En Los Patios, 'El Sol' se oscurece en infraestructura

Miércoles, 7 de Abril de 2021
Este barrio del municipio de Los Patios se cimentó en el año 1980. Desde entonces, sus vecinos han sido aguerridos luchadores por un mejor hogar.

En la montaña con calles y llena de casas que se avista desde el hospital de Los Patios, es donde se ubica el barrio El Sol, un sector que, aunque fue legalizado desde la década del 80, ha sido víctima de la desidia y el abandono gubernamental.

Este sector inició como casi todos los barrios de Cúcuta y el área metropolitana, siendo una invasión. Hoy, sin importar el sector donde está, se ha ido constituyendo con el esfuerzo de todas las personas que viven en ese lugar.

Rita Hernández, presidenta de la Junta de Acción Comunal (JAC) y residente allí, asegura que cuando ella era una adolescente de 17 años, su familia llegó a este barrio en busca de un sitio donde construir una vivienda y así tener un lugar seguro para vivir sin ningún problema.

“Era un terreno que pertenecía al doctor Julián Caicedo. En 1980 llegamos las primeras familias y ocho años después se concretó la compra de los primeros lotes por parte de la Junta de Acción Comunal”, relató.

Hernández, como líder comunal, conserva las escrituras en las que data que fueron alrededor de mil metros los adquiridos por la comunidad.

Lea también: Chinácota no dejó morir sus tradiciones de Semana Santa en Pandemia Image

Se distribuyeron en manzanas y poco a poco forjaron su territorio. En la actualidad, hay un total de nueve cuadras, donde están construidas 120 viviendas, en las que habitan cientos de familias. Sin embargo, todos esos hogares se han visto afectados por la falta de apoyo de las administraciones municipales de Los Patios.

Los trabajos a ‘medio hacer’

Eddy Sánchez, otra vecina de la parte alta, vive en la zozobra. Ella ha visto como la calle que queda al frente de su casa se ha desplomado, y aunque han hecho arreglos, los considera “pañitos de agua tibia”.

El paso de los vehículos tuvo que ser restringido por completo, debido a que se podrían ver envueltos en una tragedia porque el terreno en este momento es inestable.

Este problema no es de hace poco. Es una situación que lleva muchos meses y que, incluso, ha sido foco de promesas políticas incumplidas.

La presidenta de la JAC señaló que en la administración anterior de Los Patios le informaron que los arreglos ya estaban proyectados, sin embargo, cuando fue a preguntar sobre el avance de la iniciativa, se llevó la sorpresa de que no había ninguna información al respecto.

Trajo a colación que hace pocos años hicieron unos arreglos en esta calle, pero la estructura, al parecer, no fue bien diseñada, por lo que terminó desplomándose casi en su totalidad y se logró ver que parte de los materiales usados no eran adecuados para la vía.

A la fecha, la lideresa tomó la decisión de llevar ingenieros para que hagan los estudios pertinentes y de esta manera presentar un proyecto concreto a la administración municipal, para ver si así logran la intervención.

Le puede interesar: Museos de Pamplona ofrecen variedad cultural y religiosa

“Si esta vez no nos ponen cuidado, nos vamos a la Gobernación, y de ser necesario viajo a Bogotá a presentar la petición. Esa calle es un riesgo que se debe mitigar cuanto antes”, precisó Hernández.

Image
Las zonas de riesgo mantienen a la comunidad en zozobra

Un noviembre trágico

Una desviación del servicio de acueducto, que beneficia a unas edificaciones contiguas, es otro de los dolores de cabeza de los vecinos de El Sol.

“El callejón que pasa por la avenida tercera recibía poca agua en sus primeros años, pero un tubo que dejaron allí ocasiona que el nivel del agua aumente, y cuando llueve es aún peor”, dijo uno de los vecinos del barrio.

El nivel del agua, cuando hay lluvias fuertes, supera el medio metro, y cada vez que hay ola invernal las personas que viven en la entrada deben recoger sus pertenencias y resguardarlas en un lugar seguro, pues es inevitable que sus viviendas se inunden.

Un barrio ganador

A pesar de los múltiples problemas que padecen, los habitantes de El Sol califican a sus líderes como pujantes y perseverantes.

Dos concursos han ganado para fortalecer el crecimiento del barrio, uno de ellos para lograr la construcción de un centro de reciclaje, junto con las canecas necesarias y la capacitación de los encargados.

Lea también: En vivo | Foro sobre la situación de las mujeres en Norte de Santander

Así mismo, obtuvieron el arreglo del salón comunal y ahora están en busca de otros recursos para completar las adecuaciones necesarias para que se pueda poner al servicio de todos los que viven en este humilde barrio.

Muy bien rodeado

Si bien El Sol no cuenta con escenarios de recreación o educación propios, a pocos kilómetros se encuentra el Instituto Técnico Mario Pezzoti, la Parroquia Santa Rita de Cassia y el Hospital de Los Patios.

“Todos esos centros están al servicio de los sectores aledaños, lo único que hace falta aquí es adaptar un parque con juegos infantiles para que los niños tengan su espacio de esparcimiento”, precisó la lideresa del barrio.

Sin andenes

En un recorrido hecho por el equipo de Comunidad por este barrio, se evidenció que la mayoría de los andenes se encuentran destruidos.

Incluso, los porches de las casas presentan grandes grietas. Los vecinos no dudan en pedir que los ayuden con estos arreglos, que son estructurales y que les puede traer consecuencias a largo plazo.

Image
l Sol, aunque carece de espacios públicos propios, está rodeado de otros barrios que gozan en infraestructura
Image
La opinión
La Opinión