Escuchar este artículo

Comunidad se toma la planta de gas de Gibraltar

Sábado, 13 de Julio de 2019
La tensa situación que se vive en la zona, preocupa a Ecopetrol. Según la petrolera, el riesgo de un grave accidente es bastante alto.

Un grupo de 100 personas se tomó en la madrugada de  las instalaciones de la planta de gas del corregimiento de Gibraltar, que hace parte del bloque Samoré, en el municipio de Toledo.

#Atención | Ecopetrol informa que en horas de la madrugada de hoy, sábado 13 de julio de 2019, alrededor de 100 personas se tomaron de manera violenta la Planta de Gas Gibraltar, ubicada en zona rural del municipio de Toledo, Norte de Santander. pic.twitter.com/Pje5PF7HRe

Las acciones están a cargo de Movimiento Político de Masas Social y Popular del Centro Oriente de Colombia, conformado por indígenas, campesinos y trabajadores, que en un comunicado a la opinión pública indicaron que se tomaron la planta de una manera pacífica, porque después de dos meses y medio de inicio de la jornada de movilización, las empresas Ecopetrol, Cenit y el Gobierno Nacional, no han tenido en cuenta las peticiones laborales de los empleados de la región.

También las bases del movimiento conformado por trabajadores de Arauquita, Saravena (Arauca), Cubará (Boyacá) y Toledo (Norte de Santander), se quejan porque en diferentes ocasiones los representantes de la empresa petrolera se levantan de las mesas de concertaciones y que aun así se mantienen dispuestos al diálogo permanente, con miras a la resolución concertada en beneficio de las comunidades y los trabajadores.

“Desmentimos las falsas informaciones difundidas de manera  por Ecopetrol. Afirmamos que no hay trabajadores ni miembros del Esmad retenidos en la planta, quienes deseen salir pueden hacerlo. 

“De ser necesaria la permanencia de técnicos que garanticen la seguridad y minimicen el riesgo, estamos dispuestos a permitirla”, señalaron en el comunicado. 

Así mismo, denuncian que en la zona se han presentado seis desembarcos de helicópteros con personal del Ejército especializado en antidisturbios, con peligro de desencadenar una confrontación con posibles resultados fatales, dadas las condiciones de seguridad industrial de esta planta.

“La duración de la acción de control territorial, los efectos y posibles fatalidades que esta pueda acarrear son responsabilidad directa del Gobierno Nacional, la empresa Ecopetrol y Cenit”, denunciaron.

El miembro de la Asociación de Juntas de Acción Comunal del Sarare Toledano, Ramón Contreras, dijo que tiene conocimiento de que Ecopetrol, por medio de un nuevo contrato, pretende bajarles los salarios a los obreros de la región, sin llegarse a ningún acuerdo con las bases de los trabajadores.

“La gente también se alzó porque no ve la inversión social, no tenemos acueducto y las vías están en mal estado”, sostuvo el líder comunal.

Frente a las intenciones de   mantenerse en la planta, dijo que esperan que el Gobierno Nacional se apropie de la situación e instale una mesa de concertación para llegar a un acuerdo. 

Ecopetrol indicó que cerca de 100 personas se tomaron de manera violenta la planta de gas.

“A esta hora permanecen retenidos 14 trabajadores contratistas al interior de la planta”, señaló la petrolera en una nota de prensa.

También sostiene que la situación fue puesta en conocimiento de las autoridades.

La compañía rechazó estas acciones porque violan los derechos al trabajo, la libre movilización y a prestar un servicio en condiciones de normalidad.

El ingeniero Rafael Espinosa, vicepresidente de Desarrollo y Producción de la regional central de Ecopetrol, dijo que la situación es muy crítica, pues el riesgo a un accidente es alto y podría afectar no solo a las personas que estén en la planta, sino a toda la zona. 

“Cualquier manipulación, uso de celulares, encender un cigarrillo, manejar una válvula o cualquier otro elemento de la planta, pueden desencadenar hechos lamentables” afirmó Espinosa. 

 Añadió que “todos los sistemas de comunicación fueron abruptamente retirados y en caso de un accidente, no hay modo de comunicarse”.

Ecopetrol también informó que se registraron cuatro hechos violentos contra las operaciones del Campo Tibú y el oleoducto Caño Limón-Coveñas en zonas rurales del municipio de Tibú.

Image
Colprensa
Colprensa