Escuchar este artículo

Cítricos: cultivos en cuarentena

Viernes, 16 de Febrero de 2018
La llegada de la enfermedad HLB obligó a la medida.

Las medidas fitosanitarias que desplegaron las autoridades en los pasos fronterizos y en calles y avenidas de la ciudad para controlar el ingreso de material vegetal y de especies frutales provenientes de Venezuela están dirigidas a evitar la expansión de la enfermedad de los cítricos o más conocida como Huanglongbing (HLB).

Una primera instrucción que se dio  fue la declaratoria de cuarentena en la región, la cual contempla acciones de carácter prioritario en plantaciones y comercializadoras, pero también una campaña social coordinada con las juntas de acción comunal, dirigida a extremar los controles para evitar la propagación de la enfermedad, dijo el secretario de Desarrollo Económico de la Alcaldía, José Antonio Vargas Yuncosa.

Este viernes estas medidas fueron explicadas a gremios, agricultores y comerciantes a fin de articular las tareas que impidan la propagación de la enfermedad que, según los expertos, es la más devastadora de la citricultura mundial.

La medida sanitaria de cuarentena debe ser cumplida por las personas poseedoras de los seis predios productores de cítricos en los cuales se ha diagnosticado la presencia de la enfermedad en esta región.

También en el sector rural de Cúcuta que comprende los corregimientos de Palmarito, Agua Clara, Puerto Villamizar, Banco de Arena, Buena Esperanza y Guaramito, donde se tienen extensos terrenos sembrados con limón.

Se incluirá  en esta agenda  la información de  los puestos de control a la movilización de material vegetal a lo largo de la frontera.

Líderes comunales y agricultores se mostraron de acuerdo con las medidas, pero indicaron que las mismas debieron ponerse en marcha desde el año pasado cuando se abrió la frontera para el paso peatonal.

El ingeniero agrónomo Jorge Hernán Palacino Córdoba, líder regional del proyecto HLB de los cítricos, explicó que la enfermedad se asocia a una bacteria que de manera catastrófica causa la muerte de los árboles. 

Dijo que el caso de Norte de Santander se constituye en la sexta zona del país con presencia de HLB.

La enfermedad afecta la apariencia, el sabor de los frutos y la etapa productiva de los árboles de cítricos, dijo Palacino.

Si se detecta, el árbol debe ser arrancado de raíz a nivel del suelo. Complementar  esta  acción con la aplicación de un herbicida con registro ICA al tronco, para evitar rebrotes, explicó el experto.

John Jairo Alarcón, director nacional de sanidad Vegetal del ICA, alertó en la necesidad de acatar la prohibición de comercializar o movilizar plantas  de naranja, limón, limas ácidas, mandarina, pomelos, tángelos y en general especies cítricas, desde viveros que no estén registrados  en el ICA. 

Sólo se permitirá la movilización de frutas frescas de cítricos desde el departamento de Norte de Santander hacia otras zonas o mercados del país, cuando estas se encuentren libres de pedúnculos, pecíolos, ramas,  hojas o tallo y cuenten con tratamiento de lavado o encerado previo a su empaque y estén acompañadas de la respectiva licencia fitosanitaria para la movilización de material vegetal. 

Image
La opinión
La Opinión