Escuchar este artículo

Hacen desinfección en las bibliotecas públicas en Ocaña

Viernes, 31 de Julio de 2020
Se implementa diferentes protocolos de bioseguridad con el fin de frenar los contagios.

La Secretaría de Educación Cultura y Turismo adelanta proceso de desinfección de las bibliotecas públicas en el municipio de Ocaña. 

El titular de esa dependencia, Raúl Rolando Castro Ojeda, manifiesta que en un eventual retorno los usuarios podrán disfrutar del mundo de la lectura segura.

El funcionario explica los propósitos encaminados a hacer frente a la COVID-19 donde el gobierno municipal implementa diferentes protocolos de bioseguridad.

“La administración desde que comenzó la emergencia sanitaria ha mostrado su compromiso de evitar la propagación del virus en la ciudad. Es por esto que adopta diferentes estrategias con el fin de frenar los contagios; desde las diferentes secretarías se aplican lineamientos que contribuyan al cumplimiento del objetivo”, precisó.

Indica que desde hace un mes se lleva a cabo un proceso de desinfección a todo el material que hace parte de las bibliotecas públicas como la Luis Eduardo Páez Courvel, ubicada en el Complejo histórico de la Gran Convención y la Chaid Neme, situada en el sector norte de la ciudad. Finalamente, este proceso se estará llevando a cabo en el Centro de Consulta, Mario Javier Pacheco García

El secretario de Educación, manifiesta que desde hace un tiempo se desarrolla un proceso de desinfección de todo el material bibliográfico de los centros de consultas.

Lea También: A pedazos se cae techo del templo San Diego de Boquiní en Ocaña

 La primera fase fue de planeación donde se fijan metas y trazan tareas encaminado al acondicionamiento de los sitios con la respectiva desinfección. Otro de los aspectos es el relacionado con la apertura gradual, pero se extendió el aislamiento hasta el mes de septiembre. Sin embargo, a los asiduos lectores no se les ha privado el servicio y se apropiado un mecanismo viable el préstamo de los libros.

“De 8:00 de la mañana a 1:00 de la tarde cumpliendo con el pico y cédula, la gente puede suscribir un acta de compromiso de llevarse el material y devolverlo dentro de una semana”, reitera el funcionario.

 Los asiduos lectores de Ocaña ven con buenos ojos los protocolos de bioseguridad encaminados a la apertura gradual de las bibliotecas.

 El profesor especialista Wilson Enrique Ramírez manifiesta que, así como se autoriza la apertura de centros comerciales y entidades bancarias, podría ocurrir con las bibliotecas siguiendo todos los lineamientos de bioseguridad.

Comenta además, que le parece una buena estrategia del préstamo a personas serias a un término fijo con el fin de mantener el ejercicio.

Image
La opinión
La Opinión