Escuchar este artículo

¿Cuáles serían las irregularidades de polémico contrato de inglés en La Guajira?

Lunes, 22 de Julio de 2019
El gobernador William Villamizar aseguró que el convenio interadministrativo está suscrito bajo el marco de la legalidad.

La firma del convenio 0011 de 2019, por parte del gobernador designado para el departamento de La Guajira y la empresa mixta nortesantandereana Nuevas Tecnologías de innovación, ingeniería y telecomunicaciones Niu Telco S.A.S.,  desató una polémica en el país por las presuntas irregularidades que están consignadas en el contrato por un valor de $11.415.893.720.

El texto inicial fue firmado el 26 de junio del presente año, un día antes de entrar en vigencia la Ley de garantías. La polémica se generó porque en el documento aparece que los beneficiarios serían 38 sedes urbanas, en 38 municipios guajiros, cuando este departamento solo tiene 15 municipios.

Se conoció además sobre algunas correcciones al contrato, entre ellas que el número de municipios beneficiados serían doce, no certificados, lo que beneficiaría a 480 docentes y 10.699 estudiantes. 

Con recursos de regalías por un valor de 11.415 millones de pesos la empresa cucuteña tiene a su cargo capacitar en el idioma inglés a unos 480 docentes de 38 sedes urbanas educativas de los municipios no certificados de ese departamento. Y que estos a su vez repliquen el modelo en 10.699 estudiantes de estas instituciones.

Lea además William Villamizar habló de polémico contrato para enseñar inglés en La Guajira

La empresa ganadora, conformada a través de una sociedad mixta del orden departamental, se creó según explicó el gobernador de Norte de Santander, William Villamizar Laguado, con autorización  de la Asamblea departamental (ordenanza 014 de 19 de diciembre de 2017), y se generó a través del Instituto Financiero para el Desarrollo del Norte de Santander (Ifinorte).

Villamizar aseguró que el contrato interadministrativo está suscrito bajo el marco de la legalidad, constituida en la Cámara de Comercio con una participación pública mayoritaria. Tiene sede en Cúcuta pero también en Barranquilla.

“A mí parecer, el convenio interadministrativo entre dos entidades públicas tiene toda la transparencia del caso”, manifestó.

Detalló que Ifinorte abrió a su vez una licitación pública para buscar un socio que le diera el soporte tecnológico necesario. Esta licitación fue ganada por la Fundación Empresarial de Nuevas Tecnologías de la Información de Colombia (Funtics). 

“Funtics que es una empresa que tiene toda la plataforma tecnológica, y la idoneidad. Esta fue seleccionada por una licitación pública, porque la Asamblea autorizó a Ifinorte para que se asociara públicamente con una empresa que le diera ese soporte, después de esa licitación esa empresa es la que gana, porque cumplió el pliego de condiciones, y es la que se asocia con Ifinorte con una minoría”, dijo.

Villamizar detalla que en este contrato con la Gobernación de La Guajira el soporte tecnológico lo da Funtics, mientras que la formación y la enseñanza se da a través de un convenio marco que tienen con la Universidad de Pamplona, que cuenta con toda la experiencia en el manejo del idioma.

Pero, ¿cómo llegó Niu-Telco hasta La Guajira?. Sobre este aspecto el gobernador nortesantandereano detalla: “la empresa por ser pública no necesita licitar simplemente se hace un convenio interadministrativo. Lo que hace la empresa tan pronto se conforma es nombrar un gerente, y ese gerente se encarga se ofrecer los diferentes servicios en los entes territoriales como son gobernaciones, alcaldías y también participar en licitaciones privadas”.

Villamizar refirió que este proyecto para ser aprobado tuvo que ser presentado por el departamento ante el Ministerio de Educación Nacional, entidad que hizo la evaluación técnica; y fue verificado por planeación nacional. “Fue llevado a un Ocad, y fue aprobado. Y una vez el departamento de La Guajira lo tiene aprobado, ya puede ejecutarlo a través de una licitación o de un convenio interadministrativo”, dijo.

Sobre las cifras erradas de los beneficiarios, el gobernador encargado de ese departamento, Wilbert Hernández, dijo que se trataba de un error de transcripción, y que se modificó porque son 12 municipios los beneficiados.

Además, la Procuraduría General de la Nación está investigando a la gobernadora de La Guajira, Oneida Pinto, por un contrato por 20.453 millones de pesos que suscribió con Funtics. El mismo tenía como objetivo la implementación de estrategias de aprovechamiento de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) para desarrollar el sector educativo de La Guajira, mediante un corredor digital.

Según la Procuraduría, en este caso, donde hay tres funcionarios de la Gobernación de Norte de Santander también involucrados, se habría incurrido en una “posible restricción que probablemente ocasionó que a la licitación solo concurriera un proponente y que, en consecuencia, la entidad no tuvo la oportunidad de realizar una comparación de ofertas y elegir la más favorable”.

Este contrato tenía un plazo de ejecución de 12 meses, desde el 23 de marzo del 2016.

Villamizar fue consultado por una emisora nacional sobre estas irregularidades, y dijo no tener conocimiento sobre las mismas, y sostuvo que esa contratación fue hecha por Ifinorte, y que dicha entidad cumplió con los procesos de licitación y escogió a la empresa que cumplía con el pliego de condiciones.

Sin embargo, enfatizó que esta situación sería llevada a consideración a la junta directiva, la cual él preside.

En el departamento

En el departamento de Norte de Santander Niu-Telco SAS también tiene a su cargo un proyecto casi que idéntico al desarrollado en La Guajira. En este caso el valor del mismo es por más de 11.384 millones de pesos.

Este proyecto cuya acta de inicio fue firmada el 10 de abril de 2019 tiene una duración de 24 meses y se desarrolla en los 39 municipios del departamento en 100 instituciones educativas, capacitando a 300 docentes del área de inglés y beneficiando a 61.503 estudiantes. 

La empresa Niu-Telco SAS es la encargada de la operación del proyecto; la Universidad Distrital Francisco José de Caldas participará como interventora y la administración departamental como entidad ejecutora.

Además, en la página de contratación pública está actualmente convocado un contrato que reza: Aunar esfuerzos y recursos técnicos, logísticos, administrativos y financieros entre el departamento, la UFPS, y Niu-Telco para la ejecución de las actividades del proyecto denominado “Aprovechamiento de la Biodiversidad con potencial acuícola para el desarrollo de la acuicultura continental en el departamento”.

Este por un monto de 13.977 millones de pesos y que beneficiaría a estos municipios: Chinácota, Durania, El Zulia, Puerto Santander, Ragonvalia, Salazar de las Palmas, Santiago, Sardinata y Tibú. 

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas