Escuchar este artículo

COVID-19: autoridades trabajan en neutralizar la mortalidad

Martes, 9 de Junio de 2020
Norte de Santander cerró este lunes con 145 casos confirmados de COVID-19, mientras que Cúcuta lo hizo con 96 casos.

Del informe epidemiológico #80 se resalta los 100 casos recuperados, 30 en domicilio, 1 en UCI en todo el departamento y 13 fallecidos.

Sin embargo, un hecho que llama poderosamente la atención de la ciudadanía está relacionado con la alta tasa de mortalidad (casi del 10%) en un departamento con tan pocos casos de contagio y frente a la tasa del país que es del 3,2%.

Frente a este interrogante, el director del Instituto Departamental de Salud (IDS), Carlos Martínez, señaló que la letalidad se mide de acuerdo a los casos positivos “y en lo que estamos enfocados ahora es en hacer búsquedas activas para tratar pacientes asintomáticos y lograr que ese indicador de mortalidad disminuya”.

Dijo que muchos casos son asintomáticos y no consultan, sin embargo, el indicador se aprecia alto porque no se han confirmado más casos positivos de COVID-19.

En esto mismo coincide el epidemiólogo del Hospital Universitario Erasmo Meoz, Rafael Olarte, quien dice que la alta mortalidad se puede explicar en la necesidad de más pruebas en la región.

De acuerdo a la proyección que se tenía para el departamento, la cifra es muy baja. Actualmente la cifra de letalidad es de 9% para Norte de Santander, reseñó Martínez.

Dijo que hay lugares que preocupan por su número de población, que es muy baja, como Cácota, Gramalote o La Playa de Belén, aquí hablamos de  incidencia que se mide por el grueso de la población, así tengan 1, 2 o 3 casos la incidencia es muy alta por el número de habitantes. Ahora, por número de casos las zonas más afectadas son las comunas 3, 4 y 8 de Cúcuta. Municipios como Ocaña con 10 casos, Villa del Rosario con 7 y Tibú con 4 casos (Ver infografía).

En Cúcuta el número de contagios es mayor en hombres (53) en en las mujeres (43). La población más afectada por edades está entre los 20 y los 59 años.

Image
La opinión
La Opinión