Escuchar este artículo

El “buchón de agua” asfixia dos lagunas en Mutiscua

Martes, 6 de Julio de 2021
Para evitar que los espejos de agua se sequen, ambientalistas recomiendan retirar gran parte de la planta invasora.

Para las autoridades municipales y ambientales es motivo de preocupación el estado que presentan las lagunas de Ravicha, macho y hembra, localizadas en la vereda La Aradita, comprensión municipal de Mutiscua.

Los dos espejos de agua, localizados a 2.730 metros sobre el nivel del mar, en los últimos años se poblaron de una planta invasora que con el tiempo las podrían sedimentar y con ello secarse al quedar abonadas por materiales orgánicos.

Se trata de un vegetal de la especie “eichhornia crassipes”, que tiene diversos nombres, entre ellos buchón de agua, jacinto de agua, lirio acuático, flor de bora, tarulla, camalote o reyna.

Tiene como característica especial bulbos con aire que flotan y le brotan flores de color morado. Se reproduce en las aguas dulces de los sistemas que proceden de las cuencas amazónicas y en Colombia de los ríos Magdalena, Cauca, lagunas, lagos y demás vertientes.

Se considera una especie invasora, por lo que en varios países de América es motivo de preocupación al ocupar los espejos de agua y hace parte de las listas de plantas más dañinas del mundo por los efectos que causa en las fuentes hídricas.

“Este buchón de agua es una especie de la cuenca amazónica que tiene una gran adaptabilidad a diferentes ecosistemas y ambientes”, afirmó el biólogo de la Universidad de Pamplona, Luis Roberto Sánchez Montaño.

El profesional y director del Herbario Regional Catatumbo-Sarare de la Unipamplona y quien hizo parte de la delegación que estuvo conociendo la situación de las lagunas, puntualizó que la planta puede prosperar desde las regiones cálidas hasta las frías, como el caso Mutiscua que hace parte del Páramo de Santurbán.

Sobre el sistema de reproducción vegetativa, indicó que es acelerado lo que hace que se propague rápido y en el caso de las lagunas de Ravicha, al no tener depredador se ha convertido en una especie invasora.

Esto, según el biólogo es motivo de alarma, porque el buchón genera mucha materia orgánica que al descomponerse va generando suelo y podría con el tiempo acabar con la laguna.

Sánchez considera que para evitar que eso llegue a ocurrir en el futuro, lo mejor es retirar de manera manual gran parte de la planta y dejar poblaciones pequeñas para que no se vaya a afectar la fauna compuesta por aves, insectos y ranas, entre otros animales. 

Para el director territorial de la Corporación Autónoma Regional de la Frontera Nororiental (Corponor), Henry Cruz, antes de proceder con cualquier tipo de acción, primero hay que tener autorización del propietario del predio en donde están las lagunas y a partir de ahí se emite el concepto ambiental.

“Se debe hacer la limpieza de manera manual y tratar de aprovechar el material orgánico que se genere con la extracción”, afirmó Cruz. 

También aseguró que hay un preacuerdo con el propietario del predio para aislar las lagunas con la colaboración de la Alianza Biocuenca.

El funcionario enfatizó que hay que cuidar los sistemas ambientales y que además se tiene el componente de fomentar el agroturismo o turismo contemplativo.

El alcalde de Mutiscua, Misael Gamboa, señaló que está preocupado por la especie invasora, por lo que la propuesta es limpiarla para que los espejos de agua continúen prestando los servicios ecosistémicos a la región.

“Nuestro municipio es ocupado por más del 70% del Páramo de Santurbán y se produce el agua que forma el río Zulia”, agregó el alcalde. 

El ambientalista y residente en la vereda La Aradita, Edwin Navas, sobre cómo llegó esa especie a las lagunas, dijo que al parecer en la década de 1.900 un poblador de la zona trajo unas plantas del interior del país. “Los resultados de la matica exótica es que después de muchos años se está comiendo la laguna”. 

Pero para él, la especie invasora, así tenga aspectos negativos, también se ha constituido en un medio que atrae muchas aves silvestres, entre ellas las migratorias que llegan a descansar y algunas a reproducirse sobre el manto de las plantas.

“Mutiscua es conocida por ser un ecosistema de tránsito para las aves que migran en ciertos periodos del año, como es el caso del pato canadiense”, narró Navas quien promueve el ecoturismo responsable.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Buchón de agua en laguna de Mutiscua. / Cortesía/ La Opinión
Image
Roberto Ospino

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas