Escuchar este artículo

Dramática situación de 100 familias de Toledo por deslizamientos

Sábado, 17 de Julio de 2021
Los labriegos, que han perdido pastizales, cultivos de caña, café, plátano y frutales y daños de sus viviendas, están pidiendo ayuda de los gobiernos regional y nacional.


La tregua dada por las lluvias en las últimas horas ha permitido que las autoridades municipales de Toledo lleguen hasta los puntos críticos donde han ocurrido fenómenos de remoción en masa y avenidas torrenciales (crecidas repentinas producto de fuertes precipitaciones que causan aumentos rápidos del nivel de agua de los ríos), con un primer balance de 100 familias afectadas en al menos 30 veredas de la localidad. 

Un equipo de reporteros de La Opinión que se desplazó hasta esa municipio de Norte de Santander pudo evidenciar una gran afectación de la infraestructura vial, en sedes educativas, acueductos veredales, daños en vivienda y pérdida de cultivos.

Yorley Carrillo, coordinadora del Consejo Municipal de Gestión del Riesgo de Desastres del municipio de Toledo, dijo que la emergencia ocasionada por las fuertes precipitaciones mantienen sin el servicio de luz a los corregimientos de Samoré y Gibraltar desde hace varios días por el colapso de torres de energía, afectando a más de 500 familias.

Así mismo, desde el  pasado 12 de julio se presentó una emergencia en el Gasoducto Gibraltar-Bucaramanga propiedad de Promioriente, a un costado de la vía la Soberanía en la vereda Río Negro, por lo que también ese servicio está suspendido mientras la empresa cumple el proceso de reparación del daño.

La funcionaria dijo que ante las emergencias registradas la Alcaldía de Toledo decretó la calamidad pública, activando el plan de contingencia y como respuesta básica a la situación funcionarios de Gestión de Riesgos de Desastres continúa con las visitas a las veredas donde se encuentran los puntos críticos con el fin de evaluar los daños, junto con el grupo operativo de la Defensa Civil, la Unidad Municipal de Asistencia Técnica Agropecuaria (Umata) y la Secretaría de Planeación.

Ayer, los funcionarios municipales visitaron la vereda La Camacha, donde el día anterior se presentó una avenida torrencial, así como las veredas Palmar Alto, Palmar Bajo, Hato Alto, Román y Sabana Larga, donde se registraron fenómenos de remoción en masa, además de deslizamientos sobre la vía La Soberanía, y el desbordamiento de las quebradas La Piazola y Támara, con derrumbes además en vías terciarias de Toledo.

La coordinadora del Consejo Municipal de Gestión del Riesgo de Desastres dijo que le están pidiendo a la comunidad que ante cualquier situación de emergencia que pueda ocurrir, comunicarse de manera urgente con las instituciones municipales y los grupos de socorro para brindarles la atención necesaria.
 
En dichas veredas los labriegos, que han perdido pastizales, cultivos de caña, café, plátano y frutales y daños de sus viviendas, están pidiendo ayuda de los gobiernos regional y nacional con maquinaria amarilla para desbloquear las vías afectadas, así como obras de mitigación que protejan sus terrenos y pertenencias de la acción de las lluvias, situación que es recurrente en temporadas invernales.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Se registra remoción en masa del terren0./ Fotos /Pablo Castillo
Image
Eduardo Bautista
Eduardo Bautista