Formulario de búsqueda

-
Domingo, 2 Septiembre 2018 - 3:41am

La desaparición forzada, un duelo que “no tiene fin”

La guerra de más de 50 años ha dejado en Norte de Santander unas 5 mil víctimas de desaparición forzada.

7AmkxCAYE9
Plataforma: 
VidWeb

Luis Delgado, un camionero de Norte de Santander que se movilizaba por las vías del norte de Colombia, se comunicaba por teléfono con su esposa Emilse Contreras cada vez que salía a trabajar, para contarle cómo iba el viaje; pero un día, esa acostumbrada llamada no ocurrió.

Han pasado 27 años desde que él desapareció. En 1991, dos hombres armados lo sacaron a la fuerza de la residencia donde pernoctaba en su viaje para llevar una mercancía hacia Santa Marta. Desde entonces, la familia de Delgado, en especial Contreras, no ha logrado hallar paz, ante la incertidumbre de no saber qué paso, quiénes se lo llevaron y por qué. 

“Empecé a decir: ‘pero por qué Luis no me llama’, y como al mes yo viajé allá a la residencia donde él llegaba y me dijeron que de ahí era donde se había ido. Que dos señores lo habían sacado de la residencia, que se había ido y que no había vuelto”.

Lea además Autoridades confirman que continúan las desapariciones forzadas en el país

Fue en ese momento cuando el sufrimiento de quien ahora es una líder de víctimas de este flagelo, en Cúcuta, se agudizó. “Fue una cosa inesperada para mí, el dolor, la preocupación por los pelaos -sus hijos-. Se me vino el mundo encima y yo no encontraba qué hacer”.

(Luis Delgado, esposo de Emilse Contreras, fue sacado a la fuerza por dos hombres del lugar en el que se hospedaba, hace 27 años, y no se volvió a saber de él.)

Esta víctima del conflicto armado clama conocer la verdad y tener los restos de quien fue su pareja, para darle una digna sepultura. “La muerte es muy dura, pero uno entierra a una persona y uno dice ‘bueno, hay una tumba o un motivo, hay a quien investigar, o conocer uno las razones, el por qué’; pero eso así... esto -el dolor por no saber en dónde está su esposo- no tiene fin”, señaló Contreras.

Con el pasar del tiempo, esta mujer se dio cuenta de que hay “mucha gente que está pasando” por este mismo sufrimiento. “Yo digo que nadie se merece esto, porque esto es muy bravo… No sé por qué pasó lo que pasó, no entiendo. Mi vida cambió totalmente”, afirmó Emilse Contreras, quien llora la usencia de Luis cada vez que recuerda lo ocurrido.

A Contreras le tocó salir adelante con sus cinco hijos por sí sola y hoy tiene toda su fe puesta en el trabajo que pueda desarrollar el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para encontrar el cuerpo de Luis Delgado y los cadáveres de las demás víctimas desaparecidas. 

CICR: Atención a familias ha sido insuficiente

Luis Delgado lamentablemente es parte de la cifra de 5 mil casos de desaparición forzada de Norte de Santander, según datos recopilados por Medicina Legal, organismo que trabaja en este flagelo desde hace décadas y que viene impulsando la campaña ‘#AquíFaltaAlguien’, para ayudar a las familias víctimas.

(Verónica Hinz, jefe de la delegación del CICR en la zona nororiental de Colombia.)

Verónica Hinz, jefe de la delegación del CICR en la zona nororiental de Colombia, de la cual hace parte el departamento, manifestó que la atención a los núcleos familiares de los desparecidos, por parte del Estado, ha sido insuficiente.

“En el país las cifras son un poco inciertas, pues hay diferentes entidades que manejan estadísticas. Sin embargo, según el Instituto de Medicina Legal, se habla de casi 150 mil reportes de personas dadas por desaparecidas, 61% de ellas en el marco del conflicto armado”, añadió.

