IGAC cerró puertas en Ocaña y en Pamplona rechazan su supresión

Lunes, 28 de Diciembre de 2020
En Ocaña, Asomunicipios busca manejo del catastro. En Pamplona la decisión afectará a ocho municipios.

La supresión de la Unidad Operativa Catastral del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC), no fue recibida con agrado para las autoridades y usuarios de la regional de Pamplona al considerar que afectará la presentación de los servicios a más de 100.000 pobladores de nueve municipios.

La decisión que se hará efectiva a partir del 1 de enero de 2021 está contenida en la Resolución 1010 del 2 de diciembre de 2020, firmada por la directora general del IGAC, Olga Lucía López Morales, en donde se establece la supresión de 43 Unidades a nivel nacional, entre ellas las de Pamplona y Ocaña, en Norte de Santander.

En el documento se plantea que se habilitaron 17 gestores catastrales que implicará la reorganización de los recursos físicos, humanos y tecnológicos orientados a mejorar la gestión del Instituto Geográfico.

Las funciones o actividades de formación catastral y de actualización que venían cumpliendo la UOC, serán asumidas por la Dirección Territorial, en este caso posiblemente en Cúcuta. 

Encadenado  

La semana pasada un grupo de usuarios protestó en la entrada del Palacio Municipal en donde quedan las oficinas del IGAC, exigiendo que los servicios continuaran en Pamplona.

Entre ellos estaba el estudiante de derecho, Germán Castellanos, quien se encadenó en la reja de la entrada de la Alcaldía y afirmó que no van a dejar que se lleven del municipio la documentación, porque es patrimonio de los pamploneses.

“Como líderes de Pamplona, no vamos a permitir que las oficinas o la documentación se la lleven para otro departamento o zona del país”, afirmó.

Con una cadena amarrada en el brazo izquierdo, precisó que continuará con este tipo de protesta pacífica y que está dispuesto, con un grupo de ciudadanos, a ponerle candados a las oficinas para que no saquen la información catastral que le pertenece a Pamplona.

Castellanos, convocó a la solidaridad de los habitantes de los nueve municipios que hacen parte de la jurisdicción del Instituto Geográfico Agustín Codazzi y enfatizó que la lucha debe ser de todos y no de unos pocos.
También el constructor Josué Natividad Flórez Peña dijo que la supresión de la oficina afectará no solo a la comunidad pamplonesa, sino a los habitantes de los municipios Bochalema, Cácota, Chitagá, Labateca, Toledo, Mutiscua, Pamplonita y Silos.

Otorgan incentivos a contribuyentes en Pamplona

 

 

“Todos necesitamos de alguna manera los servicios del IGAC e inclusive para quienes requieran tramitar la libreta militar deben presentar un certificado de ese organismo”, sostuvo.

En este sentido puntualizó que va a ser muy dispendioso desplazarse hasta Cúcuta a adelantar cualquier diligencia o como lo plantean a Villavicencio, en donde quedaría la sede de Pamplona.

Flórez Peña, puntualizó que el Instituto no puede hablar de sistematizar el sistema para los trámites virtuales, cuando en Pamplona tiene más de 12 años que no se actualiza la documentación catastral.

Comprometidos 

Los alcaldes que conforman la Asociación de Municipios de la Provincia de Pamplona se reunieron con el director ejecutivo, Elio Serrano, y asesores jurídicos en donde analizaron la situación que consideraron crítica para la ciudadanía de la regional.

Quedó el compromiso de enviar un oficio a la dirección general del IGAC para solicitarle que dejan un año más las oficinas en Pamplona para que después el municipio asuma la responsabilidad de ser gestor catastral.

La Unidad de Pamplona adelanta diligencias relacionadas con compraventa de predios, englobes, desenglobes, construcciones en lotes, autoevalúo, inclusiones de predios al sistema que no tienen catastro, rectificaciones de predios, nombres y áreas. Cancelaciones de predios, complementos o correcciones de nombres y mutaciones de lo rural a los urbano o viceversa.

En Ocaña la situación no es mejor

Mientras los habitantes de la región disfrutaban en familia de las fiestas navideñas y a pesar de las voces de rechazo de las diferentes entidades, fueron cerradas las oficinas del Instituto Geográfico Agustín Codazzi ubicadas en la Terminal de Transportes del municipio de Ocaña. 

Inicialmente el archivo fue trasladado a la ciudad de Cúcuta, pero a partir del mes de abril las gestiones de los habitantes de esta zona del país  dependerán de las oficinas de Villavicencio, mientras las alcaldías adelantan el proceso del catastro multipropósito.   

Durante la reciente visita del Presidente de la República, Iván Duque Márquez, los alcaldes hicieron la petición encaminada a la  financiación de proyectos de implementación de catastro multipropósito para la subregión y evitar dificultad entre los habitantes de la región. 

“Avanzar en el proceso de habilitación de gestión catastral, queremos ser el administrador del servicio en la provincia de Ocaña, es una de las apuestas interesantes para estructurar proyectos de impacto regional”, señaló el director ejecutivo de Asomunicipios, Edgar Andrés Pallares Díaz.

Hoja de ruta de la intervención del hospital de Ocaña

 

 

“Debemos cumplir una serie de requisitos técnicos jurídicos y financieros. Esperamos, de acuerdo con la participación de todos los municipios, cumplir con esas disposiciones”, explicó.

Los alcaldes tuvieron un primer acercamiento con la directora López Morales donde se planteó que la Asociación maneje esos servicios en la zona del Catatumbo.

Los mandatarios reclamaron el  acompañamiento técnico de la entidad en el proceso de habilitación como gestor catastral que tiene proyectado adelantar Asomunicipios con el apoyo del Programa de Cooperación Internacional Colombia Transforma. 

El alcalde de El Tarra, Yair Díaz Peñaranda, se muestró preocupado por el cierre de la oficina porque se constituye en un espacio  importante para el desarrollo de la subregión. 

“Es pertinente que la Asociación de Municipios sea el gestor catastral”, precisó.   

El exalcalde de Ocaña, economista Luis Eduardo Vergel Prada, señaló que obedece a una política nacional para dar vida al catastro multipropósito. 

“Colombia está muy mal en la actualización lo que perjudica enormemente las arcas de los municipios en el impuesto predial y actividades de las personas. En 4 años, esas oficinas ineficientes, corruptas para los trámites, deben modernizarse”, agregó.

 Por su parte, el arquitecto Jhonny Peñaranda, indicó que es un proceso de transición a nivel nacional. 

“El gobierno se dio cuenta que es una de las entidades más paquidérmicas que afecta el desarrollo de los proyectos, se necesita una cartografía completamente actualizada. El atraso es mayúsculo en ese sentido, se requieren gestores en terreno para brindar ese servicio a nivel regional, dinamizar el proceso y evitar demoras en la planeación”, indicó.

Calificó como un acierto la asignación de la Asociación de Municipios como un gestor catastral para superar ese atraso.

Image
La opinión
La Opinión