Escuchar este artículo

Fuera de servicio, 21 laboratorios de coca

Jueves, 30 de Abril de 2020
La producción de drogas fue hallada en zonas rurales de los municipios de El Tarra y Tibú.

El negocio de la droga no se detiene a pesar de las afectaciones que ha dejado la pandemia del coronavirus y las restricciones de las autoridades en todo el territorio nacional.

Así lo demuestra el reciente hallazgo de 21 laboratorios artesanales para la producción de drogas hallados en zonas rurales de los municipios de El Tarra y Tibú, en la convulsionada región de El Catatumbo.

Las acciones fueron adelantadas en el marco de la Campaña Militar y Policial Esparta, en donde tropas del Ejército en coordinación con la Policía de Antinarcóticos trabajaron  en conjunto con la Fuerza Aérea Colombiana.

De acuerdo a la información entregada por el Ejército, la operación militar afectó las finanzas de las disidencias de las Farc, presentes en medio del conflicto armado en esta zona del departamento.          

“Las estructuras de fabricación rudimentaria tenían una capacidad de producción  total mensual de 2.520 kilos de pasta base de coca, cifra que traducida en el ámbito de la comercialización ilegal dan cuenta de ganancias de más de dos mil seiscientos millones de pesos”, señala el informe oficial.

 En proceso

Al momento de los hallazgos, los soldados de la Trigésima Brigada de la Segunda División, ubicaron al interior de las estructuras un total de 982 kilos de pasta base coca en proceso. Así mismo, 18.235 galones entre gasolina, petróleo y ACPM, precursores químicos que emplean para la producción del alcaloide.

También 1.840 kilogramos de urea,  720 kilos de cemento y 350 de cal, así como gran cantidad de elementos, máquinas y recipientes para dicho procesamiento.

 La operación militar afectó las finanzas de las disidencias de las Farc.

De acuerdo, al perito especializado de la Dirección Antinarcóticos de la Policía, el contundente golpe, sumando valores de las estructuras, precursores químicos y ganancia de la comercialización ilegal asciende a más de tres mil millones de pesos.

“La Segunda División con su Trigésima Brigada continúa su misión indeclinable de propender por la seguridad y defensa de los pobladores de Norte de Santander, neutralizando las acciones delictivas y criminales que pretendan perturbar la paz y la tranquilidad de los colombianos”, agrega el informe.

Image
La opinión
La Opinión