Escuchar este artículo

Habilitan hogar de paso para la comunidad u’wa en Toledo

Martes, 10 de Abril de 2018
80 millones de pesos invirtió la Alcaldía en la adecuación del inmueble ubicado en el corregimiento Samoré.

En el corregimiento Samoré de Toledo se habilitó un hogar de paso para la comunidad india u’wa, en el que la Alcaldía invirtió 80 millones de pesos.

El inmueble fue acondicionado con camarotes, baño, sala, comedor y cocina. Allí se recibirá a los indígenas que se desplacen a esa población a requerir servicios médicos.

El alcalde, Jairo Alberto Castellanos Serrano, dijo que el proyecto surgió en un encuentro con la comunidad y manifestaron la necesidad de contar con un espacio en donde albergar a los enfermos y a sus acompañantes transitoriamente.

“Ante las autoridades tradicionales indígenas, Vladimir Moreno Torres y Yimy Aguablanca, hicimos el compromiso de gestionar los recursos para adquirir el hogar de paso”, manifestó Castellanos. 

Para el funcionario uno de los propósitos de la casa es que la comunidad ancestral mejore las condiciones de vida y sientan que hacen parte de la comunidad toledana. 

El alcalde también mencionó que empezaron las construcciones de las escuelas en dos comunidades del corregimiento Samoré, como son Sisiera y Kuitua, que beneficiarán a 40 niños.

La inversión asciende a 200 millones de pesos aportados por el municipio a través del sistema de regalías.

“Estamos sorprendidos con este aporte hecho por el alcalde, Jairo Castellanos. En el pasado nos habían prometido cosas y no nos cumplían, desconociendo el sentir de nuestra comunidad”, dijo la representante de las siete comunidades del resguardo unido u’wa, Delicia Wilchez Aguablanca.

También indicó que en los dos últimos años han visto que la Alcaldía está atenta para suplir las necesidades de los aborígenes.

Aguablanca indicó que el inmueble que les entrega la Alcaldía será para beneficio de las siete comunidades (1.180 personas), entre las que se encuentran dos en Chitagá y cinco en Toledo.

“Ahora van a tener la posibilidad de alojamiento y de alimentación para que la estadía en la casa sea de una manera más digna y puedan recuperar la salud”, precisó. 

Aguablanca afirmó que debido a la distancia entre el corregimiento con los asentamientos indígenas, a dos días de camino, era indispensable poner en marcha el proyecto.

“Queda demostrado que el alcalde cumple con los acuerdos que se hicieron hace más de dos años”, sostuvo.

Image
La opinión
La Opinión