Estado de calamidad en nueve pueblos

Viernes, 19 de Octubre de 2018
Como consecuencia del hundimiento de las vías que los comunican con el resto del departamento.

A los nueve municipios  del departamento declarados en estado calamidad pública se sumaron otros 25 que presentaron afectaciones por derrumbes e inundaciones que provocaron  las intensas lluvias.

La cordinadora departamental de Gestión de Riesgo de Desastres, Adriana Milena Arias Carrillo, dijo que por derrumbe de la banca carreteable están incomunicadas parcial o totalmente las cabeceras municipales de Ragonvalia, Chinácota, Toledo, Labateca Chitagá, Cácota, Salazar de las Palmas, La Esperanza y Bucarasica.

Las localidades más afectadas son Toledo, Labateca y La Esperanza, como consecuencia del hundimiento de las vías que los comunican con el resto del departamento.

Le puede interesar Lluvias siguen afectando vías en Norte de Santander

Hay derrumbes de consideración en las vías a Santiago, Villa Caro, Arboledas (tramo hacia Villa Sucre), así como en Tibú, donde la creciente del río homónimo causó inundaciones y daños en viviendas.

Arias dijo que también hay inundaciones en Puerto Santander, Mutiscua, y Bochalema, por lo que planea apoyo con maquinaria para despejar los derrumbes producidos por las lluvias sobre las vías.

En el comité de Gestión del Riesgo fueron declaradas alertas para disponer atención a las familias afectadas, que ayer ascendían a 1.000 en todo el departamento. A la fecha, la ola invernal ha cobrado la muerte de dos personas, una en Ocaña y la otra en Gramalote, por caídas de aludes de tierra sobre las viviendas donde habitaban.

Anuncian ampliación del proyecto de alertas

Alexander Ramón Valencia, director del proyecto de alertas tempranas ante eventos climáticos, dijo que se puso en marcha la segunda fase de este sistema que se opera de manera conjunta con  el Consejo Departamental de Gestión del Riesgo y la universidad de Pamplona, con la novedad de que ahora cubrirá todo Norte de Santander.

Lo que se busca es generar el sistema completo con los actores de gestión del riesgo, pero ahora incluyendo los planes de acción para saber cómo actuar ante un evento adverso por  inundaciones o deslizamientos de tierra”, dijo Valencia.

En esto ya se trabaja con los alcaldes y las comunidades, dándoles a conocer el sistema, adecuado para advertir de la proximidad de inundaciones 

En total son 35 las estaciones de monitoreo que funcionan en igual número de municipios, y desde allí, vía telefónica, se informa a los comités de riesgo de las novedades que se presentan en materia climática y ambiental.

También se aspira a hacer la alianza con el Ideam, para crear un centro regional de pronósticos, aclopado a la plataforma de la entidad nacional.

Puerto Santander, en alerta

El alcalde de Puerto Santander, Henry Manuel Valero, dijo que como consecuencia de las fuertes crecidas de los ríos Zulia, Pamplonita y Táchira se presentaron inundaciones en el sector La Isla y en los alrededores de la Escuela Urbana Integrada, dejando como consecuencia 200 familias afectadas. El pasado viernes fue declarada la alerta amarilla.

El mandatario hizo un llamado al Consejo Departamental de Gestión del Riesgo para que en su municipio se instalen tres alertas tempranas para monitorear los caudales de los tres asfluentes que bañan su territorio.

Ocaña, también

Las autoridades de este municipio emprendieron ayer tareas para prevenir tragedias y evitar inundaciones en el municipio. 

En este orden, la secretaría de Vías, Infraestructura y Vivienda adelantó la remoción de escombros y limpieza en el barrio Los Fundadores, parte alta, con miras a retirar de las vías el material de arrastre que se extendió en las vías como consecuencia de las lluvias de los últimos días.