Escuchar este artículo

Eln retuvo a periodistas y a defensor en el Catatumbo

Sábado, 16 de Febrero de 2019
Los guerrilleros despojaron a los trabajadores de dos canales nacionales de sus equipos.

De acuerdo con el comandante de la Segunda División del Ejército, general Mauricio Moreno, miembros de la institución frustraron el secuestro de dos equipos periodísticos de Noticias Caracol y Noticias Uno, quienes estaban en la jurisdicción de Teorama, Norte de Santander. 

Los periodistas y camarógrafos, al parecer, se movilizaban por la zona, verificando la situación ambiental que dejó el derrame de crudo, luego del ataque terrorista del Ejército de Liberación Nacional (Eln) al oleoducto Caño Limón-Coveñas. 

De acuerdo con el general, los hechos se presentaron la mañana de este sábado en el corregimiento San Pablo de Teorama. “Nos enteramos que el Eln tenía intención de secuestrar un equipo periodístico. Logramos contacto con diferentes fuerzas y no permitimos la acción”. 

El oficial explicó que los comunicadores y sus camarógrafos fueron interceptados por cuatro hombres armados, quienes los retuvieron por unos minutos y le quitaron los equipos de trabajo y los celulares. 

“Las personas fueron maltratadas verbalmente. Luego de la presión que ejercieron las tropas los subversivos dejaron en libertad a los cinco hombres”, dijo el oficial. 

Además, se llevaron la camioneta con un valor de 150 millones de pesos de la Unidad Nacional de Protección, asignada al defensor.

Las personas víctimas del hecho son Diego Veloza de Noticias Caracol, su camarógrafo, Neiser Velazquez, Enrique Cárdenas de Noticias Uno y su camarógrafo y Jorge Solano defensor de Derechos que acompañaba a los comunicadores en su labor. 

Una vez despojados de los elementos de trabajo, el equipo se trasladó hacia la base militar de La Esmeralda de Convención donde fueron evacuados vía helicoportada hacia el batallón de Infantería Número 15 Santander de Ocaña.

Solano Vega se mostró extrañado por la manera como los subversivos no escuchan a nadie. “La intención nuestra es hacer seguimiento a la violación de los derechos humanos con los efectos de la mancha de petróleo por la voladura del oleoducto. Hablé con ellos y estaban empeñados a llevarse la camioneta y todos los equipos”, recalcó.

Fue enfático al manifestar que no hay otro camino para alcanzar la paz como es el diálogo. “Ellos dominan la región como les da la gana y entonces se requiere con urgencia que el Gobierno se siente a dialogar”.

Image
Colprensa
Colprensa