Escuchar este artículo

¿Retraso en el desarrollo del habla en su hijo?

Sábado, 11 de Septiembre de 2021
Hay señales que deben preocupar a los padres y quienes deben acudir a un experto.

A medida que crecen, los niños van desarrollando sus capacidades comunicativas a través del lenguaje y el habla, dos habilidades distintas, pero que van de la mano. Es importante tener en cuenta que la edad a la que un bebé aprende el lenguaje y empiezan a hablar puede variar. 

Los papás esperan con ansias ese gran momento en el que su pequeño diga su primera palabra y saber cuál es. Y a medida que avanzan los meses, más se enamoran de lo que empiezan a decir.

Lenguaje y habla son dos áreas diferentes. El primero tiene que ver con pensamientos y la forma en la que los infantes se expresan, mientras que el habla tiene que ver con la articulación de varios elementos como la pronunciación, la voz y la respiración, según la fonoaudióloga María Camila Carrillo, especialista de Children Sport y Fonet y con experiencia en atención a población infantil y adolescente en las áreas de comunicación, lenguaje, habla, alimentación lectura y escritura.

Lea además Qué hacer ante una pataleta de su hijo sin llegar a los gritos o los golpes

Las primeras palabras tienen que aparecer a los 12 meses y a los 18 meses el bebé debería tener 50 palabras para empezar a formar frases cortas como: ‘mamá jugo’, ‘mamá tete’, ‘mamá pelota’, entre otras. A medida que adquiere más vocabulario, va empezando usar un frases más estructuradas y oraciones más complejas que se parecen a la gramática del adulto”, agregó.

El ambiente juega un rol importante

La fonoaudióloga María Camila Carrillo, quien está cargo del programa Terapia del Lengua, indicó que el ambiente en el que se desenvuelve el infante juega un rol relevante en el desarrollo de su habla, es decir,  si el niño o niña está en un ambiente en donde le dan todas las herramientas para desarrollar su lenguaje y habla.

“El bebé puede estar en un ambiente en donde, si señala o llora, su mamá le entiende y le provee lo que necesita. Si señala el jugo, y le dan el juego, entonces él le da más importancia al gesto. Esas cosas contextuales y del entorno familiar influyen en el desarrollo del lenguaje”.

La experta con Maestría en Patología del Habla y el Lenguaje y diplomado en Neuropsicología en los Trastornos del Lenguaje y el Aprendizaje, destacó que el jardín escolar ayuda en el desarrollo del habla, pues muchos papás han reportado que desde que su niño ingresó a este espacio empezó a hablar más; eso sucede, porque el chiquitín ve la necesidad de hacerlo.

“Puede ser útil que el papá o mamá comparar a su niño con otros de la misma edad y así analizar cómo va el desarrollo del habla de su pequeño”, añadió.

 

Image
Etapas del habla

 

De acuerdo con Healthy Children, los retrasos en el lenguaje son los tipos más comunes de retraso del desarrollo. Uno de cada cinco niños aprenderá a hablar o a usar palabras más tarde que otros de su edad. 

Algunos infantes también mostrarán problemas de comportamiento, porque se frustran cuando no pueden expresar lo que necesitan o quieren.

Le puede interesar ¿Qué hacen sus hijos en el tiempo libre? Estos son los hábitos de los niños en Colombia

Trastornos del habla

El hecho de que un niño o niña tenga retraso en su habla no quiere decir que esté sufriendo de algún trastorno, que es una afección que causa problemas para crear o formar los sonidos del habla necesarios para desarrollar correctamente el lenguaje y la comunicación

De acuerdo con una publicación del sitio Muy Saludable, los trastornos más comunes del habla son articulatorios, fonológicos, de falta de fluidez o trastornos de la voz, los cuales son diferentes de los trastornos del lenguaje.

Los trastornos del lenguaje se refieren a las dificultades para conseguir comunicar el significado o mensaje a otros (lenguaje expresivo) y para entender el mensaje de otros (lenguaje receptivo). Hasta 1 de cada 20 niños tiene síntomas de un trastorno del lenguaje. Los niños con trastornos pueden a veces producir sonidos y su discurso se puede entender”, señaló.

Es preciso aclarar que los trastornos del habla son diferentes al retraso en el habla, este último se refiere a que el niño desarrolla el habla y el lenguaje de la misma manera que otros niños, pero con mayor lentitud. Mientas que en los trastornos, el habla y el lenguaje no se desarrollan normalmente. 

Señales de alarma

  • El niño no se interesa por interactuar y comprender lo que pasa su alrededor.
  • El niño no se interesa por descifrar sus juguetes.
  • El niño no mira, no sonríe, no sigue instrucciones.
  • Cuando, según su edad, no expresa la cantidad de palabras que debería.
  • Si no responde a los sonidos o no vocaliza, cuando ya tiene un año de edad.
  • Repite sonidos o palabras, pero no utiliza el lenguaje para comunicarse.

La recomendación es que, si sospecha de retraso, consultar a tiempo a un especialista, porque entre más pequeño es el niño que reciba atención especializada, más fácil es nivelar el desfase.

Lea también Confiar en los niños los protege del abuso sexual

Como estimular el habla

  • Explicarle cada actividad que se hace con el bebé: al bañarse, al comer, al jugar…
  • Leerle cuentos, así como cantar y jugar con él.
  • El niño imita lo que escucha, por lo que hay que hablarle con un lenguaje correcto, articular bien las palabras, hacerlo de forma lenta, precisa y directa. 
  • Es importante darle tiempo para que se exprese y cuente sin prisas.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion 

Image
Leonardo Favio Oliveros Medina
Leonardo Favio Oliveros

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas