Escuchar este artículo

El Museo Casa Natal del General Santander tiene grandes trabajadores

Domingo, 3 de Octubre de 2021
El empleado más antiguo lleva 23 años cuidando este patrimonio nacional.

El Museo Casa Natal del General Santander es Bien Patrimonial del Ámbito Nacional.

Le puede interesar: Carreras técnicas, eficaces para reactivación: Banco Mundial

Es un inmueble de grandes valores históricos y arquitectónicos, pues fue la casa donde nació el prócer de la Independencia, el General Francisco de Paula Santander el 2 de abril de 1.792 y en donde vivió sus primeros años de vida hasta 1.805 cuando se fue a Bogotá a continuar con sus estudios.

La Casa Natal fue declarada Monumento Nacional mediante la Ley 164 del 30 de diciembre de 1.959, desde entonces, es un punto de encuentro reconocido como uno de los más importantes centros culturales y sociales de la región donde la comunidad rosariense y nortesantandereana puede participar de las diferentes actividades educativas y culturales que allí se desarrollan, así como también, de las visitas guiadas por todo el museo.

Este lugar se mantiene en óptimas condiciones gracias a un equipo de trabajo que, día a día y durante muchos años, ha aportado su granito de arena para hacer que funcione de la mejor manera y que pueda estar al servicio de todos los nortesantandereanos y turistas que deseen conocer la historia del ‘Hombre de las Leyes’.

La Opinión tuvo la oportunidad de dialogar con los colaboradores  más destacados y antiguos del museo, quienes contaron su experiencia y cómo trabajar aquí les ha cambiado la vida. 

Image
Casa Museo Santander-Bicentenario

 

Susana Quintero Borowiak

Es la directora del Museo Casa Natal del General Santander desde el 2 de abril de 2017, lo que significa que, ingresó a laborar el mismo día del natalicio del “Hombre de las Leyes”.

Lea aquí: Liberan a los dos guardias de Venezuela detenidos en La Parada

Susana comentó que es la encargada de que el espacio funcione de manera activa cada día, por lo que, desde que llegó allí, ha estado diseñando diferentes actividades y proyectos en pro de la educación y la cultura.

Su trabajo con los museos inició hace 20 años en Venezuela, resaltando que se desempeñó como jefe de curaduría del Museo de Arte Contemporáneo donde hacían 22 exposiciones al año, una experiencia que califica como gratificante.

Llegó a Colombia hace 10 años por una beca que le otorgaron del Ministerio de Cultura por el Salón Regional de Artistas.

“Luego me gané otra beca de la Fundación Gilberto Alzate Avendaño, en Bogotá, para unos ejercicios de curaduría. Luego trabajé en el Museo Norte de Santander y los últimos cuatro años en la Casa Santander”, expresó Susana.

Asegura que se siente muy afortunada de trabajar no solo en este museo, sino en lo público, porque poder servir a la comunidad es sumamente importante.

“Trabajamos para la gente, pero, además, poder estudiar, indagar, vivir cerca de la historia, de la cultura y del arte es muy enriquecedor. Mi trabajo es una maravilla, porque me permite aprender todos los días de lo que me gusta y trabajar en la Casa de Santander es un privilegio”, agregó la directora.

Susana manifiesta que el mayor reto trabajando en museos ha sido este, el de organizar todo para el Bicentenario. 

“Tenemos dos años planeando y pedaleando qué va a pasar, ha sido una locura. Se nos atravesó la pandemia, pero hay un equipo que reconoció la importancia del Bicentenario más allá de los problemas de la pandemia. Esto es gracias al esfuerzo de muchísima gente como el viceministro de Agua, José Luis Acero y el apoyo del Ministerio de Cultura que ha sido primordial”, mencionó. 

