Escuchar este artículo

Estudiantes de la Unipamplona están inconformes con las clases virtuales

Sábado, 4 de Abril de 2020
De un 100% de los estudiantes, se puede decir que un 15% ya tuvo un colapso de estrés.

Líderes estudiantiles de la Universidad de Pamplona expresaron su inconformidad por el desarrollo de las clases virtuales, medida tomada para evitar que se reunieran en las instalaciones, en el marco de la pandemia provocada por la COVID-19.

No contar con las herramientas necesarias, como acceso a un computador o internet, el aumento de la carga académica y las pocas soluciones en el desarrollo de las clases prácticas de algunas carreras son las principales quejas del estudiantado.

“De un 100% de los estudiantes, se puede decir que un 15% ya tuvo un colapso de estrés, ansiedad o depresión, un 20% no tiene los recursos económicos o la accesibilidad, un 15% está en áreas rurales y un 20% no cuenta con las herramientas TIC”, indicó una estudiante que pidió la reserva de su nombre.

Entre las soluciones que son viables ante esta problemática, se destacan la suspensión del calendario académico, como se ha hecho en los paros estudiantiles, mientras se normaliza la situación o abrir un espacio en las aulas virtuales para que los estudiantes que no tengan acceso a las TIC, puedan hacer sus actividades. 

Ivaldo Torres, rector de la Universidad de Pamplona, precisó que están cumpliendo las órdenes presidenciales que, en primer lugar, piden acatar la emergencia sanitaria que conlleva al aislamiento y evitar conglomeraciones en lugares. En segundo lugar, soportar la formación de los estudiantes desde la virtualidad.

“Nosotros no podemos tomar las mismas medidas de los colegios porque en las universidades tanto públicas como privadas el semestre es de 16 semanas, no tenemos como recuperar el tiempo perdido, además, tenemos que soportar laboralmente a los trabajadores”, afirmó Torres.

En cuanto a las clases prácticas, informó que, según el Ministerio, cuando se normalice la situación, se hará un plan de fortalecimiento intensivo para estas áreas. En caso de que los estudiantes no puedan llevar a cabo sus labores, les dan la opción de cancelar durante todo el semestre. 

Además, los docentes están obligados a tener comunicación con los estudiantes y encontrar una solución a las falencias tecnológicas que se puedan presentar.

“Los rectores de las universidades estamos pidiéndole al Gobierno que les garantice a los estudiantes una red de internet sobre todo en las zonas rurales y más vulnerables”, dijo el rector, sobre los jóvenes que a la fecha no pueden acceder a las TIC.

Image
La opinión
La Opinión