pidió a la comunidad denunciar estos hechos.

Taiz del Pilar Ortega, gobernadora de Norte de Santander (e) aseguró a La Opinión que han realizado dos consejos de seguridad donde han evaluado los hechos.

“Estamos trabajando de manera articulada con las autoridades militares y policiales. Algunas organizaciones hablan de feminicidios y como Gobernación hacemos acompañamiento y estamos dispuestos a trabajar de manera articulada para garantizar el derecho a la vida. Aun no tenemos un resultado de las investigaciones que lleva la Fiscalía pero estamos a espera del primer informe”, dijo Ortega.

Preocupación

Adriana Pérez, directora del Observatorio de Asuntos de Género en Norte de Santander, aseguró que la situación de Tibú es preocupante.

“Desde el Observatorio, consideramos que las violencias contra las mujeres, que se están presentando están correlacionadas con dinámicas de control territorial y comunitario, así no sean integrantes de estos grupos los agresores directos”, dijo Pérez.

La funcionaria precisó que han monitoreado los hechos sobre violencia basada en género y les sorprende la falta de registro por parte de las autoridades.

“Durante el periodo 1 de enero al 30 de abril, Tibú solo se reporta un 4% de los casos totales con violencias físicas, incluyendo intentos de feminicidio. Sin embargo, en el informe que estamos construyendo, enfatizamos que una falta de registro no significa la inexistencia de los hechos, al contrario, la situación debe estar muy delicada por la presencia de actores armados pero debe existir un control sobre la información que sale de los municipios afectados”, dijo Adriana.

Entre tanto, la fundación Feminicidios Colombia, con sede en Cartagena, en un comunicado hizo un llamado enérgico y convocaron a la acción inmediata del Estado colombiano ante los recientes casos de violencia en contra de la mujer ocurridos en Tibú.

“Es verdaderamente urgente que, a pesar de la coyuntura que en materia de seguridad atraviesa el país, las autoridades no descuiden su deber de garantizar a las mujeres, las adolescentes, y las niñas, una vida libre de violencia”, se lee en el escrito.

Y puntualmente exigen a las autoridades a “que se proceda a ordenar medidas de protección efectivas para salvaguardar sus vidas”.

Las cifras no mienten

Son 8 mujeres las mujeres asesinadas entre abril y el 4 de mayo, dicha cifra es alarmante si se compara con las dos muertes de mujeres registradas en el 2020. Cuando uno de los casos ocurrió el 9 de septiembre y el otro el 12 de octubre, ambas asesinas a bala.

El comparativo de homicidios a femeninas en esa población del Catatumbo da cuenta de que los hechos se triplicaron en tan solo el periodo de abril y los primeros días de mayo.

 

Image
La opinión
La Opinión