Escuchar este artículo

Además del homicidio, extorsión preocupa a defensores de DDHH

Martes, 22 de Noviembre de 2016
Hay un subregistro de este delito en Norte de Santander por la falta de denuncias, según la Red Departamental.

Aunque en 2015 el índice de homicidios en el departamento se redujo en 44 casos, los defensores de derechos humanos cuestionan la protección y preservación del derecho a la vida por parte de las autoridades.

Así se concluyó luego de que la Red Departamental de Defensores de Derechos Humanos presentara su cuarto informe relacionado con los índices de criminalidad afectaciones sobre la integridad de la comunidad.

Según el reporte, en 2015, de los 390 homicidios registrados en Norte de Santander, 240 (61.5%) se cometieron en el Área Metropolitana y 179 de estos (45.8 %) en Cúcuta.

El sicariato fue la modalidad más utilizada para cometer los homicidios en el área metropolitana.

De los 240 homicidios en el área metropolitana, en 195 (81.25%) se utilizó el arma de fuego de corto y largo alcance.

Los municipios que siguen en las estadísticas con Villa del Rosario, con 35 casos (8.9 %); Tibú, con 28 (7.2 %); Ocaña con 25 (6.4 %); Los Patios con 13  hechos, (3.3%); La Playa y Teorama con 12 (3 %); Sardinata con 11 (2.8 %); El Tarra y Hacarí con 10 (2.6 %); Puerto Santander con 9 (2.3 %), y Convención con 7 (1.8 %).

Enrique Pertuz, vocero de la Red, expresó que además de los homicidios otra de las preocupaciones es el delito de extorsión, que en su concepto tiene un subregistro, por la falta de denuncias.

“Mientras en el área metropolitana, y otros municipios, a la extorsión se le llama como tal, en la region de Catatumbo se le conoce como impuesto de guerra, y esto impide que la gente se queje”, señaló.

Agregó que Norte de Santander ha recibido recursos por encima de los $144 mil millones para seguridad y convivencia, convirtiéndose en la quinta región con mayor inversión, pero esto no se materializa en hechos.

Image
La opinión
La Opinión