Susana señaló que no se puede vivir en el Valle de Cúcuta y “no conocer la casa, no hay excusas, porque es una entidad del Ministerio de Cultura que tiene acceso gratuito y además es un plan maravilloso para estar en familia, para disfrutar de los espacios, de los jardines, de las historias que contamos y de todo lo que hay por ofertar”.

Image
Susana Quintero Borowiak. / Foto: Jorge Gutiérrez / La Opinión

 

Urielso Torrado Jácome

Oriundo de Ábrego, pero con más de 35 años viviendo en Cúcuta, Urielso es uno de los empleados más antiguos del museo.

Lea además: Con Puntos Colombia, consumidores han aportado a la educación

Llegó hace 23 años a hacer algunos turnos en labores de jardinería, sin imaginar que luego de 15 días se quedaría de manera permanente a cuidar de la casa. 

Es el encargado de todas las tareas de mantenimiento: de los corredores, cafetería, museografía, Salón Santander y algunas veces del riego de las plantas y poda del prado. 

Urielso considera que ha vivido los años más maravillosos de su vida, pues el museo es como su segundo hogar. 

Para él, su trabajo es sumamente importante porque el objetivo es mantener el museo totalmente reluciente. 

“Yo me encargo a veces de los prados, porque como hay compañeros nuevos, pues no saben todavía como es el proceso”, explicó Urielso.

Hace una invitación a todos los nortesantandereanos para que visiten la casa, ya que es un lugar histórico que se encuentra en óptimas condiciones. 

“Nos encargamos de que todos se lleven la mejor imagen del museo. Nadie puede decir que la casa está sucia y fea, porque se mantiene siempre limpia y arregladita”, destacó Urielso. 

Image
Urielso Torrado Jácome. / Foto: Jorge Gutiérrez / La Opinión

 

Sandra Milena Ruiz Botello

Está vinculada al museo desde hace 8 años y es la ficha clave en toda la parte administrativa. 

Le puede interesar: Casa por cárcel para ‘Los Compadres’ del microtráfico en La Libertad

“Apoyo la parte misional en cuanto al normal desarrollo de las órdenes de servicio desde las actividades educativas y culturales, todo en cuanto a pagos, los inventarios, que toda la documentación entre el museo y el contratista que es la Asociación de Amigos del Museo Nacional esté en orden”, señaló Sandra.

En medio de la pandemia, sus tareas se trasladaron al plano virtual, en donde, semanalmente se reunía con su equipo de trabajo y mensualmente visitaba el museo para supervisar y coordinar las actividades del personal de mantenimiento, vigilancia, etc.

Sandra explicó que desde noviembre de 2020, cuando el museo reabrió, se han aplicado todos los protocolos de bioseguridad como el uso del tapabocas, el distanciamiento, la desinfección de manos y el control de aforo, para evitar la propagación del virus entre las personas que llegan a visitar la casa.

Señaló que el año pasado el lugar se tenía reservado para varios eventos privados, pero todos tuvieron que cancelarse, por lo que el museo dejó de recibir algunos recursos, pero, actualmente están desarrollado eventos institucionales y actividades relacionadas con el Bicentenario.

Image
Sandra-Milena-Ruiz-Botello

 

Orbey Pacheco Duarte 

Llegó al Museo Casa Natal del General Santander en enero de 2019, para desempeñarse como monitor educativo y cultural.

Lea además: En Colombia, sólo 20% de empresas invierte en la digitalización de recursos humanos

Su labor es una de las más importantes porque su objetivo principal es ser el guía para quienes visitan el lugar.

“La tarea es orientarlos, acompañarlos y ser el mediador, contándoles todo sobre la historia de la casa, la vida de Francisco de Paula Santander. Es un espacio abierto para poder conversar con las personas, escuchar lo que tengan que aportar, resolver dudas”, dijo Pacheco.

Explicó que, antes de la pandemia, los recorridos solían durar casi 50 minutos, sin embargo, la COVID cambió todo, pues ahora, lo que demora es entre 20 y 30 minutos, a veces menos, todo dependiendo del público que los visite.

