Escuchar este artículo

En el Catatumbo sigue la pesadilla por guerra entre Eln y Epl

Martes, 1 de Mayo de 2018
La falta de transporte, por el paro armado del Epl, para sacar los productos generó grandes pérdidas económicas.

Luego de 15 días de parálisis de todo tipo de actividades comerciales, el frente Libardo Mora Toro del Epl levantó el paro armado en la zona del Catatumbo.

En un video, ese grupo disidente al que el gobierno denomina como Los Pelusos, señaló que en acatamiento al llamado de las comunidades está dispuestos al diálogo para dar una salida a las diferencias existentes con el Eln.

Grandes pérdidas económicas generó la parálisis en esta zona rural de Norte de Santander por la falta de transporte para sacar los productos hacia las plazas de mercado.

Lea además En el Catatumbo vuelven a las calles, pero continúa el temor

Además, como la ‘guerra’ entre el Eln y el Epl completa ya 45 días, unas 9.500 personas permanecen en los refugios humanitarios y esperan garantías para retornar a sus parcelas y continuar actividades agrícolas.

Cordón humanitario 

El defensor regional del Pueblo, Nelson Enrique Arévalo Carrascal, quien hace el acompañamiento a las comunidades por medio de los corredores humanitarios, dijo que aunque el paro armado llegó a su fin, la confrontación armada  entre esas organizaciones continúan.

Desde la defensoría se puede decir que las comunidades tienen un alivio a partir ya que se pueden transportar y sacar los productos que estén en buen estado.

“No ha terminado el conflicto, en cualquier momento se pueden presentar combates lo que genera desplazamiento, es algo entendible para las comunidades atemorizadas en estos momentos”.

Le puede interesar En El Tarra, Hacarí, Teorama y San Calixto no han reiniciado las clases

Con respecto a los campos minados indicó que se ha elevado la respectiva alerta  y los organismos tienen conocimiento, lo que perjudica a la población civil que vive en el Catatumbo”, agregó.

(En refugios humanitarios permanecen unos 9 mil 500 labriegos a la espera de las condiciones para el retorno.)

Suenan balaceras en las montañas 

El personero de San Calixto, José Luis Franco Pinzón, aseguró que las condiciones no están dadas para la operación retorno y más cuando se escuchan las ráfagas de fusiles en las montañas Manifestó que la situación se ha complicado debido a los enfrentamientos cerca a los refugios humanitarios.

Por su parte, el personero de Hacarí, Diógenes Quintero, consideró como un alivio para la comunidad el levantamiento del paro, pero que lastimosamente la guerra entre el Eln y el Epl no ha cesado. 

“Existen sitios muy críticos donde continúa el desplazamiento forzado por el fuego cruzado, despojos de tierra e instalación de artefactos explosivos”, según indicó.    

El director ejecutivo de la Asociación de Municipios, ingeniero Emiro Cañizares Plata, asegura que durante el cese de actividades los labriegos perdieron unas 4.320 toneladas de productos agrícolas e indica que el caso más triste es el mercado de la cebolla, pues cuando se dio la tregua, sacaron unas 600 toneladas y el comercio se encontraba inundado con el producto importado desde Perú e incluso Holanda. 

Aseguró que existen unas 6.000 toneladas que se pueden salvar y comercializar una vez estén dadas las condiciones de mercadeo.

Se espera un reabastecimiento de las plazas de mercado, que hayan condiciones para que los niños vuelvan a clases y las empresas transportadoras puedan despachar los vehículos hacia esos destinos.

Entre tanto, el Ejército y la Policía adelantan operaciones para retomar el control de la zona. Los subversivos en su afán de evadir el cerco militar proceden a instalar campos minados sin medir las consecuencias. 

Prueba de esta situación de riesgo para la población civil, es el agricultor herido el pisar una mina antipersona en la vereda Filo de la Banqueta.

Image
La opinión
La Opinión