Escuchar este artículo

Emergencia por agua: familias de Chitagá tienen cinco días sin el servicio

Miércoles, 27 de Junio de 2018
El batallón García Rovira facilitó un carro cisterna para suministrar agua potable a los pobladores.

Los fuertes aguaceros que han caído en Chitagá tienen afectados a los 995 usuarios del servicio de acueducto (3.500 personas). El sistema de captación de la planta de tratamiento no está operando con normalidad y desde hace una semana las familias no tienen agua potable.

La situación se agudizó en los últimos días cuando el agua de las quebradas La Viuda, El Arpero y de una de las nacientes del páramo Las Sardinas, empezó a llegar cargada de lodo y material vegetal, lo que hace imposible que sea captada a la planta de tratamiento.

La  jefe de la Unidad de Servicios Públicos de Chitagá, Danithza Lorena Basto Angarita, dijo que los aguaceros registrados en la parte alta de la población han producido deslizamientos.

“Está bajando el agua con alta sedimentación y así es imposible tratarla para ser enviada a los hogares”, dijo.

De acuerdo con Basto el páramo es una zona de reserva que está al cuidado del municipio, pero por la fragilidad e inestabilidad del terreno arenoso, cuando llueve torrencialmente el agua baja cargada de lodo y de material vegetal.

Igual ocurre con las cuencas de la quebrada La Viuda, en donde la semana pasada se presentó un derrumbe que obstaculiza el ingreso de agua al acueducto, localizado en el barrio La Aurora.

Igualmente el caudal del Arepero va en aumento, lo que dificulta la captación de agua limpia.

Soluciones

Para suplir la carencia de líquido se empezaron a instalar mangueras para traer agua de las nacientes alternas y depositarla en la planta de tratamiento.

De acuerdo con Basto esta sería una de las soluciones provisionales que garantizaría poco a poco el servicio.

Para distribuir el líquido a los barrios del municipio, el Batallón García Rovira le facilitó a la Alcaldía un carro cisterna que estará disponible hasta que se supere la emergencia. Para ello, se hizo un cronograma y se habilitaron puntos estratégicos.

Basto, en nombre del alcalde Fredy Quintero Mogollón y su equipo de trabajo, solicitó a la comunidad tener paciencia mientras se supera el problema originado por las lluvias.  

La secretaria de Gobierno, Diana Bautista, agradeció la colaboración que les presta el Ejército a través del comandante del Batallón García Rovira, coronel Wilson Meneses, lo cual les ha ayudado para aliviar la falta de agua potable. A la par, dijo que se activaron los planes de contingencia.

Image
La opinión
La Opinión