Escuchar este artículo

‘Nula’, el jefe del Eln que domina parte de la frontera

Viernes, 14 de Mayo de 2021
El grupo criminal sigue fortaleciéndose en la frontera, dejando muerte y desolación a su paso. La Opinión revela detalles de un jefe de esa guerrilla, hasta ahora desconocido.

El Eln, desde hace más de dos años, tiene el control total de gran parte de la frontera entre Norte de Santander y Venezuela, y esto no es desconocido para las autoridades de Colombia y del país vecino.

Esta guerrilla inició la lucha por el manejo de la línea fronteriza porque, según fuentes judiciales, sabía el gran fortín económico que iba a dominar.

“Por eso se enfrentó a sangre y fuego con las bandas que tenían el control de esas zonas, logrando desplazarlas y quedándose con los cobros de extorsiones y manejos en el paso de la droga, armas y hasta de personas que a diario transitan por las trochas”, dijo uno de los investigadores.

Una de las personas que debe usar las trochas para desplazarse entre los dos países indicó que “al principio, los guerrilleros llegaron con un discurso de defensa de las personas que viven cerca de la frontera y de quienes pasamos diariamente por los pasos informales. No cobraban por uno ir y venir, de un lado a otro. Decían que no nos iban a maltratar ni ultrajar, como lo hacían las bandas que habían, pero después de un tiempo todo cambió y ellos son peores, a quienes no les hagan caso, los matan o los desplazan”.

Lea también: Eln, poderoso en la frontera con Villa del Rosario

Uno de esos jefes del Eln que hoy ha sembrado el terror, especialmente entre Juan Frío, La Parada y Boconó, sectores de Villa del Rosario, por el lado colombiano, y Llano Jorge, San Antonio, El Palotal, El Garrochal, Tienditas y parte de Ureña, por Venezuela, es quien se hace llamar con el alias de ‘Nula’.

Hasta hace un par de semanas este hombre era desconocido por las autoridades colombianas, pues al preguntar por él, la respuesta que se recibía era que mirando en las bases de datos de inteligencia no se tenía a alguien referenciado con ese alias y mucho menos del Eln.

Pero a medida que ha avanzado en su accionar como jefe de una comisión del Eln, las autoridades lo han visibilizado y también han sabido cómo es su accionar, por lo que hoy el Ejército ya lo tiene en su radar.

 En las trochas La Marina, Los Mangos, El Palmar y La Carbonera abandonan los cuerpos de las personas asesinadas por este grupo armado ilegal.

¿Quién es este jefe guerrillero?

Este hombre, de estatura baja, contextura delgada, piel trigueña, de 40 años, aproximadamente, y que se hace llamar Nula, porque es oriundo de esa población venezolana que es frontera con Arauca, habría llegado a esta región limítrofe desde hace tres años, pero solo hasta el año pasado fue que asumió como líder, con más de 50 hombres bajo su mando.

Y es que este venezolano, del que no revelamos su nombre porque aún está en proceso su judicialización en Colombia, estuvo durante varios años en la Guardia Nacional Bolivariana del vecino país.

Cuando fue nombrado para que comandara una de las estructuras del Eln en la frontera, le ordenaron dominar totalmente los pasos ilegales, además de tener el control de las poblaciones al otro lado (San Antonio del Táchira y Ureña).

“Él es el amo y señor de ese lado de la frontera. Se la pasa en El Garrochal con 30 hombres armados, pues vive ahí mismo, además de tener el apoyo del Ejército y la Guardia Nacional. Entre San Antonio y Ureña no se mueve nada ni nadie si él no lo ordena y quien se atreva a incumplir sus órdenes lo manda a matar o lo desplaza. Tiene una finca muy cerca del aeropuerto donde llevan a la gente y la entierran”, contó una fuente, que por seguridad no revelaremos su identidad.

Le puede interesar:La muerte se pasea por las trochas de Villa del Rosario

Añadió: “él tiene sus informantes de uno y otro lado de la frontera. Es más, el ataque armado que se dio hace más de un mes en La Parada, lo organizó tan bien que ya sabía a dónde debía llegar y disparar y salir sin ningún problema. Él hizo eso porque se enteró que los del Tren de Aragua están organizando un atentado en San Antonio”.

El poder que ‘Nula’ tiene en estos momentos es tan grande, que organiza consejos comunales en esas poblaciones venezolanas y va acompañado de algunos miembros de las Fuerzas Armadas de ese país, donde les dice a los habitantes de esas zonas qué deben hacer y a cada instante les hace saber que él manda y nadie lo puede controvertir.

“En cada reunión llega con una lista y cuando comienza a nombrar a las personas las saca y se las lleva, algunas han regresado, otras han aparecido muertas en las trochas La Marina, Los Mangos, El Palmar o La Carbonera. Ese señor da es terror”, contó la fuente.