Le puede interesar CICR pide a Duque priorizar búsqueda de 83.000 desaparecidos

Hinz sostuvo que, para el CICR, es muy importante que las familias obtengan las respuestas adecuadas sobre el paradero de sus seres queridos. Por eso el Gobierno debe impulsar la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas (UBPD), creada en el acuerdo de paz firmado con las desmovilizadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc).

“Esta unidad fue creada el año pasado, pero todavía no es operacional. Pensamos que es muy importante que esta tenga los recursos humanos y financieros para poder tener presencia en los distintos territorios y así empezar el proceso de búsqueda con las familias y organizaciones sociales y de víctimas”.

Verónica Hinz subrayó que los acuerdos se firmaron hace casi dos años y todavía el trabajo de búsqueda no ha empezado, por lo que esta situación ha incidido mucho en el dolor de los parientes de los desaparecidos, “que se quedan en esta incertidumbre”.

¿Qué hace difícil el proceso de búsqueda?

Uno de los aspectos es el tiempo transcurrido desde la fecha del hecho, lo cual afecta la capacidad de memoria de los familiares; también la falta de un engranaje o coordinación entre todas las entidades que desarrollan estos procesos, las condiciones geográficas y del terreno en donde pudieran estar los restos de las víctimas, así como el desconocimiento muchas veces de las normas por parte de las autoridades.

¿Qué se necesita para esta labor? ¿Colombia tiene los recursos humanos?

Es un proceso que necesita un trabajo muy detallado para reconstruir los hechos, lograr llegar a una conclusión y poder recuperar el cuerpo. Colombia dispone de profesionales muy calificados y con buena preparación. El CICR siempre está dispuesto a brindar asesoría técnica para fortalecer el trabajo.

¿Es posible comenzar ahora?

Claro que es posible empezar a desarrollar el trabajo de búsqueda ya. No hay que esperar más para dar respuesta a las familias, a las cuales acompañamos y apoyamos en la búsqueda y las orientamos en este proceso. También tenemos en Cúcuta un programa para apoyar a unas familias en actividades de generación de ingresos económicos.

Una vez hallados los restos mortales, ¿cuánto más debe esperar la familia?

Los restos se trasladan a Medicina Legal para la identificación formal, esto puede tardar al menos seis meses, y después se les hace entrega, para que los familiares puedan hacer el entierro.

Verónica Hinz concuerda con lo que dijo recientemente Christoph Harnisch, jefe de la delegación del CICR en Colombia, sobre “la falta de voluntad política” en esta materia por parte de las autoridades colombianas, para que las víctimas puedan por fin cerrar el ciclo de ese duelo.

Fotos: Cortesía y Mario Caicedo

Leonardo Favio Oliveros

leo.oliveros@laopinion.com.co

Periodista venezolano, interesado en temas de frontera e internacionales.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Publicidad
Cúcuta
Artículo

20 días sin tránsito en las calles de Cúcuta

Desde el 28 de agosto no hay quién imponga comparendos en la ciudad.

César Obando
Región
Artículo

Áreas estratégicas, en la mira

Dos veedurías buscan vigilar estas zonas y evaluar la eficacia de la gestión ambiental en la región.

Archivo
Publicidad
Pamplona
Artículo

Pamplona: hospital ya pagó $6.200 millones

Con el pago de las deudas, el hospital se salvó de una liquidación que parecía inminente.

Archivo
Judicial
Artículo

Contrabandista herido, en procedimiento policial

El gremio gasolinero denuncia cobro de dinero y exceso de fuerza de la policía.

Cortesía
Publicidad


Es el primer portal gastronómico de Norte de Santander, donde se resalta lo mejor de los sabores regionales, nacionales y mundiales.
Nuestros suscriptores cuentan con su propio espacio con privilegios y beneficios. Aqui puedes hacer parte de este selecto club.
Un espacio dedicado a las variedades y lo más impactante del mundo del entretenimiento. Encuentre aquí los personajes e historias.
La labor investigativa de nuestro equipo periodistico se congrega en esta sección dedicada a mostrar a profundidad y con más detalles de los hechos.
En este espacio nuestros clientes podrán promocionar su negocio o encontrar una propuesta que se adapte a sus necesidades.