Escuchar este artículo

Ábrego: 1.600 estudiantes estrenan megacolegio

Miércoles, 26 de Octubre de 2016
En estas nuevas instalaciones se tiene previsto implementar la jornada única el próximo año.

Con una inversión que supera los 15 mil millones de pesos, los estudiantes del Colegio Carlos Julio Torrado Peñaranda en Ábrego, estrenaron ayer el primer megacolegio del municipio.

En estas nuevas instalaciones se tiene previsto implementar la jornada única el próximo año para garantizar una calidad educativa en esta población, aseguró el gobernador, William Villamizar, durante la inauguración.

El megacolegio albergará a 1.600 estudiantes de primaria y bachillerato, y tiene salones amplios, buena iluminación, tres salas de informática, sala de  profesores laboratorios de física, química y biología, aulas múltiples, escenarios deportivos, comedor con su cocina totalmente dotada, y oficinas que serán completamente dotadas para la parte administrativa.

Aunque el proyecto empezó a tomar forma en 2012, la construcción del megacolegio se inicio en 2014 con recursos del  sistema de regalías por parte del Ministerio de Educación Nacional y la gobernación de Norte de Santander.

La nueva sede tiene escenarios deportivos y laboratorios para primaria y bachilerato. 

Esta nueva sede permitirá mejorar las técnicas que se realizan en la sede educativa: agroindustria o procesamiento de alimentos como cárnicos, vegetales y lácteos, sistemas, y  mecánica de motores diesel a través del Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena).

“La idea es aprovechar los laboratorios. Otro sueño que tenemos es montar todo un esquema de turismo para que los muchachos puedan comercializar los productos en la vía nacional”, sostuvo Francisco Javier Morales Caballero, rector del colegio.

“Nos salimos del esquema del encerramiento de las aulas para facilitar el proceso de aprendizaje”, dijo el rector.

El alcalde de Ábrego, Huber Darío Sánchez Ortega, dijo estar agradecido con las entidades que hicieron posible la construcción del megacolegio.

“Hoy se materializa esa idea y es la mejor manera de construir paz, a través de la inversión social, en estos territorios”, agregó.

Aún queda pendiente la dotación en mobiliario por unos 400 millones de pesos para comenzar a laborar el próximo año. 

La Gabarra  (Tibú) y La Parada (Villa del Rosario), también estrenarán megacolegio el año entrante.

La vieja sede tiene  28 años de existencia; en un tiempo fue jornada nocturna .

La antigua sede

La antigua sede ubicada en el centro de la población diagonal al parque principal será devuelta a la curia. 

“En un comienzo se solicitó a la Diócesis de Ocaña la venta del inmueble, pero no se recibió respuesta positiva”, reiteró el rector. “Se han hecho algunos contactos, una alternativa es la implementación de una universidad a distancia y la otra un museo”, precisó.

 Respecto al transporte hacia la nueva sede el rector manifiesta que es fácil. 

“El gobernador conjuntamente con el alcalde se compromete con 200 millones de pesos para subsidiar el traslado de los estudiantes contratando unos buses. Otra alternativa es que se va a construir un sendero peatonal y de bicicletas desde el barrio La Piñuela por el margen derecho para facilitar la llegada”, indicó Caballero.

Image
La opinión
La Opinión