Escuchar este artículo

Falta de andenes pone en riesgo a estudiantes de La Frontera

Domingo, 9 de Abril de 2017
Los alumnos del megacolegio deben caminar por la angosta y transitada carretera de La Parada, en Villa del Rosario.

Llegar hasta el megacolegio La Frontera, en La Parada, se convirtió en una aventurada travesía para los estudiantes que viven del otro lado de la frontera, quienes  recorren cerca de dos kilómetros desde San Antonio del Táchira, para recibir clases.

La angosta carretera de La Parada por donde caminan se convirtió en un paso tenebroso en el que deben disputarse el paso con las busetas, que corren a gran velocidad para lograr llenar su cupo. La falta de señalización y la ausencia de reductores de velocidad tienen sin control a los conductores.

El peligro al que se exponen los estudiantes al ingresar y salir del megacolegio se debe a que la carretera que transitan es la principal vía de La Parada.

A esto se le suma que la mayoría de los pocos andenes del lugar son utilizados como parqueaderos, por lo que los menores deben saltar a la calzada para continuar su camino al colegio.

La semana pasada, un carro embistió a un niño de 6 años que iba de la mano de su hermana de 8 años. Los menores tuvieron  que tomar la carretera, porque el andén estaba invadido por un vehículo que se abastecía de gasolina.

El carro, que iba alta velocidad esquivó una buseta, pero no vio los niños y alcanzó a golpear al más pequeño.

“La niña jaló de la mano al hermanito, si no, la llanta del carro lo hubiera atrapado”, dijo Karen Toro, habitante de La Parada.

Aunque la tragedia no fue mayor, el peligro sigue a la vista de los policías de Tránsito que se ocupan de mantener el orden en la Autopista Internacional Simón Bolívar y que, según los vecinos, no prestan atención al peligro al que se exponen los estudiantes.

Según German Berbesi, rector del megacolegio La Frontera, el transporte escolar del corredor humanitario funciona sin ningún problema, por lo que no se explica por qué algunos niños no lo utilizan y se exponen de esta forma.

Según Saúl Cristancho, secretario de gobierno de Villa del Rosario, en el retorno de clases de Semana Santa se pondrán vigilantes de tránsito a la hora de salida de clases.

“Hay que ver que posibilidades hay para ampliar los andenes, porque con la construcción de las urbanizaciones, estos se limitaron”, dijo Cristancho.

Angélica Rojas | Practicante de periodismo

Image
La opinión
La Opinión