Escuchar este artículo

Clases desde casa, un reto que Norte pasa con buena nota

Sábado, 6 de Junio de 2020
98 por ciento de los estudiantes en Norte de Santander han continuado con su formación académica.

A través de plataformas virtuales, guías y talleres impresos, la educación en Norte de Santander no ha parado. Y es que tras al anuncio de la suspensión de clases presencias en las instituciones, el pasado 16 de marzo, los colegios tuvieron que asumir el liderazgo y crear marcos de referencia para que el resto de los participantes pudieran comenzar a navegar en esta crisis.

Los maestros, los padres de familia y los estudiantes también tuvieron que convertirse en actores de los procesos educativos para afrontar la crisis que generó la llegada de la COVID-19 a la región.

La secretaria de Educación del departamento, Laura Cáceres Niño, aseguró que “hay que reconocer que las características geográficas y sociales de la región son  complejas y pese a ello, se ha podido llegar al 98 por ciento de los estudiantes y se vienen buscando alternativas para atender la totalidad previéndose acciones de nivelación académica para quienes no han podido acceder”.

Manifestó que el 79 por ciento de los estudiantes trabaja con guías y talleres, el 18 por ciento lo hacen virtualmente, el 1 por ciento combinan las acciones entre lo virtual e impreso y se identifica que un 2 por ciento por razones de distancia, dispersión, conflicto y restricción de las comunidades, no han podido acceder al estudio desde casa. 

La mayor proporción de virtualidad la muestran los municipios del área metropolitana, Pamplona, Chinácota y sus alrededores.   

Y aunque no se estaba preparado para asumir estos cambios, la funcionaria destacó el esfuerzo de directivos docentes, administrativos y docentes de aula porque gradualmente han consolidado la nueva forma de hacer educación para darle continuidad al calendario escolar, flexibilizando el plan de estudios, los procesos de evaluación y generando acciones de motivación con las familias, creando confianza para aceptar esta nueva situación con la esperanza del retorno a la presencialidad  en  un modelo de alternancia sin afectar el año escolar.

“La adaptación no ha sido fácil, pero se viene apropiando con el apoyo de charlas virtuales por parte del Ministerio de Educación Nacional (MEN) y de la Secretaría, para motivar este reto y enfrenar con sacrificio el impacto de la pandemia”, aseguró Cáceres.

La educación en Norte de Santander ha tenido que rediseñar las estrategias pedagógicas para lograr llegar a todos los estudiantes de la región. La matricula en Norte es de 161.877.

Procesos evaluativos, la clave

Lograr llegar a gran parte de la población educativa no ha sido fácil, pero para conseguirlo, la Secretaría ha promovido encuentros virtuales con rectores, coordinadores, representantes del consejo académico, con el apoyo del MEN, para dar las orientaciones para la flexibilización de la evaluación, promoviéndose la evaluación formativa más que la calificación numérica. Además, han invitado a los consejos directivos y académicos a modificar transitoriamente los sistemas de evaluación incorporando nuevas estrategias, acordando procedimientos para entrega de informes a los padres con un sentido incluyente y formativo en procura de evitar la deserción escolar y el abandono del proceso educativo.   

Además, se ha hecho un trabajo importante con la población migrante a la que le han llegado a través del corredor humanitario. Han logrado entregar a 650 estudiantes de 5 Instituciones Educativas del municipio de Villa del Rosario, material pedagógico para que desde casa puedan mantenerse al día con su formación académica.

Se preparan para el regreso

La secretaria de Educación aseguró que atendiendo la directiva 11 del Ministerio, la entidad tiene previsto el desarrollo de mesas virtuales con la Secretaría de Salud, el sindicatode docentes, alcaldes, personeros municipales y demás instancias para formular un plan que defina los protocolos de bioseguridad, y las estrategias de alternancia con las mayores medidas de prevención con el consentimiento de padres de familia y con el objetivo común de garantizar el servicio educativo a los estudiantes con acceso seguro.  Esto implicará, además, el apoyo intersectorial e interinstitucional.        

Conexión Total en 123 sedes

En medio de la emergencia que se vive por culpa del coronavirus, la educación de Norte de Santander tuvo una buena noticia.

Un total de 123 sedes educativas, ubicadas en 39 municipios no certificados del departamento, fueron focalizadas por el Ministerio de Educación Nacional para proveer el servicio de internet a través del programa Conexión Total.

Con una inversión de $1.600 millones, cada sede podrá contar con el servicio por un tiempo de 3 meses, estrategia que beneficiará a 70.460 estudiantes, además del cuerpo docente, quienes fortalecerán su proceso educativo en las aulas de informática, una vez se retorne a las instituciones este año.

“Desde la Secretaría de Educación estamos adelantando el proceso licitatorio para contratar el servicio con el que se ofrecerá un ancho de banda de 20 megas de uso exclusivo para las salas de informática de cada sede. Esperamos que en el mes de agosto se adelante la instalación”, explicó la secretaria de Educación, Laura Cáceres Niño.

Las sedes educativas beneficiadas fueron aquellas que ya venían siendo atendidas por el programa en años anteriores, también las sedes educativas con mayor población estudiantil y de acuerdo a las solicitudes de los rectores y directores a través del Servicio de Atención al Ciudadano.

Image
Magaly Rubio