Escuchar este artículo

'Preservar la historia genera desarrollo y calidad de vida'

Domingo, 3 de Octubre de 2021
José Amaya pidió más inversión para la conservación de sitios importantes.

La destinación de recursos para conservar y mejorar los lugares que representan hechos históricos relevantes para una región puede mejorar la calidad de vida de las personas que habitan en esos lugares, sumado al desarrollo que generan diversas actividades, como la turística.

Así lo concluyó el historiador, abogado y docente José Antonio Amaya Martínez, miembro de las Academias de Historia de Norte de Santander, Ocaña y estado Táchira (Venezuela) al analizar la importancia que representa para el departamento el Bicentenario de la Constitución.

El también rector del colegio Luis Gabriel Castro, de Villa del Rosario, quien también es especialista en derecho público y licenciado en filología e idiomas, pidió a la dirigencia local mejorar su gestión para que sitios como la Casa del General Santander se convierta en un sitio de mayor interés y su historia se replique en todo el país.

¿Qué tan importante es para el país y la región que las nuevas generaciones conozcan los pormenores de hechos históricos tan importantes como la Constitución de Cúcuta?

Es de mucha importancia para el país porque es el nacimiento de la primera república de Colombia, de esa Colombia grande integrada por Nueva Granada, Venezuela y Quito, pero en muchos lugares del país no se conoce lo que sucedió acá. Aquí en la región muchos tampoco lo conocen. La mayor parte de los habitantes actuales se dedican al comercio y la actividad cultural tiene un índice muy bajo. La dirigencia política no ha tenido un perfil académico que tenga interés por la parte histórica.  

¿Desde la pedagogía, área que usted también domina, cómo se le puede transmitir a los jóvenes la trascendencia de la historia para que no la olviden?

El Bicentenario debió ser el motivo más indicado para transmitir la historia del departamento, pero no solo por las redes (sociales) sino también en cada institución educativa. Años atrás pudieron implementar una cátedra sobre lo que era la Constitución de Cúcuta que fue el eje de nuestra nación y una de las mejores construidas. Los colegios de Norte de Santander no tienen la obligación de enseñar la historia y la Constitución ha quedado para los que saben lo que pasó. A veces, cuando no hay apoyo económico y voluntad política, las cosas no se pueden hacer. La semana cultural de cada colegio debería ser enfocada a este hecho importante.

¿De qué manera se puede lograr que la tecnología (redes sociales, plataformas, páginas web, pódcast, etc) se convierta en una herramienta clave para mantener en el tiempo la historia regional?

'Invadiendo' cada uno de estos instrumentos de comunicación de excelentes documentales que muestren lo sucedido en Norte de Santander. Que existan piezas bien escritas con profundidad histórica y que permanentemente se muevan por la web para que los jóvenes conozcan lo que pasó. Ojalá que los colegios tuvieran la obligación de compartirles a los estudiantes todos estos materiales.

Image
José Antonio Amaya

José Antonio Amaya, historiador

 

¿Cómo puede la historia contribuir al desarrollo social y económico de una región como Norte de Santander?  

La parte histórica genera mucho desarrollo. ¿Cuánto no habrá ganado Italia solo con la torre inclinada de Pisa? Los turistas mueven restaurantes, hoteles, muchos sectores. El complejo histórico de Villa del Rosario donde está el Templo, la Casa del General Santander, las ruinas donde se firmó la Constitución , la primera casa presidencial, todo eso se ha relegado y muchos estudiantes van allá a tomarse la foto para el mosaico de grado y no saben en qué están parados. Debe ser un gran museo, que esté hermoso y hemos desperdiciado ese espacio. Alrededor podrían haber buenos hoteles, restaurantes y eso jalona el progreso económico.  

Sí la educación es clave para no olvidar la Constitución de Cúcuta, ¿qué otros factores podrían ayudar para conservar por siempre la historia?

Podrían realizar una gran convocatoria nacional para que personas que tengan amplio conocimiento den a conocer la historia a los profesores. Ha hecho falta liderazgo político. La Casa del General Santander debería ser administrada por una entidad que sepa y maneje la historia.

¿Se puede, desde la preservación de la historia, lograr que las comunidades se beneficien con mejoramiento de su calidad de vida?
Totalmente. Hay hechos históricos pero también mucho desperdicio. Mire, por ejemplo, la Batalla de Juan Frío fue algo muy importante donde hubo una arremetida al ejército español que estaba de este lado y salieron más allá de San Antonio. En algún momento se pensó en instalar una infraestructura en el lugar para mantener presente ese hecho pero no se hizo nada. Si se hubiera ejecutado Juan Frío hubiera tenido un mejor desarrollo porque la gente llegaría a recordar los sucesos que ocurrieron allá y que ayudaron a la campaña libertadora. Si un partido de fútbol genera empleos, imagínese con  una zona histórica bien desarrollada, eso traería turistas que son los que dejan la plata y mejoraría la calidad de vida. Ha faltado voluntad política.

En Norte de Santander se registraron varios sucesos que contribuyeron al nacimiento de Colombia. ¿Ha faltado más reconocimiento por parte de las instancias nacionales?

Aunque ha existido falta de reconocimiento no responsabilizo al Gobierno Nacional sino a la dirigencia regional. Sí ha hecho falta que a los lugares históricos le den el valor que representan y habría más trabajo, tendríamos estudiantes enfocados en turismo. Hay que poner a valer las cosas.

¿Qué gestiones han faltado desde la región para que con su historia el departamento tenga más visibilidad e importancia en el país?      

Acá algunos dirigentes piensan más en el valor de la gasolina y contratos y no en un buen complejo histórico y toda la trascendencia que ha tenido el departamento en el país. Mire que Ocaña, con el Templo de la Gran Convención, ha sido más celoso y está en mejores condiciones. Todos los dirigentes deberían estar trabajando desde hace más de diez años para comprometer al Gobierno Nacional  e instancias internacionales.  

¿De las acciones que originaron la Constitución de Cúcuta qué destacaría y qué se podría aplicar en la actualidad para mejorar la situación social que vive Norte de Santander?

Lo más importante de esa gran reunión lo resumimos en "la unión hace la fuerza". Se unieron en Cúcuta personas de una gran calidad intelectual y lograron juntar a Quito, Venezuela y la Gran Granada. Lástima que Bolívar tenía otra idea de gobierno. Esta constitución fue hecha por sabios. Podemos aprender que las acciones se deben realizar por gente experta. No podemos, como dice la Biblia, "echarle las perlas a los marranos".

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion 

Image
La opinión
La Opinión