Escuchar este artículo

Combaten incendios sin apoyo nacional

Martes, 21 de Agosto de 2018
Mantienen en alerta a los funcionarios de la Secretaría departamental para la Gestión del Riesgo y Desastres.

Los últimos incendios que se han registrado en Norte de Santander mantienen en alerta a los funcionarios de la Secretaría departamental para la Gestión del Riesgo y Desastres, y demás entidades de salvamento y respuesta inmediata.

Durante tres semanas se han registrado igual número de incendios, y el apoyo del Gobierno Nacional nunca llegó, de acuerdo con la denuncia hecha por la alta consejera de este despacho, Adriana Milena Arias Carrillo.

¿Y por qué no ha llegado? No se trata de no haber gestionado la ayuda, porque se hizo. Arias Carrillo explicó que para la atención de esas emergencias no han recibido un sí efectivo.

“Para el incendio de Sardinata, hace 20 días, se solicitó una aeronave bambi para mitigar más rápido el fuego, sobre todo en esas zonas de más difícil acceso. Nos solicitaron una serie de información y requisitos que se enviaron, pero no fue posible que llegara nadie. Nos decían que ya habían salido para acá, que en 20 minutos llegaban, y nada”, alegó.

La funcionaria aseguró que hace una semana se registró en Ábrego otro incendio y tampoco.

Pidió que dentro de la priorización que se hace para este tipo de ayuda el departamento sea tomado en cuenta. 

Gramalote

El incendio que se registró, el pasado lunes, en la reserva forestal El Bojoso, sector el Plan del Avión, en Gramalote, logró ser controlado ayer en horas de la mañana. Así lo aseguró la Alta Consejera, que precisó que serían entre ocho y diez hectáreas las afectadas.

El alcalde de Gramalote, José Tarcisio Celis, explicó que recibieron apoyo de las unidades de los cuerpos de bomberos de Cúcuta, Chinácota, Pamplona y Villa del Rosario, con las que se trabajó durante toda la madrugada y lograron apagar el fuego.

La comunidad expresó su preocupación por lo sucedido, como es el caso de  Isabel Castillo, habitante de la zona, quien afirmó que no lograron dormir por el peligro que corrían, por la cercanía del incendio con las casas.

Image
La opinión
La Opinión