Escuchar este artículo

Bochalema tiene una ‘Alcaldesa pila’

Domingo, 3 de Noviembre de 2019
La mandataria recibió el reconocimiento, junto con otros alcaldes que trabajaron en estrategias de promoción del juego y atención a la niñez.

Promover la práctica de juegos tradicionales como el trompo, el yoyo, la golosa, entre otros, en cerca de 1.000 niños de su municipio, hizo que María Inmaculada Parada Bermon, alcaldesa de Bochalema, fuera exaltada como la Alcaldesa más Pila, reconocimiento otorgado por la Corporación Juego y Niñez, y la Consejería Presidencial para la Niñez y la Adolescencia.

La alcaldesa de Bochalema compartió este reconocimiento con otros 8 mandatarios locales del país, que desde principio del año trabajaron en estrategias de promoción del juego y atención a la niñez. 132 municipios participaban en esta sexta versión del premio nacional.

Parada manifestó que este reconocimiento sirvió para exaltar a nivel nacional a Bochalema, y agradeció a su equipo de trabajo, y a la gestora social del departamento, Cecilia Soler, por su apoyo y acompañamiento en el desarrollo de los programas dirigidos a atender y proteger a los niños de su municipio.

La mandataria recibió este reconocimiento en Bogotá, hace un par de días, en el marco de la Asamblea anual de la Corporación Juego y Niñez, donde se evaluó a los mandatarios que le han abierto las puertas al juego  en su administración.

Le puede interesar Arboledas y Cucutilla, los que mejor atienden a las víctimas

Los más pilos

Para lograr la mención de  ‘Alcaldes pilos’ los  mandatarios locales debían seguir unos lineamiento básicos  de la guía nacional Brújula 2019 como lo eran: incluir la opinión de los niños y las niñas desde ejercicios de mayor participación, articular las diferentes instancias en los territorios para generar espacios de juego con enfoque diferencial, y ampliar el impacto y cobertura de niños y familias que jugaron durante el mes de abril.

“Los alcaldes pusieron sus ojos en el juego como un asunto serio para sus comunidades. Esto es muy significativo porque reconocer el juego como un asunto serio en las políticas públicas es expresar que el juego es visible y que los tomadores de decisiones escuchan las necesidades de la niñez”, recalcó Ruth Camelo, directora de la Corporación Juego y Niñez.

Image
La opinión
La Opinión