Este hombre también está siendo investigado por las autoridades colombianas, porque por inteligencia se enteraron de que él fue uno de los que le organizó en El Nula, población del estado Apure (Venezuela), una fiesta de 15 años a una de las hijas de Carlos Emilio Marín Giraldo, alias ‘Pablito’, un jefe del Comando Central del Eln, que, al parecer, habría muerto por una enfermedad.

‘Pablo Beltrán’, miembro del Comando Central del Eln (Coce), que permanece desde hace tres años en La Habana (Cuba) explorando posibles acercamientos con el Gobierno que no han dado frutos, aseguró este miércoles que “‘Pablito’ está vivo”, aunque varias informaciones lo dan por muerto.  

Precisamente, ‘Pablito’ fue el que ordenó que este hombre asumiera las riendas de esa guerrilla en ese extenso tramo de la frontera.

“‘Nula’ es muy amigo de ‘Samuel’ el otro comandante que domina parte de Ureña hasta La Mulata (Venezuela). Los dos son del frente Domingo Laín. Cuando ellos hacen reuniones mencionan mucho a ‘Pablito’. Ese ‘Nula’ está como loco, se la pasa en la calle con un pantalón camuflado, un buso negro y pasamontaña del mismo color, portando un fusil, una pistola y granadas, con eso atemoriza a toda la población”, manifestó la fuente, quien agregó que “él tiene a un hombre de confianza para recoger el dinero en las trochas, le dicen ‘El Chueco Tamayo’, se la pasa con el Ejército y la Guardia”.

 Los asesinatos van en aumento por los pasos informales de la frontera, sin que las autoridades colombianas reaccinen.

Desplazamiento, muertes y desapariciones

En el último año, entre Villa del Rosario y San Antonio del Táchira, se ha incrementado el hallazgo de personas asesinadas a bala. Una de las características que tienen los homicidios del Eln es que sus víctimas aparecen baleadas y con la cabeza cubierta por la camiseta que llevan puesta.

A esto también se le suma el desplazamiento de varias familias de esas zonas venezolanas que él domina. Según una de sus víctimas, muchas personas han tenido que abandonar todo porque no están de acuerdo con su proceder.

Además, otro tanto de familias ha tenido que abandonar todo, porque el Eln está reclutando niños entre los 13 y 17 años y los padres que se opongan se tienen que ir debido a las constantes amenazas.

Lea también: Eln estaría reclutando menores en San Antonio del Táchira

“La gente comenta que los jóvenes que reclutan los llevan a una finca por Llano Jorge, donde los entrenan. Muchos de ellos son engañados, les ofrecen sueldos y hasta motos, y a las familias les dicen que no se preocupen, que ellos van a estar bien y que los verán pronto, pero una vez salen de sus casas, ya no vuelven y nadie puede preguntar dónde los tienen”, sostuvo la fuente.

Añadió: “‘Nula’ y su gente van de casa en casa por El Garrochal, El Palotal y Tienditas, mirando qué niños hay por ahí para llevárselos. Quien quiera llegar a vivir a esa zona le tiene que pedir permiso a él, pues siempre dice que los paramilitares se le van a meter a matarlo”.

 Este hombre, que identifican como ‘Nula’, montó un ‘imperio de terror’ en la frontera entre Villa del Rosario y San Antonio del Táchira y una parte de Ureña.

Movimiento de droga

Este jefe guerrillero también tendría dos rutas de narcotráfico por su zona. Según la fuente, una de ellas sería por El Palotal, entrando por Boconó, y la otra es Sabana Potrera, que sería Llano Jorge, pasando por el corregimiento Juan Frío (Villa del Rosario).

Lea también: Eln, el ‘pulpo’ de la frontera

“En esos puntos tienen a un hombre de confianza que conocen como ‘Noviembre’, es como el segundo al mando. Ellos llevan la droga en costales, no pasan grandes cargamentos, siempre lo hacen con unos cuantos kilos, los cuales una vez están en suelo venezolano, cargan unas camionetas que pertenecen a entidades oficiales, así van tranquilos”, manifestó el investigador.

De acuerdo con los seguimientos e información recopilada, “los carros pasan por esas trochas como si fueran por el puente internacional. Son unas camionetas que tienen para mover la droga. Cuando están en eso, prohíben el paso por las trochas”.

Aunque las autoridades colombianas tienen toda esta información, el proceso de judicialización va muy lento y uno de los grandes problemas que han tenido es que ‘Nula’ pasa muy poco la frontera, siempre permanece en el territorio venezolano, porque se siente más protegido.

Image
La opinión
La Opinión