‘Plantar’, alternativa agroecológica campesina

Lunes, 1 de Abril de 2019
La iniciativa se desarrolla en seis municipios de Norte de Santander, con 12 cultivos de ciclos cortos, y beneficia a 90 familias.

El proyecto 'Plantar', concebido como un modelo agroecológico sostenible que involucra las tecnologías de la información, es ejecutado con éxito en seis municipios de Norte de Santander, beneficiando a 90 familias.

La iniciativa que es respaldada por la Gobernación empezó a dar resultados en 180 hectáreas, donde se tienen 12 cultivos de ciclos cortos.

Así, en Ocaña, La Playa, Convención, Mutiscua, La Esperanza y Arboledas, se tienen cultivos de árboles de cedro, roble, abarco, aguacate, limón tahití, cacao, ciruela, aliso y nogal cafetero.

Teniendo en cuenta los pisos térmicos y las condiciones de los terrenos, también se tiene frijol rosado, plátano, zanahoria, mora y tomate de árbol.

Se destaca que en los terrenos destinados para el proyecto, los cultivos están intercalados entre las especies de ciclos cortos, perennes y árboles forestales.

(Las familias beneficiadas reciben asesoría técnica.)

Plantar, liderado por la Gobernación de Norte de Santander, cuenta con la ejecución de $10.514 millones provenientes del Fondo de Ciencia, Tecnología e Innovación, del Sistema General de Regalías. 

Actúa como operador la Universidad de Pamplona. La Universidad Francisco de Paula Santander también hace parte del proyecto de investigación que culminará, en su primera fase, el 6 de agosto de 2019.  

El docente de la Universidad de Pamplona y gerente del proyecto, Alfonso Capacho Mogollón, dijo que 'Plantar' promueve la agricultura de precisión entre los 15 usuarios de cada municipio beneficiado.

Sobre la aplicación de TIC, Capacho dijo que se hizo la georreferenciación de lotes, análisis de suelos, cobertura vegetal y componente hídrico.

Las 90 familias productoras tienen disponible el acceso a estaciones meteorológicas, que permiten a través de un celular tener datos de las condiciones climáticas, sequía-lluvia, bajas o altas temperaturas.

El gerente sostuvo que al ser un proyecto de investigación tiene el propósito de incentivar al agricultor a que produzca alimentos con menos agroquímicos, a través de la aplicación de controles biológicos (con hongos) para plagas y enfermedades de las plantas.

El asesor científico del proyecto, ingeniero Leónides Castellanos González, aseguró que la finalidad es establecer conciencia entre los campesinos para que produzcan alimentos sanos y sacarle mayor provecho a la tierra con la combinación de cultivos.

Todo esto va acompañado del uso eficiente del agua, buenas prácticas agrícolas y demás servicios ecosistémicos que inciden en el mejoramiento de la nutrición de las plantas y manejo de plagas.

También se favorece la protección de los polinizadores, como abejas, avispas, aves y murciélagos.