Escuchar este artículo

En Toledo los incendios han arrasado con 35 hectáreas

Miércoles, 27 de Febrero de 2019
El fuego acabó con vegetación nativa, cultivos de caña, frutales y pastizales.

En Toledo se registraron incendios que acabaron con 35 hectáreas de vegetación nativa, cultivos de caña, frutales y pastizales.

La primera conflagración se presentó en la vereda El Limoncito, localizada en el corregimiento de San Bernardo de Bata. La segunda fue en el sector El Naranjo a cinco minutos del perímetro urbano de Toledo.

El coordinador de Gestión del Riesgo de Toledo, Arturo Mora, dijo que la situación en San Bernardo de Bata fue preocupante, porque las llamas amenazaron con alcanzar la válvula del gaseoducto que procede desde Gibraltar y va hacía Bucaramanga.

El incendio se extendió por la zona montañosa y se requirió la intervención de bomberos de Pamplona y de Gestión del Riesgo de Norte de Santander para poder controlarlo.

En el caso de la vereda El Naranjo, la intervención de las comunidades rurales, personal de la administración municipal, del Batallón García Rovira y de la Policía lograron apagar el incendio en la tarde del martes.

Mora manifestó que se quemaron más de cinco hectáreas entre cultivos de caña, frutales y pastizales.

También las llamas consumieron un almacenamiento de insumos agrícolas en una de las fincas.

El coordinador Mora dijo que los incendios producidos en el municipio han sido ocasionados por la acción de pirómanos. El funcionario solicitó a las comunidades rurales que durante temporada seca no hagan quemas controladas porque podrían ocasionar emergencias.

Lea también Incendio en San Bernardo, Toledo

Toledo en la actualidad no cuenta con voluntarios activos de la Defensa Civil por lo que el alcalde, Jairo Alberto Castellanos, empezó a reorganizar el grupo para que atienda las emergencias.

En Toledo el primer incendio del año se originó a principios de enero en la vereda San José del Pedregal, en donde se reportó la quema de más de 10 hectáreas de vegetación. 

Después, por acción humana, se controló otra conflagración en el sector de San Javier, ubicado cerca del casco urbano del municipio. El fuego afectó siete hectáreas de vegetación natural. 

Image
La opinión
La Opinión