Escuchar este artículo

Manejo del río Pamplonita es contradictorio

Domingo, 21 de Agosto de 2016
2.500 litros de agua se pierden en las fincas que tienen concesión de agua, antes de llegar a El Pórtico

Mientras en Corponor se hacía un conversatorio para promover la cultura del agua y evitar que el preciado líquido sea solo un objeto comercial, en la misma entidad protectora del ambiente se busca que lo que queda del río Pamplonita siga siendo explotado.

Si bien la intención de la Corporación es “regularizar el uso del agua en Cúcuta y Los Patios” y verificar el cumplimiento de las condiciones definidas para el uso del recurso hídrico, el principio es el mismo: el río sigue siendo usado pese a su deplorable condición.

Según el director de Corponor, Gregorio Angarita, los actos administrativos que expide Corponor para las concesiones de agua tienen unos compromisos conocidos por los productores de arroz y los prestadores del servicio de acueducto de Cúcuta y Los Patios.

Sin embargo, a la altura del caudal entre el puente de San Rafael y La Donjuana, el agua escasea.

Esta situación, está generando un impacto ambiental y, nuevamente, la mortandad de peces.

A estos problemas, se suma la dificultad en el suministro de agua para los acueductos privados de Los Patios.

“Nos reunimos para buscar un consenso que nos permita garantizar el recurso hídrico para que la última fase de la siembra de arroz culmine satisfactoriamente, y también para garantizar la prestación del servicio de acueducto para los dos municipios”, explicó.

Pero aunque se pretende “asegurar un caudal ecológico generoso que nos permita evitar cualquier clase de afectación ambiental”, está pendiente el control para verificar que la cantidad de agua captada sea la misma estipulada en la concesión.

Dicho control, según el funcionario, “permitirá una verificación de los caudales que se están captando y que superan lo concesionado”.

Desde la semana anterior, afirmó, los productores de arroz deberían retornar, durante el día, el 50 por ciento del agua autorizada como concesión.

Es decir, si se concesionaron 70 litros de agua por segundo, deberán devolverse 35 litros de agua por segundo al caudal, con el fin de recuperarlo.

Por otra parte, dijo, se están adelantando actividades contra de los captadores ilegales.

“Con el director de fiscalías, queremos lograr que se acaben los trinchos que hacen para desviar el agua, y además, que se judicialice a las personas que están atentando contra el bien colectivo”.  

Este fin de semana, se verificaron los caudales, y hoy se debería entregar un informe técnico actualizado sobre la forma como Aguas Kpital y Aguas de Los Patios garantizarán la prestación del servicio a sus municipios.

Mañana, se conocería el diagnóstico y se informará a la comunidad lo que se prevé para los próximos tres meses, aunque resulta evidente que el recurso hídrico sigue siendo afectado sin que haya resultados en materia de las anunciadas investigaciones de la Fiscalía, la erradicación definitiva de los trinchos, o las sanciones que deberían lograr que el afluente no muera.

En sectores como El Pórtico los niveles de agua del río Pamplonita son muy bajos y tiene preocupados a las autoridades ambientales.

Mientras tanto...

Juan Saldarriaga, profesor del departamento de Ingeniería Civil y Ambiental de la Universidad de Los Andes, fue el conferencista que estuvo en la Corporación con la intención de “ayudar a la gente a cambiar de paradigmas sobre la forma de manejar el agua en las ciudades”.

“Lo que mostramos es que, cuando alguien haga un proyecto de manejo integral del agua, lo primero que debe conocer es el estado del agua para esa ciudad”, dijo. “Creo que esto va a servir para que el manejo del agua se convierta en un propósito de la ciudad y no el propósito de una sola empresa o de un solo grupo, o de un grupo político, o de una autoridad ambiental”:

Agregó que se debe tener absoluta claridad sobre el uso del agua en la zona metropolitana y “dejar de pensar únicamente como empresas y empezar a actuar como sociedad”.

La Opinión