Escuchar este artículo

Comunidad u´wa sigue libre de COVID-19

Lunes, 20 de Julio de 2020
La comunidad u´wa, mantiene libre de COVID-19 a los 1.200 pobladores asentados en el resguardo.

El mantener activa la guardia indígena y no permitir el ingreso de personas extrañas o desconocidas para la comunidad u´wa, mantiene libre de COVID-19 a los 1.200 pobladores asentados en el resguardo que hacen parte de los territorios de Toledo y Chitagá en Norte de Santander.

Las medidas protegen en especial a los 384 niños y jóvenes que tienen que hacer largos recorridos hasta de tres horas para llegar a las 16 sedes escolares de la Institución Etnoeducativa u’wa Izketa, localizada en la comunidad de Segovia, corregimiento de Samoré, comprensión municipal de Toledo.

El gerente del plantel educativo, Yimmy Sánchez Aguablanca manifestó que conociendo la incidencia que a nivel mundial, nacional y regional tiene la pandemia, han adoptado medidas de prevención y contingencia para proteger a la población.

“Desde que se conoció que es un virus mortal, mantenemos restringidos los ingresos de personas foráneas al Resguardo Unido u´wa”, sostuvo Sánchez.

Para la salida de alguna persona de la comunidad,  lo deben hacer solicitando permiso y tiene que ser por alguna razón de fuerza mayor, como temas de salud o cuestiones laborales.

Lea También: No más albergues para migrantes en Pamplona

Ante esos parámetros impuestos por la Asociación de Autoridades Tradicionales y Cabildos u´wa (Asou´wa), sostuvo que ellos como parte de la Institución Etnoeducativa deben cumplirlos y acatar las normas tendientes a la protección de las comunidades.

Aunque no están expuestos al contacto con personas desconocidas que ingresan al resguardo, en las sedes educativas se cumplen con los protocolos sanitarios como lavado de manos, desinfección y saludar solo con gestos tradicionales.

Sobre las aulas de clases, manifestó que son amplias, ventiladas y en cada una, los cupos no sobrepasan los 20 estudiantes.

Otros de los factores que inciden en el desarrollo de las actividades escolares es que en el territorio llueve con frecuencia y que a pesar de esos problemas atmosféricos cumplen con la asistencia a las aulas de clases.

“Con todas estas situaciones estamos cumpliendo con nuestra misión ancestral, como es ser guardianes de nuestra madre tierra y que la población resista a todas las dificultades que se presenten”, afirmó  Sánchez.

A pesar de lo amplio del territorio compuesto por 220.275 hectáreas que tiene jurisdicción en 5 departamentos, a Asou´wa le corresponden ejercer autoridad en Norte de Santander, Boyacá y Santander.

En el caso de Chitagá y Toledo hay asentadas 7 comunidades que hacen parte de igual número de cabildos.

“Repito, es la guardia de nuestra comunidad la responsable y encargada de ejercer el control territorial y en este caso mantener a la comunidad libre de COVID-19”, añadió Sánchez Aguablanca.

Image
La opinión
La Opinión