Escuchar este artículo

Patio Antiguo, a la espera de mantenimientos deportivos y pavimentaciones

Miércoles, 14 de Abril de 2021
Durante más de medio siglo, este barrio del municipio de Los Patios ha visto crecer numerosas generaciones de amantes al deporte gracias a sitios como la Cancha El Cují.

Miguel Landazábal | Practicante de periodismo

 

El barrio Patio Antiguo, como profesa su nombre, nació hace más de 60 años en lo que se conocía como el corregimiento de Villa del Rosario, en un terreno asentado por familias que, generación tras generación, continúan trabajando por su comunidad, como los Niño, Márquez, Vásquez y Hernández, recordados por todos sus vecinos.

En un principio, hacían parte del barrio Patio Centro, hasta que, en 1999, al consolidarse legalmente, tomaron como frontera la avenida principal del municipio para renacer con el actual nombre.

El desarrollo de este sector fue de gran importancia para las primeras familias de todo el municipio, gracias a la ‘Toma Duplat’, una fuente hídrica a donde se desplazaban los habitantes para abastecerse de agua y llevarla a sus hogares.

“Era todo un paseo. Era el único lugar que abastecía de agua a los habitantes de Los Patios. Todavía existe la toma, pero ya no se usa porque tenemos nuestro propio acueducto”, explicó Jesús Hernández, presidente de la Junta de Acción Comunal (JAC).

Hoy, Patio Antiguo posee una extensión de once cuadras, repartidas entre las avenidas 10 y 11, desde la calle 23 hasta la 33. Según está registrado en el libro de afiliados de la JAC, existen más de 1.500 personas que transitan y disfrutan de las bondades del barrio día a día.

Image
El Colegio Fe y Alegría es considerado de las mejores instituciones del municipio de Los Patios. /Juan Pablo Cohen /La Opinión

 

Monumento La Cruz

Uno de los emblemas más representativos del barrio es el monumento La Cruz, un crucifijo de anaco marrón que se erige en el sector desde hace muchos años.

Cada fin de semana, la Parroquia San Pablo, que hace parte de Patio Centro, celebra eventos religiosos en el lugar.

“Patio Antiguo hace parte de la parroquia, aunque esta iglesia esté en el otro barrio, pero ya es una tradición celebrar eucaristías y novenas navideñas en comunidad”, afirmó Hernández.

Una cuadra antes, se encuentra el plantel principal de la Institución Educativa Fe y Alegría. Posee las sedes de jardín infantil, sección primaria y secundaria, y lleva alrededor de 40 años de funcionamiento. Por sus primeros lugares en las pruebas ICFES año tras año, Hernández lo califica como uno de los colegios más importantes de Los Patios.

 

Image
Este barrio nació hace más de 60 años, cuando era parte de Patio Centro / Fotos Juan Pablo Cohen / La Opinión.

 

Escenarios deportivos, a la espera de intervención

Al lado del emblema existe un añejo escenario deportivo a la espera de una remodelación desde hace varios años.

“Desde el periodo anterior y mi periodo como presidente, hemos tratado de llevar la documentación pertinente a las administraciones para mejorar el espacio y que sea un sitio de esparcimiento digno para los niños, jóvenes y adultos mayores”, agregó el líder comunal.

En el pasado, fue un foco de inseguridad, pues al tener poca iluminación, era el sitio predilecto para la congregación de pandillas, consumidores de estupefacientes y delincuentes, los únicos protagonistas del lugar.

Hernández comentó que los vecinos ya se sentían presionados. Nadie visitaba la cancha, hasta que, años después, con la ayuda de la JAC y la Policía Nacional, se hizo una recuperación del espacio en un trabajo mancomunado.

Ahora, la situación es diferente. El barrio hoy se considera una zona libre de inseguridad, gracias a que la principal estación de la Policía Municipal está a pocos metros.

Sin embargo, los vecinos continúan a la espera de que la cancha sea renovada en aspecto.

Luego de consultar con la Alcaldía de Los Patios, se conoció que se ha intentado intervenirlo de varias formas, pero tras unas revisiones documentales, encontraron que el espacio está identificado como un predio privado que limita sus funciones.

¿Y el resto?

De acuerdo con la comunidad, la iluminación del barrio se encuentra dividida. Hace año y medio, la concesión de Alumbrado Público del municipio, ‘Energizett’, inició la remodelación de las luminarias a farolas blancas de luz LED.

Relatan que el proyecto marchó bien al inicio, pero lo que no se imaginaron es que solo la mitad de su barrio terminaría con las nuevas luces, después de que la concesión decidiera detener las obras por inconvenientes con la Administración Municipal.

Image
Si bien la cancha El Cují es el mayor emblema del lugar, otros espacios públicos están a la espera de una pronta intervención.

 

Zonas de alto riesgo

El abandono en el que se encuentra la toma de agua se ha convertido en un motivo de alarma. Los terrenos de las casas levantadas a la ladera han ido cediendo con los años, situación que también atañe a otros barrios que colindan con Patio Antiguo, como Videlso y Colorado.

Los comunales trabajan de manera articulada para mitigar el riesgo y lograr que los hogares con esta condición se intervengan.

Situación similar ocurre con las vías. De las once calles que hacen parte del sector, dos se encuentran sin pavimento, y no han sido atendidas por la administración.

“Las calles se han demorado en pavimentar, pero se están haciendo los trámites. Hoy en día, varias casas ya están en condición de riesgo, lo que significa un avance para intervenirlas pronto”, explicó el presidente de la JAC.

La cancha de El Cují

Otro de los emblemas representativos, considerado como parte importante del patrimonio municipal, es la cancha de El Cují, escenario que ha sido sede de torneos de carácter nacional y departamental y promotor de escuelas deportivas.

Su construcción data de los años 50 y a lo largo de la historia ha visto crecer a numerosos jugadores.

Antiguamente era de tierra, lo que ocasionaba alergias y dificultades respiratorias para los vecinos, pero en 2012, con recursos de la Alcaldía y el Departamento de Prosperidad Social (DPS), se remodeló para ser una cancha sintética. En mayo del 2018, recibió una inversión de 1.300 millones de pesos más para intervenir en iluminación, gradas y gramilla.

A un lado de El Cují, se encuentra una cancha de microfútbol con gradas y un espacio de mecanismos de bioseguridad.
 

Image
Los espacios deportivos ligados a este barrio le han otorgado un amplio legado generación tras generación. / Juan Pablo Cohen / Cortesía
Image
La opinión
La Opinión