Escuchar este artículo

Directora de escuela rural de Sardinata “no va desde hace un mes”

Viernes, 23 de Agosto de 2019
Padres y líderes comunales del corregimiento Luis Vero piden el cambio de la funcionaria, porque “no da la cara”.

Desde este jueves se cumple un ‘Plan candado’ en la puerta principal en la centro educativo rural La Divina Esperanza, en el corregimiento Luis Vero de Sardinata, en contra de la directora de la institución, María Belén Ríos Hernández.

La protesta es liderada por padres de familia y representantes de 120 niños que ven clases allí y por líderes comunales, quienes pegaron carteles y cerraron el plantel para presionar a la Secretaría de Educación de Norte de Santander la designación de un nuevo director, pues están descontentos con el proceder de Ríos Hernández.

Según Juan José Luna, vicepresidente de la Asociación de Juntas (Asojuntas) de Luis Vero, la directora mantiene un “persecución” a algunos docentes que trabajan con ella, “no va desde hace un mes” al colegio y no les rinde cuentas de los recursos que llegan.

“Hemos tenido inconvenientes con ella, le pedimos una entrega de cuentas, porque el año pasado llegaron 12 millones de pesos y no sabemos en qué se invirtieron. Queremos que nos dé cuentas claras, con la debida facturación y las cotizaciones de las compras”, afirmó. 

El líder comunal manifestó que “llegan ahora 30 millones de pesos y no nos quiere dar la cara, para que escuche lo que necesitamos en las escuela”.

Luna informó que en una oportunidad, junto con los papás, la citaron, pero María Belén Ríos Hernández se negó a asistir, alegando que no tenía nada que responder ante ellos.

El vicepresidente Asojuntas de Luis Vero aseguró que la queja ya fue elevada a la Secretaría de Educación, pero que los funcionarios que los atendieron “no los vieron con buenos ojos”. Lo que también les preocupa es que la directora, quien tiene casi dos años en el puesto, también es la encargada de otras 17 sedes escolares.

La rectora no ha acudido a la cita de descargos

La Opinión consultó a la Secretaría de Educación sobre la situación en Luis Vero, por la que los niños están perdiendo clases, e informó que los habitantes dieron a conocer, a finales del mes pasado, la situación directamente al gobernador William Villamizar y que solo hasta el 15 de agosto se le puso en conocimiento a este despacho de dicho problema.

La directora fue citada a descargos, para que expusiera su versión, a quien le dieron un plazo de tres días hábiles para que cumpliera este requerimiento, pero no lo hizo. Por tal razón, le reiteraron la citación y tendrá chance hasta este lunes, 26 de agosto, para dar respuesta.

Según el ente, si María Belén Ríos no da la cara le abrirán un proceso disciplinario.

Image
Web la Opinión
Web La Opinión