Formulario de búsqueda

-
Domingo, 24 Mayo 2015 - 9:21am

Las memorias de gramalote

La historia de lo que fue el pueblo antes de su destrucción, lo que ocurrió después y la situación actual, serán escritas.

Cortesía
Los abuelos de Gramalote dicen que aprendieron a verle el lado positivo a la tragedia.
/ Foto: Cortesía

Los abuelos de Gramalote dicen que es un pueblo encantador. Tiene historias de brujas, de la llorona, y hasta la de aquel padre que maldijo el pueblo porque dizque unos maleantes se tomaron la iglesia y torturaron al religioso, quien juró que a Gramalote se lo tragaría la tierra.

Es tan fantástico que sus historias increíbles, y otras más reales, serán contadas en un gran relato de tres tomos con nombre de ficción: ADA.

La colección, que recoge la memoria de esta población, y cuyas siglas representan el Antes, Durante y Ahora de lo que ocurrió tras ese 17 de diciembre de 2010 saldrá a la luz en algunos meses, cuando la Universidad de Pamplona haga de ADA en una realidad.

A Yolanda Suárez, historiadora que recopiló las memorias de Gramalote, le brillan los ojos y esboza una sonrisa radiante cada vez que recuerda a quienes participaron del proceso, y que en su mayoría son adultos mayores, la memoria viva que sobrepasa las 200 personas.

Dice que se enamoró de Gramalote, “era inevitable”, pues nunca hubo una palabra de rechazo, ni una actitud negativa cuando de hablar del pueblo se trató; que “el amor fue la constante, al igual que la sabiduría de los gramaloteros”.

En medio de esos recuerdos recuperados, sale Jesús Peñaranda, a contar que una vez vio al mismísimo diablo en Gramalote.

“Una noche me salí como a las 11 y en la puerta vi a un señor, que hasta saludé: ¡Ole!, ¿qué más señor?, y estaba con un sombrerooote. Pero me miraba de arriba a abajo y a mí ya se me estaban parando los pelos, y yo dije que eso era medio raro”.

Luego, dice que vio que al hombre le salió candela. “Ahí sí que ligero me privó, y vi que se metió a una pieza de una casa vecina y no abrió ni nada, y dije: ¡Esto es el diablo! ¡Pa’dentro, que me las pelo!”.

María del Socorro Rojas, habla de la leyenda del carro perdido, que sintió una noche en la que escuchó bulla como si un coche fuera hacia ella, y paró con su esposo, pero nunca pasó nada, y luego se enteraron de que era un carro “que se había ido a botes, se mató el chofer y se quedó asustando”.

Salvo algunas excepciones que se han hecho sentir con las quejas por la inmensa paciencia que han tenido, la mayoría de abuelos que han descrito el pueblo con sus manos le han hecho honores, al punto de tener una inusitada esperanza en el futuro de Gramalote, en ver el pueblo en pie, como están ellos a pesar del tiempo.

María Luisa Colmenares es, tal vez, el vivo ejemplo de la longevidad, porque aunque tiene más de 90 años, está más lúcida que cualquiera, es flaquita pero está entera, y dice ser la consentida de su casa. En la ocasión más reciente de un encuentro de años dorados donde se reencontró con sus antiguos vecinos, estuvo optimista con que Gramalote tenga un futuro mejor.

Sara Cotamo es otra fortaleza. Es especialista en ensaladillas pero no de las de comer, sino de las que se saborean en voz alta y con las que expresa sus sentimientos, su amor por la tierra y rememora el momento de la tragedia. “Esto se nos vino encima, dijo doña Guillermina. Corra pronto, don Segosio, porque se acabó el negocio, de carnecita y gallina”.

Todos coinciden en que Gramalote es poesía, y que no hay un gramalotero que no escriba, que no pinte, que no cree y que no crea en su pueblo.

Aunque en varias ocasiones la desconfianza intentó tentarlos, afirman que la adversidad también se supera a punta de letras.

Por eso fue que se decidió recuperar esta memoria, junto al espíritu inquebrantable de estos personajes que conjugan la tradición, la cultura y el verdadero patrimonio del lugar, y se mezclan con los nuevos talentos, como el artista ‘Paya’ que hizo una parte de las imágenes con las que se ilustrará ADA.

‘Platanín’, que no es artista, pero sí un inquieto de las lecciones, va por ahí tomando cuadernos ajenos, aunque pide permiso para dejar sus ideas impresas con enorme letra.

Escribe en tres hojas que al viejo Gramalote le hacía falta orientación y cultura, y que el nuevo tiene un compromiso social enorme, y que sin la tragedia no habrían ocurrido cambios elementales como aprenderse el himno de Gramalote, el cual antes del siniestro casi nadie sabía.

Ese es su ahora: el creer que alguna cosa buena dejó el siniestro, sobre el que entonan rap varios jóvenes que recitan que sí se puede soñar, e insisten en seguir haciendo historia porque ellos son la historia y aunque la vida sea dura, van a seguir.

La alcaldesa Sonia Rodríguez, dice que este es uno el mejor ejercicio para superar el desastre, porque cuando se tenga el documento habrá evidencia de un pueblo que nadie debe olvidar.

Tal como ellos no olvidan su terruño, y como María del Socorro dice: “si me llego a morir, que me lleven a Gramalote, al cementerio de mi pueblito querido...”.

Así de encantador es Gramalote, que nadie ha podido dejarlo ir y cuyos abuelos anhelan que les alcance la vida para tener algún refugio que acoja sus memorias, en un nuevo pueblo que, dicen, ojalá sea tan fuerte como ellos.

Suscríbete y recibe las últimas noticias de La Opinión
Publicidad

Comentarios

Publicidad
Publicidad

Publicidad
Venezuela
Artículo

Detienen a jefe de despacho de Guaidó en Venezuela

La oposición desconoce el paradero de Roberto Marrero y denuncia que el Sebin le sembró armas.

Tomada de Twitter
Cúcuta
Video

Operativo en el centro comercial Oití en la madrugada

Comerciantes rechazaron la acción de la Policía de Cúcuta, algunos se enfrentaron a los uniformados.

Publicidad
Frontera
Artículo

Informales venezolanos deberán dejar La Parada

El esfuerzo de la Alcaldía es arduo para poder devolverle el espacio público a la comunidad.

Juan Pablo Cohen - César Obando / La Opinión
Región
Artículo

Incidente de desacato contra Minambiente por Santurbán

No hay avances en el cumplimiento de la sentencia que obliga a hacer ajustes a la delimitación del páramo.

Colprensa
Publicidad
Cúcuta
Artículo

Opción laboral con reciclaje, desaprovechada en Cúcuta

Debido a la a falta de herramientas otorgadas para que losinteresados puedan avanzar con este negocio.

Archivo / La Opinión
Economía
Infografía

Inversión en energía llega a los $380 mil millones

Dineros dirigidos a la renovación tecnológica, expansión y reposición de infraestructura en Norte de Santander.

Publicidad
suscripciones
Publicidad
Política
Artículo

El Congreso deberá darle trámite a las seis objeciones

La Corte Constitucional se pronunciará sobre la facultad que tenía o no el jefe de Estado para hacer modificaciones a la norma.

Colprensa
Pamplona
Artículo

Caracterizan a población vulnerable para legalizar barrios

Alianza entre Alcaldía, Agencia Alemana de Cooperación Internacional (GIZ) y Acnur.

Cortesía
Publicidad
+ Deportes
Artículo

María Camila Osorio, en el Claro Open

La nortesantandereana ingresará directo al cuadro principal del torneo.

Juan Pablo Cohen / La Opinión
Economía
Artículo

Producción de palma en Colombia espera repunte del 5% en 2019

Las zonas Norte, Central y Sur Occidental experimentaron crecimientos de 7%, 5% y 13%.

Archivo / La Opinión
Publicidad


Es el primer portal gastronómico de Norte de Santander, donde se resalta lo mejor de los sabores regionales, nacionales y mundiales.
Nuestros suscriptores cuentan con su propio espacio con privilegios y beneficios. Aqui puedes hacer parte de este selecto club.
Un espacio dedicado a las variedades y lo más impactante del mundo del entretenimiento. Encuentre aquí los personajes e historias.
La labor investigativa de nuestro equipo periodistico se congrega en esta sección dedicada a mostrar a profundidad y con más detalles de los hechos.
En este espacio nuestros clientes podrán promocionar su negocio o encontrar una propuesta que se adapte a sus necesidades.