Adicional a esto, Orbey tiene la misión de organizar, diseñar, programar y ejecutar actividades educativas y culturales para toda la comunidad, no solo de Villa del Rosario, sino de Cúcuta y su área metropolitana.

Con la llegada de la pandemia, Orbey recuerda que tuvo que olvidarse por unos meses de los recorridos presenciales y adaptarse a la virtualidad. El proceso fue exitoso debido a que fueron uno de los primeros museos a nivel nacional en desarrollar un recorrido por toda la casa a través de una transmisión en vivo por Facebook. 

 

“Tuvimos una muy buena aceptación con más de 100 personas conectadas. Con el teléfono, trípode y audífonos hice el recorrido por toda la casa”, expresó el monitor.

Desde ese momento empezaron a desarrollar actividades virtuales, entre ellas, el especial de un podcast, donde todo el personal del museo participó, y cuyo fin era contar la vida y obra del General Santander en diferentes etapas.

De esta manera, continuaron interactuando con las personas que, sin importar las circunstancias, mantenían su interés por participar de las actividades y lograron desarrollar varios recorridos virtuales con diferentes instituciones educativas del área metropolitana.

Orbey comentó que, muchas actividades que se desarrollaban de forma presencial tuvieron que adaptarse a las nuevas tecnologías como ‘El Taller de Pachito’, las clases de tejido y los ‘Diálogos con Yaque’, entre otras.

No obstante, desde noviembre del año pasado lograron reabrir nuevamente el Museo Casa Natal del General Santander para atender de manera presencial al público, obviamente con todos los protocolos de bioseguridad.

“Estamos atendiendo público presencial todas las tardes de martes a viernes, de 2:00 p.m. hasta las 5:00 p.m., y fines de semana, de 3:00 p.m. hasta las 6:00 p.m.”, dijo Orbey.

Pacheco destacó que, están trabajando fuertemente para aportar todos sus recursos humanos y físicos a la celebración del Bicentenario.

Orbey hace una invitación a todos los nortesantandereanos, para que visiten el museo y conozcan la riqueza cultural e histórica que tiene la región, pues se trata de la casa de Francisco de Paula Santander, el hombre que para muchos es el más importante que ha tenido la Gran Colombia.

Image
Orbey Pacheco Duarte. / Foto: Jorge Gutiérrez/ La Opinión

 

Andrés Carvajal 

Cumple una doble función en el museo: es el gestor de colecciones, pero a su vez, el encargado de prensa.

Lea aquí: Explosión, daños y miedo tras ataque al Ejército en Tibú

Llegó en noviembre de 2019 y, desde entonces, considera que trabajar en este lugar ha sido una de sus mejores experiencias.

Como gestor de colecciones cumple con la labor de supervisar que los 142 objetos de colección que tiene el Museo Casa Natal del General Santander se mantengan en buen estado. 

“Cuando se hacen las limpiezas de los objetos, el gestor debe estar supervisando. Debemos estar pendientes de las situaciones medioambientales, porque si hay mucha humedad hay que hacer cambios y correr los objetos”, explicó Andrés. 

Destacó que entre los elementos de colección se encuentran algunos cuadros, libros, una jarra y bandeja que pertenecieron a la esposa de Francisco de Paula Santander, una caja fuerte, entre otros, los cuales se mantienen desde finales del siglo XIX. 

Desde el área de prensa su labor es dar a conocer momentos o fechas claves como, por ejemplo, el natalicio del General Santander, informar a la comunidad cuando el museo reabrió sus puertas luego de más de 249 días de estar cerrado y momentos especiales del Bicentenario.

En La Opinión trabajamos para llevarte la mejor información local y regional sumado al análisis de los hechos fronterizos para mantenerte bien informado. Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Andrés Carvajal. / Foto: Jorge Gutiérrez/ La Opinión
Image
Deicy Sifontes
Deicy Sifontes